Octavio Perez en Escritores Literatura Amateur, Writers Support engineer • MES Automation 22/11/2016 · 4 min de lectura · +100

El existencialista light

El existencialista light

“Libertad, igualdad fraternidad” eran los gritos de los revolucionarios franceses mientras asaltaban el palacio de versalles en 1789. Cientos de personas pasaron por la guillotina bajo las órdenes de Danton y Robespierre y muchos más a la metralla de los cañones de Fouché y Bonaparte. Este sangriento y violento movimiento no fue en vano, pues con el nacio el codigo civil frances o “Déclaration des droits de l'homme et du citoyen” traducido “Los derechos del hombre y el ciudadano”. Y más allá de las repercusiones políticas de la revolución, la escarapela tricolor generó un nuevo cambio de ideales en todo el mundo.  El antiguo regimen habia caido y con el, la fe en los reyes y dioses.

Schopenhauer, Kant y Hegel grandes mentes de la filosofía, siguieron estos ideales de revolución donde ponen al hombre como el  centro del universo  y del pensamiento. No solo esos cambios rompieron el régimen pues también el capitalismo de Smith y el socialismo de Marx cambiaron por completo la concepción que las personas y las naciones tenían sobre la economía. El hombre se alejó de su ciega fe en Dios y en su devoción hacia sus gobiernos para concentrarse en sí mismo. La ciencia avanzó de manera impresionante después de la segunda guerra mundial, nació la teoría de la relatividad de Einstein, las computadoras de Turing, y los viajes a la Luna. La información también era ahora completamente accesible por la radio y la televisión. Poco a poco el hombre se volvió nihilista y apatico. Lo que se le conoce como neo existencial o el hombre “light”

Es impresionante observar cómo era el mundo hace doscientos años y compararlo con el mundo actual. Y a pesar del increíble avance que como humanidad logramos conseguir, es decepcionante observar la falta de sentido y vocación en la sociedad actual. De cómo la tecnología nos ha marginado en lugar de acercarnos. De cómo la ciencia a logrado despertar la apatía de la población en vez de resultar admirable.

Si el hombre llegó a conclusiones y avances en materia humanística, científica, tecnológica y económica ¿Porque nació el neo existencial?. El apático ser humano ególatra, narcisista incapaz de tener empatia por sus similares y carente de esperanza. En este documento se presentarán las tres hipótesis por las cuales se plantea la existencia y proliferación del “hombre light”.

En primer lugar la carencia de identidad para las generaciones modernas ha influido de manera significativa en el nacimiento de las llamadas “tribus urbanas” que aunque no son nada nuevo, pues desde los sesentas y setentas nacieron los movimientos hippie en América y punk en Gran Bretaña. Cada vez esa brecha ha crecido más ahora con los goticos, emos, hipsters, mirreyes, etcétera y eso se debe a que las generaciones actuales ni siquiera sienten identidad o pertenencia en su propia generación. Por lo cual es necesario dividirse en subculturas que sean afines a sus propios intereses y gustos, aunque claro que este sentido de identidad es solo una fachada para ocultar la verdadera ausencia de propósito. Con esta carencia de identidad y un mundo repleto de publicidad y mensajes engañosos donde prometen a los jóvenes que pueden ser lo que ellos quieran y hacer lo que ellos quieran. Y aunque en teoría estos mensajes parecen inofensivos e incluso alentadores llevan a la frustración personal cuando no se tiene una identidad clara y definida que solo se puede llegar a obtener con arduo trabajo personal y conocimiento de si mismo. Es entonces que esta frustración y la pereza de trabajar en el autodescubrimiento y creación de un firme carácter llevan a las nuevas generaciones a comportarse de manera cínica y agresiva al mundo exterior. Sin identidad y frustrado por no saber lo que quiere ser, el hombre buscara por cualquier medio llenar esa ausencia. Con drogas, alcohol, sexo, comida o entregando toda su existencia a su trabajo o una dependencia total hacia el dinero. Cualquier cosa que los distraiga sobre su existencia y propósito ausente.

