Miguel Orellana in Las Reflexiones de hacen pensar, Oficios y profesiones, Escritores Promotor y comerciante en ventas publicitarias a través de redes sociales. • Comercio independiente Dec 27, 2020 · 10 min read · +700

El sonido de la sociedad, ondas que pueden causar paz o ruidos en distintas emociones y reacciones en todo nuestro ser, depende de su vibración y frecuencia sabremos cómo recibirla y compartirla entre la serenidad y la inquietante frialdad, según “El Método Orellana” (Volumen III)

El sonido de la sociedad, ondas que pueden causar paz o ruidos en distintas emociones y reacciones en todo nuestro ser, depende de su vibración y frecuencia sabremos cómo recibirla y compartirla entre la serenidad y la inquietante frialdad, según “El Método Orellana” (Volumen III)

Hola humano, espero que estés bien, me gustaría que le des click a este link https://youtu.be/cJOXu8CwDgM o el des play si te aparece el video en la pantalla, el cual te llevara a un estado de relajación, por favor coloca el volumen adecuado que te permita hacer la lectura de forma concentrada, veras como todo fluye a través de todo tú universo, gracias!



Bienvenido:


La sociedad, grupo de seres vivos que se forman para establecer distintos patrones de conductas psicológicas, filosóficas y emocionales para cumplir con cualquier objetivo a realizar, la humanidad está repleta de muchas clases de sociedades, en sí, el humano es dependiente hasta de manera involuntaria a cada momento de estar más sumergido en cualquier sociedad del núcleo que lo circunda, por más que no quieras establecerte en grupos diversos de cualquier tipo de cantidades de personas, animales, naturaleza o distinta variedad de vida, tu como humano estarás dentro de una sociedad lo quieras o no, las sociedades de la humanidad se ha caracterizado por millones de años a través de su cultura, religión, deporte, política, economía, entre otros, pero la más importante aquí es la cultura, puesto que en ella se puede ahondar en distintas formas de ver la vida y por ende en esa búsqueda de los conocimientos que en cada sociedad se rige para su propia filosofía de vida, sin importar que por cada grupo social conformado por cualquier ser vivo sea de cualquier raza, etnia, color, genero, ideología, y otros, tenga culturas distintas a las que tú ya puedes conocer y aceptar, aquí entraría la educación que por ahora hayas recibido y la que sigues teniendo sea a voluntad de todo aquello que quieras aprender nuevo o por lecciones de vida que el destino te puede dar, entre algunas de ella encontramos los valores y principios, algunas de las más destacadas seria la humildad, sencillez, respeto, gratitud, sensibilidad, prudencia, responsabilidad, honestidad, solidaridad, empatía, entendimiento, comprensión, amor, experiencia y sobre todo la tolerancia que puede tener ciertos límites dependiendo de lo que podamos estar viviendo y recibiendo como aprendizajes. La sociedad humana por ende suele ser una de las más complejas en toda su hábitat debido a sus cambios emocionales constantes y comparaciones que hacen a cada rato, no las pasamos buscando siempre algo que nos mantenga a la vanguardia de la felicidad de estar bien con nosotros mismos, pero siempre hay algo que puede llegar a perturbar o darnos tranquilidad en nuestro día a día, todo aquello que produzca cambios bruscos o negativos en nuestra forma de ser siempre será causado por algo fuera de nosotros, ya que muy rara vez lo hacemos de forma propia, de ser así, tendrías graves problemas mentales, y todo aquello que produzca cambios suaves y positivos será causado por lo que nosotros decidamos que es bien para el ser interno sin dudarlo en el ahora que vivamos, ningún ser humano es perfecto, entiéndase bien esto, NINGUNO ES PERFECTO, NADIE LO ES, solo la creación es perfecta, solo la naturaleza es perfecta, solo el universo es perfecto, solamente TU eres PERFECTO EN CUERPO Y LOS ORGANOS QUE SE COMPLEMENTAN PARA CUANDO NACISTE Y AUN ASI POR CAUSAS IMPROPIA DEL CREADOR (ES DECIR, POR EL HUMANO, LA MADRE VIDA) EL CUERPO A VECES NACE CON CIERTAS IMPERFECCIONES, pero a nivel de emociones, sentimientos, mentalidad, pensamientos, sonidos que puedas emitir, energías vibratorias y frecuencias que decidas transmitir, comportamientos, uso de raciocinio, entre otras, NO ERES PERFECTO, solo queda tratar siempre de ser MEJOR Y MEJOR, lo que si puede ser perfecto en conjunto con tu cuerpo es el alma y el espíritu que el gran creador te pudo haber dado para que puedas sentir lo que sería la esencia humana dentro de las sociedades que en ella se forman, a todas estas, cada sociedad que se juntan para poder tener comunicación y compartimientos de experiencia en la vida social, amistosa, amorosa, laboral, natural y animal, y demás, es para tener en claro el sentido de la vida, que seria, vivirla a cada momento sin tener cosas negativas que te puedan distraer, entre estas distracciones tenemos una de las más o la más importante que sería “el sonido de la sociedad”, el sonido es todo aquello que se produce por ciertas ondas que viajan a gran velocidad en cualquier espacio de todo lo que podamos percibir en estado inconsciente, subconsciente y consciente, ya que en los sueños cuando estamos dormidos se producen sonidos internos en el origen del mismo, al igual que si llegamos a un estado de meditación cualitativo e incluso cuantitativo a una escala de llegar a un trance mecánico psicológico o cósmico, podremos entonces subir al nivel de un desdoblamiento y quizás llegar a experimentar viajes astrales, universales y poder condicional de aceptar y transformar cualquier sonido interno y externo a favor de esa felicidad de estar en paz con nuestro yo interno, con nuestro ser y obviamente con la unión de la mente y el corazón para exteriorizarlo hacia la esencia de lo que somos como humanos y compartir dichos sonidos con cualquier sociedad que circunde nuestra casa, es decir, el todo universal que está dentro de cada ser vivo.

