Miguel Orellana in Las Reflexiones de hacen pensar, Oficios y profesiones, Escritores Promotor y comerciante en ventas publicitarias a través de redes sociales. • Comercio independiente Nov 29, 2020 · 10 min read · +500

La cualidad altruista y voluntaria de servir a todo lo que nos rodea o la introspección de ser servido permitiendo que el ego opaque la humildad y sencillez de tu esencia, estando siempre atento a que tu luz nunca deje de brillar, según “El Método Orellana” (Volumen III)

La cualidad altruista y voluntaria de servir a todo lo que nos rodea o la introspección de ser servido permitiendo que el ego opaque la humildad y sencillez de tu esencia, estando siempre atento a que tu luz nunca deje de brillar, según “El Método Orellana” (Volumen III)

Hola ser de luz, espero que estés muy bien, me gustaría que le des click a este link https://youtu.be/MvtWnVbiqqc o le des play al video si te aparece en pantalla, el cual te llevara a un estado de armonía, por favor coloca el volumen adecuado que te permita hacer la lectura de forma serena, veras como todo fluye a través de toda tú esencia, gracias!



Bienvenido:

El humano, un ser que fue diseñado bajo la imaginación y semejanza de nuestro gran creador, para el científico biólogo venimos de la evolución animal, si así fuese, entonces ya no quedaría animales por ver en estas tierras, ¿sería lógica esta teoría?, muy cuestionable, contradictoria y discutible, por lo tanto, prefiero pensar en total acuerdo con que el arquitecto del universo es quien predomina sobre nosotros en conexión con todo lo universal desde que éramos nada en el espacio de la infinidad, abriendo los portales en el justo y preciso instante para llegar a este lugar dándonos ese libre albedrio del que tanto se habla y pocos saben utilizar, lamentablemente muchos se pierden en el camino de la maldad y provocan daños terrible en nuestra raza, en la animal, la de otros seres vivos y de paso hacia la naturaleza que nos brinda su más preciado regalo, “el arte de la creación”; hemos visto con el pasar del tiempo o de los momentos vividos la evolución de muchas cosas que van para mejor y otras solo se tiran al abandono que llevan a lo peor que puede pasar, “la no importancia de lo que debe ser para bien”, si al haber vamos, la vida es un viaje corto que dura hasta que tu propósito o misión quizás este culminado, puede ser una sola cosa o miles, y si no te alcanza el tiempo es ahí donde volvemos a reencarnar en lo que sea necesario para tratar de que esa tarea encomendada sea completa, llegue a su fin o simplemente heredarla, estos regresos tal vez tú los llames “Karma”, pero debemos estar claro que este concepto va con la mano de los Chakras que tenemos y nos olvidamos de aplicarlo o desarrollarlos en nosotros mismos, estos son siete según el hinduismo y se clasifica en colores transmutadores: 1- El rojo, es la raíz y se relaciona con todos los aspectos de nuestra existencia física, 2- El naranja, es el sacral y rige nuestras emociones, creatividad y placer, 3- El amarillo, es el plexo solar y acoge nuestro poder personal, 4- El verde, es el centro del corazón y está asociado al amor incondicional, 5- El azul turquesa, es la garganta y es el responsable de la comunicación, 6- El azul índigo, es el tercer ojo y es el centro de la intuición y 7- El blanco o morado, es la corona y es el centro de conexión espiritual; a decir verdad, si los seres humanos aprendieran a prestar más atención a todos estos detalles que nos ayuda a poder iluminarnos y así compartir nuestra luz con los demás, estoy completamente seguro que la vida será más placentera, armoniosa, estable, imperturbable, calmada, entre otras.

