Nicole Dumitriu en Comunicación y Periodismo, beBee en Español, Administrativos Limpiadora • Dievsa 9/10/2016 · 1 min de lectura · 2,0K

¿ALGUIEN CREE EN EL KARMA?

Todos hemos escuchado alguna vez, y más de uno con miedo, esta palabra - Karma. Y todos nos hemos preguntado: ¿Existe?...Y si existe ¿Qué es? Según varias religiones dhármicas “la ley del karma es un ejemplo especial de la ley de causa y efecto que establece que nuestras acciones físicas, verbales y mentales son causas, y nuestras experiencias son sus efectos. La ley del karma enseña por qué cada individuo posee una disposición mental, una apariencia física y unas experiencias únicas. Estas son los efectos de las incontables acciones que cada uno ha realizado en el pasado”.

Vamos que morimos y después volvemos... como Schwarzenegger en “Terminator”. Y digo yo… que el niño que acaba de nacer tiene que pagar por los errores que otro cometió, en una vida pasada, no parece un sistema justo y equilibrado, sino todo lo contrario…

Según opiniones diversas, más o menos científicas, al nacer sufrimos un borrado de memoria a fondo. Si la reencarnación está basada en la experiencia, y esa experiencia es tan importante en nuestra evolución espiritual ¿Por qué “nos apagan la luz”? Si cuando volvemos a nacer lo hacemos “en pañales”, entonces nadie jamás aprende nada de la experiencia y lo único que provoca es que se cometan una y otra vez los mismos errores, se pagan una y otra vez las mismas deudas y se arrastran las mismas culpas. Nadie puede aprender a través de la experiencia, si se le obliga a olvidar dicha experiencia.

El concepto de justicia divina es un exponente claro de la cantidad de absurdas contradicciones que nos inculcan las creencias religiosas. Supongamos que creemos en la existencia de una justicia divina que castigue a los “malos”. Eso implica que sabemos quiénes son los “malos”, y también que Dios, que todo lo ve, pensará lo mismo que nosotros sobre ellos y sus actos…y les aplicara el castigo correspondiente. Y que por lo tanto, nosotros tenemos “la razón”, pues nuestra opinión coincide con la de Dios.

Y ya puestos ¿porqué no aplicar nosotros mismos el castigo?...ya que esperar a que se encargue Dios de aplicarlo nos llevaría bastante más tiempo…aunque me parece que esto entra en conflicto con los líderes y representantes religiosos…Ya vamos “apañaos”.

En otras palabras, morimos, volvemos a nacer, morimos, volvemos a nacer…y así hasta que aprendamos, por las buenas o por las malas, a hacer las cosas bien, “como Dios manda”. ¿Pero si no recordamos que hemos hecho mal en otra vida? Entonces… ¿porque dicen que se puede cambiar el Karma? Vamos que me digan como se hace... que yo, mañana mismo, lo cambio por un Ferrari. Bueno…voy a leer el libro de Laura Norton – “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” a ver si me aclaro…¿ALGUIEN CREE EN EL KARMA?