La voluntad y lo impropio, dos términos que utilizamos para poder definir lo que se quiere hacer de forma natural y todo aquello que se nos obliga a hacer sea por necesidad o porque llego también de forma natural sin haberlo deseado, la voluntad del humano en tratar o querer de ser mejor cada día en su vida al parecer se encuentra un poco escasa, pocos son los que realmente hacen las cosas que siempre quisieron hacer, esto va atado a la mano con la crianza que pudiste haber tenido, al igual que la enseñanza que te dieron en tus escuelas de la vida, cuando el humano logra hacer cualquier cosa que le salga en su corazón para fines de sentirse bien con el mismo y quizás producir una causa y efecto en positivo hacia otros seres vivos esto puede producir ondas de sonidos que pueden manifestarse y transmitirse de forma tranquila, serena y hasta tener la sensación de una paz momentánea o extensa, a decir verdad, todo aquello que se haga a voluntad es lo mejor que el humano puede hacer, mientras y cuando dicha acción sea para bien y no para mal, por ejemplo, si alguien le nace poder hacer un puente de madera y que este adornado con plantas naturales de distintos colores, este puente será hermoso y seguro para todo ser vivo que pueda cruzar en él, en cambio sí se te obliga a hacer dicho puente de forma distinta a lo que tu habías planificado o diseñado de manera involuntaria, harás el puente con energías no acordes a lo que si hubiese sido a la forma hermosa que habías pensado, claro está, no todo será a tu manera a cada rato, es ahí donde la voluntad de lo que tú quieres hacer y lo impropio puede llegar a tu vida en cualquier sociedad en la que compartas tu misma vida social y se vea afectada por sonidos que te traiga paz y serenidad o ruido e intranquilidad y así perturbar tus estados emocionales de muchas maneras para bien o para mal, el humano a veces dice poder disfrutar de manera voluntaria y propia los sonidos de la naturaleza, pero que irónico que el simple silbido de un pájaro en tu ventana con una duración de cinco minutos o más ya empieza a quizás perturbar lo que tú crees que sería la paz de tu casa (yo interno, yo esencial, yo ser), y de seguro esto te ha pasado, así pasa con muchas cosas de la sociedad en la que habitamos, hay muchos sonidos voluntarios o impropios que llegan a nuestros oídos, corazones, alma, espíritu y mente que pueden relajarnos de una manera extrasensorial y otros que nos puede desestabilizar el orden o armonía que puedes tener en tu aquí y ahora de cada instante, a veces el humano es conformista y otros suelen ser todo lo contrario, las personas que siempre buscan constantemente algo que no tienen son aquellas que a cada momento viven cambios drásticos y rústicos emocionales y sentimentales con los sonidos que pueden percibir y recibir de manera voluntaria o impropia, dicho de otro modo, los inconformistas suelen ser intranquilos, hiperactivos, inquietos, ansiosos, nerviosos, angustiados, impaciente, disfrutan muy poco de los placeres de la vida en todos los sentidos, nada los complace, nada lo detiene y mucho menos les gusta hacer pequeñas pausas para analizarse y reflexionar sobre lo que