Nicole Dumitriu en beBee en Español, Oficios y profesiones, Administrativos Limpiadora • Dievsa 20/11/2016 · 1 min de lectura · 1,5K

¿Porque nos cuesta tanto despertar por la mañana?

¿Porque nos cuesta tanto despertar  por la mañana?

Llega el fin de semana y esto de despertarnos por la mañana nos parece una cosa fácil que no nos provoca ni el más mínimo estrés. Pero la cosa cambia entre semana… ¿Por qué a algunos nos cuesta más despertar? Según estudios científicos, el síndrome “jet lag” aparece cuando las personas y tienen que despertar antes del momento programado por el ritmo circadiano, y afecta a más de 70% de la población mundial. La dificultad de despertarse por la mañana, más alegre que una ardilla, se llama “inercia del sueño” y está descrita como un periodo temporal de reducción del estado de alerta que lleva a una disminución en la rapidez de pensamiento así como trastornos de atención.

Estos síntomas pueden persistir por más de una hora cuando las personas interrumpen su sueño en la tercera fase. Los humanos experimentan cuatro fases del sueño:

- Primera fase – en 10 minutos el cuerpo pasa de activo a pasivo.

- Segunda fase – dura 20 minutos, el cerebro emite husos de sueño, el ritmo cardiaco baja y la temperatura corporal fluctúa.

- Tercera fase – dura alrededor de una hora, la actividad cerebral es como ondas delta, las personas no contestan si les llama por su nombre y pueden tener comportamientos extraños, como el caminar en sueño.

- Cuarta fase – llamada REM, cuando empezamos a soñar.

La fase más complicada para despertarse es la tercera fase, al sonar el despertador, la mayoría de las personas han afirmado que es como si los “atropellara un autobús”. El mejor remedio para librarse de la inercia del sueño es encender todas las luces y levantarse de la cama. No vale con darle al botoncito de la alarma y quedarse un ratito más…en unos segundos estarás otra vez durmiendo.

La “embriaguez del sueño”

Si algún día despiertes en un estado de confusión y después no recuerdas haber despertado puede que sufras de así llamada “embriaguez del sueño” y que sufren 1 de cada 7 personas. Esto puede llevar a un comportamiento inapropiado así como contestar mal al teléfono, incluso a reacciones violentas si te pillan en este mal momento. Esto pasa a menudo cuando la persona está siendo despertada bruscamente, aunque después se duerme otra vez y despierta normalmente sin recordar todo lo que le ha pasado. Los científicos afirman que el “mal” despertar es diferente a las pesadillas o al sonambulismo y que es más frecuente en niños.

Un estudio hecho con adultos ha revelado que las personas que sufren una depresión, trastorno bipolar, alcoholismo, pánico, ansiedad, estrés post-traumático o apnea del sueño son más propensas a sufrir la “embriaguez” del sueño. Para no sufrir este estado se aconseja no dormir nunca menos de 6 o más de 9 horas. No es una afección peligrosa aunque, personalmente, creo que merece ser investigada por la seguridad de todos… en caso de que entre los que sufren este trastorno haya pilotos de avión o médicos de los servicios de urgencias.

Fuente: Descopera.ro