A medida que vamos absorbiendo las enseñanza que nos da la vida a través de nuestros padres, familiares, amistades, conocidos, personas extrañas, instituciones educativas, medios de comunicación, redes sociales, tecnología llamativas, relaciones interpersonales con tu pareja, hijos, compañeros de labores, etc… nos llenamos a veces de algunos aprendizajes que creemos innecesarios y lo apartamos o lo desechamos porque quizás podemos pensar que no será útil en algún momento del recorrido que hagamos a través del desarrollo que vamos teniendo, también permitimos que las cargas negativas que vuelan en los aires tape nuestra energía de manera que nuestra luz se vaya oscureciendo y nos volvamos seres totalmente dominables, apacibles, sumisos, doblegados, obedientes, dócil, manejables, etc…, la idea es tratar que esto no pase si realmente aprendemos a captar como cambiar un estado energético negativo hacia lo positivo, no basta con ser optimista, ya que esta sensación emocional forma parte de un futuro incierto que aún no podemos palpar, la forma idónea de hacerlo es querer aceptar que algo está mal, hacer una pausa, desglosarlo, apartar lo que no está alineado y luego conglomerarlo de tal manera que se transforme en una nueva y única unidad para el bien de todo tu ser, a partir de ahí ya queda de tu parte añadir lo que tu creas conveniente para darle luz otra vez a eso que alguna vez te pudo haber afectado y ahora solo tendrá una causa y efecto en positivo para que siempre estés tranquilo, relajado, optimista, confiado y dispuesto a querer dar el todo por el todo para ese crecimiento personal desde adentro hacia afuera para así empezar a reflejar el verdadero ser que siempre has tenido en tu interior, ese en el cual no debes permitir que nada ni nadie lo elimine y muchos menos cambiarlo para peor.

Desde el momento que comprendiste a través de tu uso de razón que eres una bella existencia en este plano terrenal, vas entendiendo, analizando, reflexionando y curioseando tantas cosas que ves a cada segundo, que si eres de los que no se conforman con nada, vas buscándole cada vez más sentido a la vida (aunque lo que se trata es de vivir, solo eso, vivir, pero el humano en medio de tantos sentimientos, espera siempre tener motivos e inspiraciones para saber que somos vida y no solo una mera existencia de algo o de alguien), y es ahí donde te vas haciendo preguntas que solo responderás con el pasar de los días, meses o años, las cuales solo a través del transcurso del tiempo creado por la humanidad llegaran a ti las señales especialmente elaboradas a través de lo universal para que puedas deducir, asimilar, aceptar, cambiar y transformar siempre para mejor y así darte cuenta que las cosas pasan no solamente por la casualidad, ya que esta es solo una palabra que se inventó para que la magia siga brillando entre nosotros, pero realmente el verdadero poder mágico de los milagros ocurre cuando la fe y la esperanza nunca se pierde de vista, y que todo se conecta porque así debe ser, ya que detrás de la casualidad hay o había un propósito, bueno o malo, pero existe o solo fue, nunca olvides que tu serás quien decida si esto es para tu bien o forma parte de grandes lecciones de vida en lo muy personal o fuera de ti pero que de alguna manera te puede afectar o prevenir dependiendo de la circunstancia que esta amerite y que obviamente tu estés viviendo.