estaría haciendo bien o mal para su vida y como es la acción y reacción que se puede tener para con otros seres vivos en causas y efectos sobre dicha forma de ser y comportarse antes las situaciones y condiciones dentro y fuera de la sociedad en la que pueda vivir en un estado voluntario o impropio (interno o externo) que se pueda experimentar, no con esto te digo que ser inconforme no está bien, lo que trato de decir es que el humano debe buscar la manera de hacer un equilibrio casi perfecto o una alianza entre la conformidad y la inconformidad, la conformidad nos ayuda a establecer patrones de conductas de estar agradecido con lo que tenemos mientras que otros no lo tienen, es poder disfrutar lo que por ahora hemos logrado gracias a los momentos que tenemos de inconformidad, ya que esta nos ayuda a surgir en nosotros una nueva búsqueda o aventura de todo aquello que aún no hemos podido obtener o experimentar, esto va hacia todo lo global que la sociedad y su cultura te puede permitir, no hay límite para las cosas que quieres conseguir, solamente hay ciertos reglamentos y normativas del universo que va más allá de tu misma comprensión como ser humano, para entenderlas, aceptarlas y modificarlas a lo que tú quieres llegar a convertirte en los distintos deseos, sueños, ilusión, fantasía, anhelos y demás tienes que empezar a buscar la serenidad haciendo de tu vida el mejor sonido que puedes producir con el instrumento musical de los latidos de tu corazón, por ejemplo, si alguien toca una flauta de manera armónica tu entraras en un estado de total serenidad, pero si la misma persona la llegara a tocar de forma equivocada e interrumpe dicha armonía, tu tranquilidad se transformara en una reacción agresiva, distante, lejana, ignorando el hecho del porque esa persona pudo haber tenido esa equivocación de tocar una manera desequilibrada o fuera de toda armonía, enseguida sacas el cuchillo o el machete para cortar en pedazos lo que no sirve, mas nunca llegaste al núcleo del problema del porque esa cosa que estaba en completa armonía donde produjo un sonido que te hizo trasladarte a la paz de repente se transformó en un ruido que empezó a perturbar toda tu relajación, quizás la persona de la flauta empezó a tener ciertos problemas y su energía por distintos motivos ya no estaba en total sincronía, la idea es buscar las repuestas del porque pudo pasar eso y cuál sería la solución más viable para que el sonido de la flauta vuelva a regenerarse de forma milagrosa y mágica, y así pasa con todos los sonidos que podemos escuchar, algunos traerán excelente vibración positiva en alta frecuencia y otros en negativo en baja frecuencia, lo que pasa con el humano y la sociedad es que a veces por falta de investigación es que suceden las cosas o dejamos que pasen eventos que nos traerá solo malos sonidos que se convertirán en ruidos molestosos para nuestra armonía desde el lugar donde habitemos, preferimos más sacar el cuchillo para cortar y deshacernos de lo que ya no sirve sin antes estar seguro que eso puede repararse, tener otra oportunidad y surgir un nuevo sonido que aflore más equilibrio en nosotros y en la sociedad a la cual vivimos.