Segundo la globalización. A pesar de que este término es principalmente usado en teoría económica para el existencialismo monetario ha tenido también su influencia tanto positiva como negativa en el aspecto social de las naciones y por lo tanto afectando directamente a la persona. Mucho se ha especulado sobre la caída del imperio romano de occidente, en especial la relación entre el cristianismo y la política romana. El asunto es que Roma fue perdiendo su solidez e identidad con la entrada de las nuevas culturas. Los templos paganos fueron destruidos y en su lugar se levantó la cruz cristiana. Y por las calles de la ciudad se paseaban comerciantes galos, latinos, judíos y godos por igual. Cada quien con sus culturas mezclandose entre ellas. Lo cual por supuesto lleva a compartir tecnologías y a un avance económico. Pero también llevaron a la negación de la identidad romana, pues en los intentos de adaptarse a los cambios y ser políticamente correctos los romanos enterraban sus raíces y su historia. Lo cual eventualmente los llevó a su caída. Algo similar pasa con la cultura actual, el internet y los medios de comunicación han generado esta conexión a nivel mundial donde todas las culturas y países están conectados entre si. Por naturaleza el ser humano rechaza las ideas que se oponen a su propia educación y experiencia, y a la vez trata de ser políticamente correcto con cualquier ideología que contravenga sus propios ideales. Haciendo así que el hombre se niegue a sí mismo, a su naturaleza y propios ideales para poder pertenecer a una sociedad políticamente correcta. Ante esta negación y culpabilidad de rechazar a otras personas por motivos superficiales nace en el hombre un falso sentido de filantropía. Donde esta filantropía es más para limpiar el sentimiento de culpa por su negación, que por verdadera empatía hacia las demás personas.  Ante esta confusión el hombre opta por rechazar el pensamiento y adaptarse a la sociedad aun cuando esto le resulta paradójico, y por comodidad deja de pensar y cuestionar su existencia para adaptarse a los demás. En esto incluye la homofobia, xenofobia y racismo inherente en cada persona y su naturaleza violenta.

Finalmente la irrelevancia, este aspecto es una combinación de los dos primeros pues con las redes sociales, los blogs, y la facilidad de viaje, El hombre es bombardeado con información de manera cotidiana desde eventos de trascendencia mundial hasta la basura más irrelevante y dañina para la población como programas sensacionalistas y periodismo amarillista. Lo que es en verdad importante y que puede llevar al desarrollo de la sociedad y de la persona se ve ahogado en ese mar de intrascendencia. Y es más fácil para el hombre centrar sus esfuerzos en su narcisismo que concentrarse en lo que es en verdad menester para sí mismo y para el mundo. Sus sentidos son bombardeados todo el tiempo y el aburrimiento es uno de los más grandes miedos a los que la sociedad moderna se enfrenta. Es por esto que el exceso de información y la alocada búsqueda hedonista crece más dia a dia en lugar de irse extinguiendo. El escritor británico Aldous Huxley propuso en su novela distópica “Un mundo feliz” una sociedad donde los seres humanos eran creados de manera artificial donde cada persona era creada y asignada conforme a su función en la sociedad. Para evitar la depresión e infelicidad de una vida artificial los habitantes del estado mundial viven una vida de desenfreno sexual y si eso no es suficiente la droga “Soma” les proporciona la felicidad que necesitan. ¿Acaso las drogas actuales, el alcohol y la promiscuidad actual no son más que la adaptación de el sexo y el soma de Huxley para satisfacer una vida artificial?

Para concluir este ensayo sobre la apatía e indiferencia de las generaciones modernas es necesario hacer un análisis histórico sobre los cambios que han afectado a la sociedad y de cómo estos afectan ya de manera personal al ser humano. Toda ley y todo avance tecnológico trae a su vez consecuencias inesperadas y eso es inevitable. El hombre solo lograra estar completo después de un largo camino en búsqueda de su identidad y una reconciliación entre su humanidad, la naturaleza y Dios. Este ensayo finalizara con una cita del libro “El lobo estepario” de Herman Hesse. “El hombre no es de ninguna manera un ser firme y duradero, es más bien un ensayo y una transición, no es otra cosa sino el puente estrecho y peligroso entre la naturaleza y el espíritu. Hacia el espíritu, hacia Dios, lo impulsa la determinación más íntima; hacia la naturaleza en retorno a la madre, lo atrae el más íntimo deseo: entre ambos poderes vacila su vida temblando de miedo"



David Navarro López 22/11/2016 · #1

Un gran post, Octavio. Y digo grande porque aqui hay cuerda para rato. Empezando por la imagen que has elegido, la de Sísifo, emblemática de la futilidad de los esfuerzos del hombre. A grandes rasgos, yo diría que nuestra generación se encuentra ante el avance más rápido de la historia de la humanidad. La rueda tuvo varios milenios para que la gente se adaptase. La revolución industrial del siglo 19, varias generaciones. Pero lo de ahora ha ocurrido en una generación. De pequeño había un teléfono para todo el pueblo. Ahora ni te cuento. Pero para mí, lo más potente no es esto. Lo más potente es que en escasos 300 o 400 años, hemos pasado de una esperanza de vida de 30 años, a 80 o 90 años. Estas dos cosas juntas, las comunicaciones y la esperanza de vida, rompe todos los esquemas conocidos. ¿Que estamos apaticos, "embobaos"? y , ¿como no?. La sensación de vértigo hace que nos quedemos colapsados, paralizados, porque lo que viene aún va a ser más potente. Paralelamente, otros esquemas, como los políticos, ya están obsoletos, y son una pantomima. Nos gobierna la plutocracia, nos guste o no, lo aceptemos y entendamos o no. Citar a autores del siglo pasado está muy bien. Yo soy fan de Huxley y Hesse. Pero ni siquiera ellos fueron capaces de vislumbrar lo que tenemos ahora, y la que se nos viene encima, mucho menos.
En todo caso, un placer leerte. Le daré una segunda y tercera lectura a tu post. No hay para menos.

0