En todo lo que vemos, oímos, olemos, palpamos y sentimos es porque sabemos que la existencia de nuestro ser no es solamente algo que se puede decir así no más, esta va más allá de lo complicado, problemático y enrollado de todo aquello que está ahí como conocimiento para agarrarlo y adentrarlo en lo más profundo de nuestro universo, hay personas que ni siquiera se dan cuenta de lo hermoso que es la vida a pesar de cosas horrorosas que uno puede ver, ilógicas y sin sentido alguno del amor hacia el prójimo, pero estas, solo pasan porque esos seres humanos permitieron que su corazones se fuera al abismo más oscuro donde no permiten que nadie los saque de ahí ya que se acostumbraron a la fuerza malévola que a veces domina la existencia de un ser bello como tú, se van obsesionando con el poder de tener el control y más si se trata del ego, esa instancia psicológica que juega con las emociones del yo interno y que se confunde con el “Yo del verdadero ser”, ese apartado que se hace en el “Yoismo del Yo”, es decir, “solamente yo soy lo que soy, porque así soy y así seguiré”, y eso, está muy mal, ya que el ego nos puede llevar a estados emocionales psicológicos, analíticos, sentimentales y conductuales que nos encamina a la perdición de alejarnos de lo que realmente importa, “la humildad y la sencillez ante todo”, nunca es ni será bueno que tu “Yo” hable de ti, ya que esto te llevara a un estado de rigidez fortuito de que solo tu tendrás la razón, solo tú sabes hacer las cosas, solo tú tienes el conocimiento, solo tú eres irreemplazable, solo tú eres el mejor, solo tú eres el que sabe, solo tú eres el que debe estar, solo tú conoces de la vida, solo tú sabes arreglar todo, solo tú y solo tú y así sucesivamente te vas llenando de basura y más basura que te convierte en un ser humano totalmente frio, inaceptable ante la sociedad y crédulo de ti mismo, sin importar las opiniones o críticas constructivas de los demás, ni tan siquiera de las emociones de los seres vivos que tratan de ayudarte para que dejes a un lado esa gran euforia de que nadie es más importante que tú, ya basta del ego en su máxima expresión, es obligatorio que cuando te sientas así pares un momento porque realmente lo que haces es dañar a tu espíritu y a tu alma, ya que la mente se adueñaría de todo tu ser y no es bueno ni saludable que solo el cerebro sea quien predomine sobre la esencia de lo que tú eres, porque puede renacer en ti una bestia completamente desastrosa que todos tenemos oculta, y esta, te llevara al olvido de lo que realmente eres gracias al amor que nos dio el gran creador al momento de llegar a este planeta tierra, vamos entonces a trabajar y a dominar nuestros demonios del egocentrismo para que podamos vivir mejor con nosotros mismos y a su vez poder dar grandes ejemplos de superación personal, ese que necesita todo el mundo para así tratar de conciliar de alguna forma la paz por la que tanto hemos luchado, pero primero que nada, quiero que te enfoques en tu paz interior, esa es la más importante ante que la paz mundial, ¿suena loco o lógico?, tu ser siempre debe estar en conexión con la paz interna, claro está, habrán muchas cosas que podemos experimentar en lo externo que nos desordenara dicha paz donde nos sentimos con la tarea de poder hacer algo para lograr que esa “cosa” se transforme y transmute para mejor, buscando siempre la solución de todo, y a raíz de ahí volver a trabajar en nosotros para que nuestra luz este concentrada en alinear de forma gradual, exacta y precisa la corriente energética que conlleva a la unión hermetista del cuerpo, de la mente, el espíritu y del alma, y así estar preparado para todo lo bueno que siempre ha de venir.