Todo en la vida se trata de energía, lo que veas, oigas, palpes, perciba y reciba, tu eres energía, los animales son energía, la naturaleza es energía, el universo es energía, y así sucesivamente, no hay nada en este mundo y otros que aún no conocemos que no sea energía, la energía es la fuerza impulsora que le da a todo aquello que puede relucir entre la luz y la oscuridad, dependerá de la energía que los sonidos puedan tener una excelente vibración y por ende subidas o bajadas de frecuencias continuas o alternas, las vibraciones son ondas energéticas que se emiten debido a una carga que se le dio positivamente o negativamente, las frecuencia es el nivel de qué tan bajo o alto las vibraciones pueden ser seguidas o detenidas dependiendo del uso de la carga desde el primer momento que se produjo la corriente o chispa que motivo e inspiro a que la energía fluyera de manera natural o impuesta, sea por cualquier ente vivo o más allá de tus creencias, el ser humano se olvida de utilizar su propio “chí” o “flujo de energía vital” para las cosas que este quiere disponer y hacer para que todo fluya como debe ser, suponiendo que esta fluidez sea a través de la voluntad de hacer que todo lo que este junto a ti pueda establecerte en una serenidad de paz porque su sonido es aceptable para la vida que estas teniendo justo en este momento, si te pones a pensar un poco sobre la energía que hay en la vida animal y natural esta es la perfección súper realista de lo que tú puedes percibir en estado consciente, pero lamentablemente el humano por su propia lucha de la conformidad y la inconformidad nunca estará sujeto a una perfección, ya que en el suele cambiar a cada momento lo que quiere y lo que desea poder tener, solo nos queda de vez en cuando resignarnos a la meditación para descubrir que es lo que hemos hecho por el bien de nosotros y de los demás, al igual que es lo que nosotros estamos haciendo mal y que a su vez nos puede ocasionar desgracias emocionales de vivir todo el tiempo a la defensiva, creando de forma agrede y mal versionada para nuestro ser en las emociones y sentimientos como rabia, odio, tristeza, enojo, apatía, culpabilidad, vergüenza, desapego de la sociedad, del amor al prójimo, aflicción, subidas de ego, miedos, falta de reconocimiento, orgullo elevado, perfección, rechazo a todo, que nada te cuadre, que nada te satisfaga y que nada te haga sentir bien contigo mismo, la idea de vivir es saber cómo tomar la vida para que sea placentera hacia todo aquello que queramos lograr, a veces sin querer queriendo hacemos de la vida un tanto complicada, de hecho ya la vida es misteriosa, nos la pasamos averiguando que es la vida, que es el amor, que es la paz, que es todo, pero realmente has tratado sin pena alguna de saber ¿qué es ser tú?, ¿cómo reflejas ante la sociedad lo que tú eres?, ¿qué sonido produces cuando haces cualquier acto que motive una acción y reacción?, será un sonido energético de buena o mala onda que vibre a baja o alta frecuencia para establecer una serenidad o un ruido hacia ti y/o hacia los demás, la simbología de la flauta y el cuchillo que te hable hace rato es para darte entender que solamente el cuchillo te servirá para cortar, ya que si solo amenazas es nada más mostrar miedo a querer actuar realmente, y si actúas con agresividad estando a la defensiva sobre cualquier sonido que perturbe tu tranquilidad solamente traerás más odio y rencor hacia las cosas que puedes cambiar de otra manera, ¿cuál sería?, la de aprender a armonizar un ambiente a través de un melodioso sonido de paz y serenidad con la flauta de la vida, es aprender a tocarla como es, pero para esto debes aceptar que algo mal está pasando contigo o con la sociedad, es saber marcar la diferencia entre vivir dormido y vivir despierto, para llegar a este nivel solo debes convertirte en un discípulo de la vida, del destino, del universo que se haya en ti, me gustaría que evolucionaras grandiosamente para que seas un ente vivo que buscara siempre la forma así sea rompiendo muros que se te interponga de entrar en confianza y creer que tu todo lo puede, de que tu sabrás lidiar con ruidos estresantes y mutarlos de tal manera donde todo fluya energéticamente a tu favor y hacia los otros seres vivos, en otras palabras, si tu aplicas la condición de emitir vibraciones y frecuencias de la mil y una manera con el don que el creador te haya dado, estas ondas ayudara para equilibrar hacia lo bueno y bondadoso de no alineado de la sociedad en la que vives, claro está, es bueno ser un guerrero y saber cómo utilizar un gran cuchillo para cualquier guerra, pero si lo vemos en un sentido filosófico de paz, la guerra traerá más guerra y esta nunca acabara, para entenderlo tienes que primero aceptar que no viniste a un mundo a pelear, viniste a vivir, en paz y en amor, pero si ves que hay sonidos de la vida que no te de dicha satisfacción y quieres empezar a cortar todo lazo que te robe tu energía, estarías solo cortando las posibilidades de convertirte en un maestro energético de luz para cambiar el estado malévolo de ese ente a un estado de iluminación bienaventurado que se pase al lado bueno de la creación, hay cosas que sabemos que lamentablemente una vez perdida no tiene salvación, pero esto no significa que tratemos de hacer lo imposible al menos el intento de algo para recuperar lo que se puede encontrar en un abismo y enseñarle el camino hacia la bondad, bienestar y aceptación de que gracias a la acción voluntaria pudiste producir un cambio en positivo con la armonía que hiciste a través de la flauta de la vida que decidiste tocar y dar serenidad a lo que producía perturbación en tu vida y en la sociedad.

