Miguel Orellana in Las Reflexiones de hacen pensar, Oficios y profesiones, Escritores Promotor y comerciante en ventas publicitarias a través de redes sociales. • Comercio independiente 15/11/2020 · 10 min read · +500

El tiempo y las llaves de la vida, una lucha entre la realidad y el diseño de la imaginación, todo dependerá de las conexiones que se hagan con el gran poder mental, espiritual y universal para transmutar y manifestar lo que se haya en nuestro ser, según “El Método Orellana” (Volumen III)

El tiempo y las llaves de la vida, una lucha entre la realidad y el diseño de la imaginación, todo dependerá de las conexiones que se hagan con el gran poder mental, espiritual y universal para transmutar y manifestar lo que se haya en nuestro ser, según “El Método Orellana” (Volumen III)

Hola ser universal, espero que estés bien, me gustaría que le des click a este link https://youtu.be/k8REC2mug18 o le des play al video si te aparece en pantalla, el cual te llevara a un estado de tranquilidad, por favor coloca el volumen adecuado que te permita hacer la lectura de forma relajada, veras como todo fluye a través de todo tú ser, gracias!



Bienvenido:


“Todo lo que entiendo, lo acepto porque se le dio una explicación lógica, a pesar de eso, si cuestiono o me contradigo, quedo sin entender y solo comprendo lo que una vez entendí, y vuelvo otra vez a la búsqueda de otro poder de raciocinio para darle sentido a la vida”. Nosotros los humanos a medida del recorrido que hemos tenido en millones de años que el planeta tierra a sobrevivido a nuestras formas de ser, nos cuesta poder aceptar que antes de la creación a través de esa luz que brillo por el padre del todo, ese gran arquitecto del universo, no había ni existía tiempo alguno, solo era nada, ese espacio vacío que a su vez estaba lleno de vida solo que de una manera incomprensible para nosotros, entre materias y organismos que permanecían en ciertas quietudes hasta que por fin se le pudiera dar la vida a través de energías o simplemente porque era el momento de empezar a existir, muchos no creen que el gran Dios omnipresente, omnisciente y omnipotente pudo haber creado todo lo que por ahora crees conocer, preguntante como la ciencia aun en este siglo XXI no puede explicar lo que algunas cosas son totalmente inexplicable, otros dicen que el todo de la nada vino por el gran Big Bang, esa fascinación cósmica del universo que conocemos pero que a su vez no sabemos realmente que tanto tiene aún por mostrarnos, pero antes de todo esto, nadie hablaba de tiempo, simplemente no existía, era nada, solo había movimientos, aunque para muchos esto es algo que cambia de lugar a través del espacio, pero esa aclaratoria fue después que la humanidad empezó a querer darle lógica a lo que existe e incluso a lo inexistente, debido a que se dice que sin la medición del tiempo no somos nada, realmente el tiempo es nada, para mí, “el tiempo es solo la mayor ilusión realista que el humano pudo haber creado para darle sentido a la luz del día, luz de noche, crecimientos y desarrollos en todos los seres vivos, y así poder manipular ciertas cosas para beneficios personales y llevarlo a la unidad de un todo por el cual se pueda defender sin que exista otro atributo que quiebre lo que necesite tiempo, el tiempo en si es nada, solo es movimiento entre lo que existe y lo que por alguna razón, propósito, motivos o decisión de algo supremo vendrá a nosotros pese a que era inexistente”. En la vida que llevamos nos la pasamos haciendo todo a medición del tiempo, no hay nada, absolutamente nada que no hagas sin que veas el reloj, y es porque así te criaron, así vistes las cosas desde muy pequeño, te enseñaron que el tiempo es lo más importante y que este no se puede doblegar, ni eliminar, el tiempo solo está ahí presente en cada instante que vas viviendo, no te puedes imaginar tener una vida sin llevar el tiempo y el control que este merece porque así lo decidiste, ¿has tratado por algunos días de no llevar el tiempo?, solo dejarte llevar, fluir como de la nada, dejar que las cosas pasen si es algo bueno, y si es malo, solo actuar y hacer con hechos los cambios que amerite ciertas circunstancia de la vida para producir un cambio positivo y así decir que ahora es algo bueno, pero seguro me refutaras que el tiempo es una de las cosas que siempre existió y existirá, y que el tiempo es la realidad más pura que podemos sentir en este mundo, pero ahí está el dilema, ¿dejaremos de existir si el tiempo no existe? o ¿el tiempo existe porque nosotros le dimos la existencia?, no basta solo con que tu tengas una vida quizás relajada, tranquila, armoniosa, o tal vez, muy complicada, enrollada, ocupada, y a veces pides al gran creador tener más tiempo de sobra para poder hacer todo aquello que quieres lograr, nos olvidamos entonces de vivir el día a día con esa frase del “aquí y ahora, este momento”, es decir, nuestro presente (que realmente en términos filosóficos no lo aplicas, estas ahí, pero no sabes el porqué), lo que más debería importarnos es saber si sentimos como nuestro el presente donde estamos, el pasado quedara como un recuerdo hermoso, doloroso o rechazado, todo dependerá de aquello que ya fue, el futuro es algo totalmente incierto, hacemos planes, diseñamos con nuestra imaginación lo que quizás pudiera pasar más adelante y que eso puede traer satisfacciones emocionales de ser más feliz de lo que podamos ser ahora (que es lo que más importa), la felicidad no se mide, no debería tener un orden establecido de tiempo, “la felicidad