Uno de los grandes propósitos de nuestras vidas es tener muy presente que venimos para servir, no para ser servido, esto va más allá de una filosofía que debemos descubrir con el pasar del tiempo, ser servicial es una las formas de expresar nuestro gran amor por lo que somos, una hermosa esencia creada para venir a este lugar que llamamos planeta tierra y disfrutar de la mera existencia de lo que realmente seremos cuando al fin podamos llegar a la gran tierra prometida, ese mundo nuevo que nos tiene preparado el gran arquitecto del universo para vivir en toda su grandeza a niveles inimaginables, porque si él te lo mostrara en este planeta tu mente no pudiera aceptarlo, es como cuando sueñas que te estas muriendo y te paras todo asustado porque justo en ese momento tu mente no captaba ni aceptaba la idea de que estabas dejando este plano terrenal sin antes ser cierto, es por ello, que mientras podamos respirar estos aires entre la humanidad en conjunto con todo los seres vivientes que nos acompaña en este viaje, vamos siempre a ser serviciales, ayudemos al que necesite una mano amiga, colaboremos de forma desinteresada para que algo pueda cambiar para mejor, enseñemos nuestros conocimientos para que cualquier cosa pueda tener lógica entre lo que cabe, seamos generoso de hacer algo extraordinario por el bienestar de los demás, busquemos la forma de llevar alegrías a quien lo necesite, de brindar amor hacia ese ser vivo que tan solo necesita de un abrazo para darle fuerza y apoyarlo con palabras de aliento de que las cosas siempre mejoraran, hagamos favores sin necesidad que inunde el “que obtengo si lo hago”, ofrécete como voluntario para las buenas y lindas causas de fundaciones y organizaciones sin fines de lucro por solo buscar la prosperidad y el éxito de quienes lo amerite por el solo hecho de alegrar la vida de quien la necesite en ese momento, recuerda que todos tenemos o merecemos nuevas oportunidades para ser buenos humanos, regalemos parte de nuestro tiempo sin necesidad que nos invada los miedos a que pensaran los demás si hago tal cosa por alguien que necesite de mí, tal vez no es porque se trate de ti, otro ser servicial puede hacerlo, pero si tu estas ahí para beneficiar a quien solicita de tu ayuda, no lo pienses mil veces, hazlo y punto, pero eso sí, que sea a voluntad y no por obligación o compromiso, solo que sea porque te sale del corazón poder hacer tal cosa, “servir a los demás, es el acto más puro de amor que podemos tener con nuestro prójimo”, no temas querer y poder servir a quien o quienes merecen ser servidos, ellos no lo ven así, quizás algunos puedan tener esos pensamientos del ego, si llegara a pasar, no te preocupes, siempre hay un Dios que mira hacia abajo y observa tus buenos actos bondadosos y serviciales que lograron llenar de satisfacción amorosa toda tu esencia como humano y esto conlleva a ese alimento que necesita nuestra alma constantemente, vamos a ocuparnos a ser serviciales y no ser servidos, porque si nos acostumbramos a que solo seamos servidos es ahí donde el ego vuelve otra vez a despertar nuestras bestias interpersonales y eso no es bueno para ninguno de nosotros, quiero que te prometas si así lo dispones, que en el inicio del servicio que prestas hacia lo exterior de ti es la raíz del entendimiento donde ser servil para la humanidad, los animales, el medio ambiente y el planeta tierra traerá en ti muchas cargas positivas gracias a que siempre hiciste las cosas sin esperar nada a cambio, siendo entusiasta, dinámico, alegre, creyente, oportuno, observador, detallista, atento, útil y sobre todas las cosas, humilde y sencillo porque aprendiste que ser humano va con la mano de que el amor debe reinar a cada momento que estés viviendo, sin importar raza, genero, credo, color, idioma y hasta incluso posiciones de diferentes dogmas en el cual tú no estás de acuerdo, sé que es difícil poder entender cómo ayudar a quien opine diferente a ti, pero hay momentos en la vida donde se nos pone a prueba la sabiduría que vamos obteniendo y saber diferenciar si puedo o no prestar mis servicios para que ese instante donde puedo hacer algo se haga de tal forma pese a lo que yo siento por esa persona o por cualquier ser vivo, quizás más adelante no sepas más de ese ser, pero puedes tener tu conciencia tranquila de que al menos hiciste algo y que fuiste servicial en el justo momento porque así tenía que pasar, tampoco vamos a permitir que se aprovechen de nosotros, esa no es la idea, el objetivo de ser serviles es que comprendamos que mientras más demos más recibimos, porque el universo siempre nos regresara de forma gloriosa los buenos actos que hagamos con verdadera existencia del amor; Bahá’u’lláh escribió: “Bienaventurado y dichoso aquel que se levanta para promover los mejores intereses de los pueblos y razas de la tierra”; El servicio a la humanidad es una parte integral de ser un bahá’í, que se refleja en la actitud bahá’í hacia conceptos como el trabajo, las motivaciones y los logros. Los bahá’ís ven el trabajo realizado con espíritu de servicio como una forma de adoración. Para los bahá’ís, la pureza de intención es más importante que el resultado de las acciones; y en los logros, el proceso es tan importante como el producto. Las enseñanzas bahá’ís ofrecen a la humanidad una filosofía de hechos que reemplaza la anárquica creencia de que los fines justifican los medios. En la fe bahá’í, los medios son los fines”. Después de este pensamiento de esta hermosa corriente filosófica, podemos decir que estos medios a la que se refiere la filosofía de vida “Bahá’ís” es la de los viajes que hacemos durante el tiempo que estemos existente dentro de lo terrenal, cada medio es una forma que representa el punto de partida para iniciar todo aquello que debamos desarrollar, sea en ser mejores personas, amar más, apreciar lo que aquellos hacen por nosotros, responder de forma agradecida cualquier buena intención que alguien hizo para nuestro bienestar espiritual, mental y corporal y por ende llenando de alimentos energéticos el alma y esta a su vez reflejando más la luz que siempre brillara ante la oscuridad que todos tenemos desde las sombras, esas que solo te dejan miedo y temores a expresarte tal y como eres sin que tu ego se aferre a ti, “si te acostumbras a que te sirvan serás como el fruto de la mandarina que sabe entre lo agrio y lo dulce, si te acostumbras a ser servil, serás como el fruto de la pera que es dulce al principio, y al tragarlo, tu decidirás si es amargo o simplemente dulce porque así tu cuerpo y tu ser interno lo acepto y por ende te sentiste bien por ello”.

