Nicole Dumitriu en beBee en Español, Oficios y profesiones, Administrativos Limpiadora • Dievsa 20/11/2016 · 1 min de lectura · 1,8K

Veneno en la cesta de la compra...

Veneno en la cesta de la compra...

Todos los nutricionistas están de acuerdo que las frutas y las verduras son alimentos básicos en una dieta saludable y que sus propiedades son muy importantes para nosotros. Sin embargo, algunos de estos alimentos que se consumen crudos pueden ser más perjudiciales que beneficiosos porque, más de 80% han sido tratados con pesticidas o pueden contener bacterias peligrosas para nuestra salud.

Y por si fuera poco, además de que pueden contener la E.Coli o la Salmonella, tienen una desagradable capa de cera (en especial las manzanas) para que la fruta brille y que parezca recién cortada. Así que limpiarlas y desinfectarlas antes de comerlas es de capital importancia para nuestra salud. 

Veneno en la cesta de la compra...

Casi todas las frutas y verduras de los supermercados son importadas, especialmente en temporada baja, así que para aumentar la producción y prolongar su “vida útil” los fabricantes suelen utilizar un sinfín de productos químicos. “El consumo prolongado, aunque de baja concentración, puede tener efectos nocivos para el cuerpo humano”, dice Jeff Gillman, profesor de horticultura de la Universidad de Minnesota.

Según el Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente (CSE), “los altos niveles de residuos de plaguicidas pueden ser suficiente para causar cáncer a largo plazo, daños en los sistemas nervioso y reproductivo, defectos de nacimiento, y graves trastornos del sistema inmunológico tóxicos.”

 - Cuidado - Los melocotones, manzanas, pimientos, apio, nectarinas, fresas, cerezas, peras, uvas, espinacas, lechuga y las patatas son alimentos con altos niveles de pesticida en la superficie de la piel.

 - Los más seguros para el consumo son: el aguacate, la piña, espárragos, plátanos, repollo, brócoli y la papaya. Basta con lavarlos en abundante agua fría para eliminar todo los residuos.

La mayoría de la gente quita la piel de las frutas antes de consumirlas aunque también hay gente que no lo hace. Estos últimos tienen que saber que hay un método sencillo y eficaz para deshacerse de los plaguicidas.

Veneno en la cesta de la compra...

Sólo se necesita agua y vinagre. Mezclar nueve partes de agua por una parte de vinagre, introduzca la fruta en todo este líquido y dejarla en remojo durante 15-20 minutos. A continuación, retire el fruto del líquido y frotalo con un paño limpio (sin detergente) bajo el chorro de agua fría. Se dará cuenta de que sobre la piel de la fruta se forma una película en blanco ceroso. Pues bien, esta "manta de tiza" representa las sustancias químicas nocivas. Por supuesto, el método no funciona para todas las frutas. 

Veneno en la cesta de la compra...

Por ejemplo, las bayas no pueden ser frotadas con una esponja, ya que tienen una piel muy fina y pueden tomar prestado el sabor a vinagre. Así que en este caso se puede cambiar el vinagre por un poco de zumo de limón. 

Veneno en la cesta de la compra...

Otro método sería lavar la fruta o verdura con 2% de agua salada, aclarar y escurrir bien.