solo son momentos a través del movimiento de las cosas que pasan en el instante de cada segundo, ella va y viene, juega con nosotros, nos da la sanación que necesita el cuerpo, la mente, el espíritu y el alma”, si hacemos de la felicidad un tiempo, ella no perdurara en nosotros más de lo que puede estar, se ira tan rápido que ni siquiera nos daremos cuenta, porque seguiremos viviendo sin creer que no somos felices a pesar de tener muchos motivos que están alrededor de nosotros y que nos pueda alegrar el corazón por siempre y para siempre, ¿es el tiempo el culpable de aquellas cosas que no logramos en nuestras vidas?, ¿qué pasaría si de la nada nosotros los humanos decidimos que la teoría de la hora cero quedara como un infinito en este planeta tierra?, seria excelente, porque aprenderíamos a que los momentos de cada segundo cuenta para que la vida sea más placentera, duradera, bella, grandiosa, esplendorosa, sin nada que nos ate o nos presione, solo que fluya como el agua de la naturaleza, así como en esos océanos, ríos, lagunas, quebradas, etc…, pienso que viviríamos más armónicamente entre todos nosotros, sin medir tiempo alguno, solo vivir a través del movimiento de un lado para otro, llegar, estar, irse, regresar, volver, quedar, retirarse, y otra vez llegar y así sucesivamente, sin nada que preocuparse por la hora, los minutos o los segundos, solo ser lo que es, y solo crear lo que tal vez puede ser, sea a través de la intuición, presentimientos o corazonadas, quien quieta que también sea ir al futuro o al pasado nada más por movimientos que se realicen a través de la conexión universal y espiritual que podamos tener con el gran creador, esto puede suceder si entendemos y comprendemos el infinito que se haya dentro de cada ser, de ese yo interno que va con la mano de toda tu esencia, de lo que eres, esa curiosidad de darle una definición constante a los sueños que quizás te lleven a viajes astrales, desdoblamientos, trance, y hacer de tu luz energética el puente hacia la inmensidad eterna de poder ver claramente lo que pronto llegara a ti, y es ahí donde tu mente trabaja de forma misteriosa entre el inconsciente, subconsciente y el estado consciente, pero te aferras al tiempo de las cosas y vuelves a la realidad dando un duro golpe a esa magnífica imaginación que trata de llevarte a lugares donde nunca has ido, mensajes o señales que el universo desea que tu obtengas para que tengas ciertas herramientas y así empezar lo que quieres hacer y a eso es lo que tu deberías llamar “la idea de lo venido” o nada más “idea”, ¿justo en ese momento a través del movimiento espiritual que tuviste, había tiempo?, te confirmo que no, era solo algo, solo fue, solo es y solo será, “ese algo inexplicable e incomprensible que no sabes cómo llego, tratas de darle lógica alguna y muchas veces no lo logras, y es porque en el tiempo del gran creador no hay existencia para la medición de cada segundo, el tiempo para él es nada más que la infinidad de lo que poco a poco lograras ver si aceptas solo creer”, es por eso que cuando el hizo la gran creación es porque era el momento adecuado de que sucediera, no el tiempo perfecto, sino el momento idóneo en que se sintió la necesidad de que ahora era ese acertado de que ese algo debía existir, pero nosotros los humanos nos cuesta entender que esto sea de esta forma, tanto es así, que en escrituras antiguas se dice que la creación solo tardo siete días en formarse y todo existió y existe aún en estos tiempos, pero se distinguió de esta manera porque la humanidad quería dejar demostrado lo que tal vez percibió entre la luz del día y la noche, y a eso se le llamo “cadena evolutiva de la medición temporal”, una contradicción de lo que realmente Dios quería y quiere para nosotros, ¿existen entonces los portales en el tiempo para viajar?, si existen, ya te lo dije, sueños, desdoblamientos, reencarnación, trance, etc… y tanto que el humano quiere dominar dicho tiempo que llevo a la realidad maquinas escondidas donde hacen dichos viajes sin tu darte cuenta, para algunos que están dormidos entre la primera y tercera dimensión no lo creen, piensan que solo son fabulas, mitos, leyendas, algo inexistente, ¡pero sabes que!, no lo ves porque te cuesta creer que algo tan inaceptable sea totalmente cierto, ¿podremos decir entonces que los grandes inventores, filósofos, psicólogos, dibujantes, escritores, escultores, fotógrafos, arquitectos, ingenieros, maestros espiritistas, curanderos, científicos y otras carreras limitadas formamos parte de seres vivos que venimos a este mundo para solo dejar ciertos mensajes en miles de formas porque somos misioneros del gran poder de la creación?, quizás sí, o simplemente es porque siempre quisimos expandir nuestros conocimientos para llegar algún día a la sabiduría de la cual no servirá de mucho, porque así seamos grandes sabios de igual forma seguiremos teniendo preguntas y más preguntas y nunca estar satisfecho, y estas serán solo saciadas cuando volvamos al lugar de origen y el creador pueda responder tantas inquietudes que tuvimos durante ese tiempo que nos definió parte de la existencia en este planeta, y es ahí donde un movimiento vuelve a suceder para que haya otro momento de regresar y tratar de comprender lo que no pudimos lograr en esa vida pasada, y así vamos, llegar, irse, volver, y solo tal vez cuando al fin sintamos que todo fue completo, no volvamos y esperemos en la nada a existir en un lugar nuevo, algo completamente distinto porque al fin lo hemos hecho todo en este planeta de humanos.

