Oscar Montejo Rodriguez en Descubriendo quién eres, beBee en Español, Educación y Formación Mozo de almacén 2/11/2016 · 1 min de lectura · +400

CUANDO EL GENIO DE LA LAMPARA NOS IGNORA

CUANDO EL GENIO DE LA LAMPARA NOS IGNORA

Desear forma parte de nuestra esencia. Soñar es la colchoneta que nos ampara en los momentos difíciles. Pero ¿por qué nuestros deseos no siempre se cumplen?
Aquí podemos entrar en temas metafísicos, espirituales o religiosos. Para muchos todo está predeterminado por la voluntad de Dios. Otros por la voluntad del azar.

Creo que VOLUNTAD es la palabra clave. Cuando generamos la semilla del deseo, usamos la imaginación cómo constructor del mismo. Creamos en nuestra cabecita todo el guión de la película que queremos llegar a estrenar. Y en prácticamente dos minutos resumimos la aparición del deseo en nuestra mente. Situaciones, personas, desenlaces.... Todo comprimido en un suspiro. Y ese gérmen creativo no nos cuesta. Es sencillo de crear en la mente.

Es el segundo paso el verdaderamente complicado. Luces.... Cámara.... ACCIÓN!. Comienza el rodaje. Y para ese rodaje hace falta tesón, ganas y mucha voluntad. Porque los actores se equivocarán más de lo debido.
Porque tendrás que parar por el mal tiempo. Porque surgirán imprevistos de producción que deberás solventar con imaginación. Y llegará un momento en el que te preguntarás: ¿Pero merece la pena tanto esfuerzo?.
Es tu respuesta la que condicionará el final de tu película.

La mayor parte de nuestros deseos son lanzados al universo sin una pizca de fe. Y digo bien: FE. Porque la fe no es algo exclusivo de la religión. La fe es un componente natural del ser humano que nos lleva a alcanzar lo inalcanzable. Tener fe es creer. Creer fuera de toda duda razonable que tus sueños no sólo son factibles, son inevitables.

Cuando crees en algo de manera absoluta, tanto la voluntad como la acción son generadas desde el mínimo esfuerzo. Un problema en el camino hacia tu sueño es sólo un cambio de ruta. Un aviso de que por ahí, no. Y creas las oportunidades para llegar a ese objetivo ilógico para muchos pero absolutamente real para ti.

El genio te ha escuchado. Y se ha puesto manos a la obra con tu deseo. Pero si cambias o modificas ese deseo a la mínima dificultad, lo primero es que terminarás por volver loco al gigante azulón que terminará por decirte.... ¿Pero te quieres aclarar,chato?.
Si lo mantienes pase a las dificultades, irá creando las condiciones necesarias para que ese sueño se haga real. Siempre y cuando lo veas como una consecuencia inevitable de tus acciones. Por que son tus acciones las que te llevarán a él.

El genio no nos ignora. Está para ofrecernos todo lo que seamos capaces de imaginar. Pero te pide algo a cambio: cree de verdad en lo que deseas.


Adela Garcia 16/11/2016 · #1

Chapeau!!! con esto y un bizcocho, ya he reafirmado la fe, en mí misma!!!!

+1 +1