Así que querido lector, vamos a hacer altruistas sin que nada nos detenga, esa emoción de ayudar a los demás de forma espontánea, voluntaria, genuina y desinteresada para que entre todos podamos aportar nuestro gran grano de arena para que la humanidad y otros seres vivos podamos lograr vivir en armonía y quizás en algo de paz, pero al menos sentirnos más seguro de que el amor siempre brillara por encima de todo, de tu ego, de tu yoismo, de tus malas intenciones, de tu odio, rabias, pasados amargos no superados, intereses, beneficios materiales, lo superficial, si nos empeñamos en querer ser servicial como filosofía de vida y no estar en la duda de la introspección de ser servido porque “antes de yo hacerlo, que lo hagan los demás”, ya que lamentablemente la gran mayoría piensan así, no es el deber ser, la idea es querer buscar siempre la forma de convertir esta cualidad de servir como una virtud innata que ya debería ser parte de nuestros dones, pero el creador es tan sabio en su libre albedrio que te lo deja a tu elección si ser parte de aquellos seres vivos donde quieren vivir en un mundo cada vez mejor y excelente lleno de pureza, regocijo y excelsior de amor ("siempre ascendente”). “hagamos del servicio humano la fuente de poder que nos ayudara a poder crecer como persona entre el aprecio, el afecto, el cariño y el amor, estos nos brindara las herramientas necesarias para superar obstáculos que tenemos a niveles personales o que otros se interpongan de mala vibra hacia nosotros; el ser servicial marca la diferencia de lo que te describe como esencia humana y el aferro del ego del ser servido ante el alimento de los demonios que quieren dominarte, si servimos, el gran Dios nos servirá a nosotros y esto solo conectara con el recibir de múltiples bendiciones que ha de venir hacia todo tu ser, no temas en ser servicial, témele más a que solo te sirvan, porque ese día solo te condenaras a la desgracia del ego y de los males que se ocultan desde tus sombras, protege tu luz perpetua que se haya en ti, esa lámpara que todo el tiempo debes estar atento a que brille sin que nada ni nadie la opaque”, valórate y valora a los demás como servicio del amor hacia la creación. Que el gran Creador, el universo, la vida y el destino, regocijen tu hermoso corazón y bendiga todo tu ser, un abrazo!

Atte. Prof. Miguel Orellana

P.D: A tan solo 5 artículos más para culminar este volumen tres del “Método Orellana”, muchas gracias por tu apreciada lectura.