En el proceso de la vida a veces nos olvidamos de encontrar los dones que se nos fue dado y por ende dejarlo salir a flote hacia el mundo exterior, y es aquí donde empezamos a abrir las puertas de cada ocasión que sea necesario, pero para llegar a esto es obligatorio descubrir las llaves de la vida que siempre han estado ahí dentro de nuestro ser, de nuestro universo, en lo más profundo del alma, ¿pero que es la llave de la vida?, es aquella que nos permite poder aceptar, adaptar, cambiar, transcender, trasmutar, evolucionar y manifestar lo que vives a cada instante, en esto se engloba un sinfín de objetivos precisos, constantes y sonantes para todo lo que nos circunda desde muy adentro y lo que se ve en el exterior de lo físico, entre lo mental y espiritual, hay muchas llaves que deseamos tener antes del tiempo destinado por algo supremo, estas aparecerán solo cuando sea el punto medio de partida inicial para lo nuevo que llegara siempre a su momento, son infinitas, a veces ciertas llaves hasta la llegas a crear tu nada más por estar apurado, no, no debe ser, esas llaves son mentirosas, no son verdaderas, porque si tú decides antes del momento adecuado que te indique el creador quizás las cosas se te puedan dar, pero ojala que el tiempo no sea tu enemigo y te lo quite así no más, nos vemos tan pensantes en esta teoría del tiempo que suena loco decir “hay que darle tiempo al tiempo”, pero es que estamos acostumbrados a que todo tiene un horario, y para salir de esa gran Matrix costara para muchos que todavía no creen en las cosas ilógicas que suceden a diario, y los que consideramos que estamos fuera de ella (porque así suponemos según nosotros a través del despertar que hemos tenido en el momento adecuado), lamentablemente seguimos estando de alguna forma dentro de ella y todo su tiempo (aunque muy diferente, estamos consciente), si al haber vamos, entre tantas llaves de la vida que existen dentro de lo inexistente que aún no has descubierto, ¿cuáles pudiéramos entonces mencionar?, para mi comprender te las mencionares en lo que yo llamo “las once llaves de la plenitud”:

La llave de la existencia: Tú eres lo que eres por medio de un solo momento que llego cuando tenía que suceder, sin importar que seas la imaginación o semejanza de algo supremo, solo regocíjate de que existes y eso es bueno.

La llave de la esencia: Es lo que te define según el ser vivo que tú seas, sin importar que eres humano, animal, naturaleza y otros seres que aun crees que no existen entre nosotros, en sí, es todo lo que te hace vivo y ser tú.

- La llave de la luz: Es lo que permanece en ti para siempre y darte las energías necesarias durante el desarrollo de tu vida.

- La llave del amor: Es la pureza de la esencia que nos ayuda tener sentimientos por todo lo que vemos, sin ella, no deberíamos existir.

- La llave del conocimiento: La que nos ayudara a poder prepararnos, capacitarnos, entrenarnos y ampliarnos en todos los sentidos para ese desarrollo del entendimiento y así utilizarlo para toda clase de beneficios naturales, personales, y otras como superficiales y materiales aunque no sea la idea, ya que la idea sería solo saber para conocer.

- La llave de la verdad: La única con el gran poder de definir los caminos de la vida que te llevara a ser siempre libre con la conciencia armoniosa.

- La llave de los dones: Es la que hará de ti una persona especial, donde se antepone el amor entre las cosas, en esta llave se pueden desenmarañar miles de llaves más, quedando de ti descubrirlas para que siempre puedas expresar lo que eres sin necesidad de mostrar algo que no eres.

- La llave de la nada: Ese momento donde nos apartamos del todo para buscar las repuestas del porqué, cómo, cuándo y dónde pasaran las cosas, ese punto medio del descanso, análisis, reflexión, relajación, ese espejo que te muestra que fue lo que paso y como volver a empezar, esa búsqueda del yo interno ligado al ser y la floración de exponer lo esencial y especial que hay en ti, sin complacer a nadie más, solo tú y nada más que tú para sentirte bien contigo mismo y a su vez con los demás, ese momento donde tú hablas con total sinceridad en lo que te has convertido y ver si es bueno o no para saber si continuar con una nueva transformación y así iniciar un nuevo viaje de lo interno hacia lo externo.

- La llave de la imaginación: La única que debería estar antes del tiempo, es la que realmente tiene que ser tan real como si existiese en el momento que es, nos ayuda a unificar toda nuestra mente con el espíritu, el alma y el corazón por aquellas cosas que nos gustaría que sucedieran porque se debe suponer que son buenas, hermosas, especiales y regocijantes, en ella no existe horario, ella es la razón del porque tu existes en el momento que tenía que pasar, por ende, “si el tiempo es la realidad del humano, la realidad del creador es todo aquello que se pueda crear a raíz de la nada”.

- La llave de la manifestación: Es la que te permitirá poder ver, escuchar, oler, gustar, palpar y sentir por lo que tanto diseñaste entre tu imaginación, ilusión, fantasías o viajes de momentos universales inexplicables.

- La llave de la evolución: Es la única y más difícil que siempre dejamos de último, aunque no debería ser, pero el humano se empeñar en evolucionar al momento que le toque según su tiempo, a veces es lento en aprender, en asimilar, aceptar, trasmutar, transcender y llegar a otros planos existenciales dentro de la dimensión terrenal en la que vives ahora, son cincos dimensiones que existen, no hay necesidad de dejar el cuerpo en el que tu espíritu y tu alma vive ahora para llegar a la cuarta y quinta dimensión, solo trabaja un poco con tu realidad de la imaginación y sueños, si llegas a comprender que la liga de estas tres es la clave para saber que puedes ir a otros lugares aun estando aquí, se puede decir que hiciste un gran salto entre el finito de lo ordinario a lo infinito de lo extraordinario, donde no necesitas entender ni comprender nada, ya todo se convierte en solo estar, y empieza a tener sentido en millonésimas de segundos lo que tanto te ha costado experimentar en el tiempo que has vivido y vas viviendo.