Así que querido lector, vamos entonces que a partir de este momento encontremos la forma en que los sonidos que sean recibidos como ruidos y nos moleste en nuestro hogar del cuerpo, mente, espíritu y alma (yo interno-yo universo-yo ser) lo transformemos en sonidos serenos, no evitemos lo que está a simple vista, sea bueno o malo, todo aquello que pueda distraernos de apreciar y disfrutar lo que la creación ha hecho para nosotros, debemos enfrentarlo con precaución y cautela, es decir, ir preparado con nuestra arma de corte y a su vez tener a la mano el ofrecimiento de paz con el sonido de la flauta de la vida, en ella se refleja una nueva oportunidad para reescribir la historia de lo que sería un nuevo mañana a través de la fe y la esperanza para que suceda la epifanía de una mejor humanidad, obviamente si ese ente nos ataca y vemos que con el sonido de la reflexión y entendimiento no logramos nada, no queda más que cortar el lazo y eliminarlo de una vez por todas de nuestras vidas, en ese momento debemos comportarnos con la inquietante frialdad que a veces nos caracteriza como persona en actos voluntarios o impropios (deseos reprimidos no buenos), pero ojo con esto, la frialdad en el ser humano cuando se aflora como herramienta para evitar cualquier daño psicológico, emocional o sentimental que venga hacia nosotros, más bien nos puede terminar de causar un terrible y trágico daño en nuestro ser interno, haciendo de nuestras emociones y sentimientos una última opción que podamos tener con nuestro prójimo en vez de ser al revés, y peor aún, con nosotros mismos, una persona fría al final en un estado impropio no deseado se transformara en alguien por el cual siempre lucho en contra de ella, en otras palabras, “la frialdad en el ser humano hará que la humanidad se elimine entre sí”, porque en el frio nada tiene sensibilidad, solamente quietud y sonidos silenciosos, el cual es peor que el ruido, y dentro de la frialdad puede ocasionarse un quiebre por si algún día el calor llegara a penetrar en dicha capa que se forma durante la vida del ser humano, y cuando se producen estos quiebres viene un proceso de total perdición, abandono, desidia, inseguridad, carencia de sentido de la vida, entre otros y luego si así lo decides, la búsqueda y surgimiento de comenzar de cero para restablecerte como humano, pero no todos aceptan el hecho de que la frialdad no es buena, y nunca lo será, ¿qué hacer entonces?, simplemente diseñar un columpio donde pongamos la serenidad de que todo es bueno a un lado y del otro lado la frialdad de que lo que llegue debemos primero analizar si es bueno o buscar la forma de que esto se convierta en un bien para con todos incluyéndote dentro de la sociedad que a veces no deseas estar, simplemente porque te sientes diferente, es ahí donde tu marcaras la diferencia, porque en la humanidad y la sociedad de cada rincón del mundo muchos están dormidos y otros despiertos, los que están despiertos ya ellos saben cómo vivir estando con el tercer ojo abierto, tu reto entonces será adentrarte a los dormidos y empezar a despertar la conciencia llevando sonidos de serenidad y sacando el cuchillo de la frialdad por si llegara a hacer falta, y a su vez produciendo algo de calor que tu energía siempre podrá emitir en una vibración con una frecuencia tan alta que será bendecida por el gran ojo del arquitecto universal para el quiebre de la frialdad que a veces la humanidad suele comportarse, trayendo nada más que maldad voluntaria o impropia, solo confía y veras que todo saldrá bien, no pierdas tu paz por la de otros, más bien, emite tu paz hacia aquello que perdió su camino y veras grandes cambios, solo agradece de estar vivo y de saber que lo que siempre se hace con humildad y sencillez la creación te regocijara en lo más profundo de todo lo que eres, un ser bello, único e irrepetible. Que el gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón y bendiga todo tu ser, un abrazo!

Atte. Prof. Miguel Orellana.