Ahora bien, quiero que análisis todo lo que te describí y saques tus propias conclusiones, son millones de llaves de la vida que podemos encontrar en nuestro recorrido durante el tiempo o momento que podamos estar en este plano terrenal, lo que más debemos hacer es captar la idea que todo dependerá de las conexiones que hagamos con el gran poder mental, espiritual y universal que tenemos y que a veces no le damos la gran importancia que tiene, ya que lamentablemente nos alejamos por estar sumergido en lo inevitable entre lo mundano, superficial y material, pero esto no nos cohíbe que queramos transmutar y manifestar lo que se haya en nuestro ser y lo que está ahí para nosotros, en aquello que no se ve, pero que lo has sentido a través de muchas señales como cosas de la vida, y sabes que algún día llegara a ti si así lo deseas de todo corazón, el tiempo existe en nuestra imaginación, si lo hacemos tan real como para definir el todo entre nosotros, ¿por qué no hacer de la imaginación la más bella creación a través de las llaves de la vida y vivirla solo como momentos de cada instante y de cada segundo?, pues sería fenomenal. Hace poco leí una hermosa historia donde dos hombres enfermos estaban en un hospital, uno frente a la ventana y el otro lejos de ella, se hicieron amigos, los dos estaban enfermos, el que estaba lejos de lo externo le pedía al otro que por favor fuera servil en describirle lo que sucedía a cada momento, este le decía cosas hermosas de que había un lago lleno de cisnes, demostración de amor entre parejas, la inocencia flotando en el aire por los gritos de alegría de niños jugando, colores de todo tipo de puestas de sol y llegada de la luna, formas distintas de la lluvia cuando caía, un par de viejos caminando agarrados de la mano con una flor a su derecha y el beso en la mejilla a esa hermosa princesa, y así pasaron los días, cada vez era una historia distinta y llena de gloria con ese amor hacia el prójimo, un cierto día falleció el hombre de la ventana y la enfermera al ver que ya no tenía a quien le recitaba lo hermoso de la vida a través de esa salida externa, movió a este enfermo a la dicha de ver por ella, cuando se levantó en su camilla con todo su esfuerzo a pesar del dolor en su espalda, solo vio una pared blanca, este le dice a la enfermera, ¿por qué él decía cosas tan bellas como esas si no era cierto?, ella le dijo, este hombre era ciego, y sentía una gran felicidad de verlo a usted feliz pese a la situación que el tenia, ahí el comprendió lo hermoso de poder imaginar cosas que para otro puede ser su propia realidad.

Así que querido lector, vamos a asegurarnos de saber bien si el tiempo es bueno o es malo, es una de las mayores disyuntivas que tenemos en este planeta, pienso que la humanidad ha perdido esa gran llave de la epifanía de todo creado a través de la nada, sé que es difícil cuando te digo que debemos entender que muchas cosas pasan por alguna razón, propósito o porque simplemente tenía que ser así, con esto no digo que lo aceptes, solo busca el lado bueno de las cosas y transfórmalas en algo excelente para ti y para los demás y luego busca la manera de que eso sea una huella ejemplar del paso de tu vida por este mundo imaginado y llevado a cabo por nuestro máximo ser supremo llamado “el gran arquitecto del universo”, decide qué hacer con tu tiempo pero sin dejar a un lado tu bella imaginación, ella, es más real que el mismo horario que te pones todos los benditos días para cumplir y satisfacer las necesidades de los demás y de las tuyas, quiero que seas servicial, “venimos para vivir y servir, y Dios nos servirá a nosotros si siempre decidimos creer en lo que no se ve, busca en ti lo que pienses que se perdió, haya en ti lo que aún no sabes que existe y expresa en ti lo que te hará especial antes los ojos del mundo”, mantén un pie en la realidad y el otro en la inquietante ilusión de la curiosa imaginación, eres un ser bello, único e irremplazable, nunca lo olvides, se bueno y sobre todo, se siempre bondadoso. Que el gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón y bendiga todo tu ser, un abrazo!

Atte. Prof. Miguel Orellana