Oscar Montejo Rodriguez en Coaching, Recursos Humanos, Educación y Formación Mozo de almacén 29/9/2016 · 1 min de lectura · 1,6K

El JUEGO DE LA OBSERVACIÓN

El JUEGO DE LA OBSERVACIÓN

Uno de los "juegos" que más me divierten es observar. Aprendes mucho observando, y no es nada fácil. Porque mirar está al alcance de todos, pero la observación va un pasito más allá.

En una conversación con un amigo, por ejemplo, le miras. Escuchas ( cuando tienes el día) lo que te cuenta, y le miras. Pero... prueba aobservarlo. Observa sus expresiones cuando te habla de su pareja. Observa sus manos nerviosas en continuo movimiento al mencionar esa discusión con su mejor amigo o la risa desencajada cuando sale a colación un recuerdo divertido de hace unos años.

Observa su manera de sentarse cuando está nervioso o cuando se siente completamente relajado. Dice mucho de el. Observa como le cuesta fijar la mirada cuando se siente inseguro o el leve tartamudeo al tratar de convencerte de algo que bien sabes que no es cierto.

Observar te ayuda a empatizar y comprender a los demás. Porque interiorizas casi sin darte cuenta reacciones que todos tenemos y utilizamos en determinados momentos. Y, cuando tu intención es ayudar al observado de algún modo, te da una información inmejorable. Te permite enfocar correctamente la manera de acceder al momento actual en el que se encuentra.

Cuando alguien se encuentra nervioso o inseguro, no puedes acceder a él como un elefante en una cristalería. Comprensión, sentido del humor y transmitir calma y seguridad, son herramientas mucho más efectivas que.....  Mira, te voy a ser completamente sincero aunque te duela.... El efecto que conseguirás será el opuesto al que seguramente buscas.

Observar se basa en "acierto" y "error" y es un proceso. Hay que ser muy prudente a la hora de crearse una conclusión y sobre todo, al comunicarla, porque puedes sorprenderte. Hay gente que expresa una misma emoción de manera diametralmente opuesta. Una mirada perdida puede significar múltiples cosas dependiendo del interlocutor, por ejemplo. Y hay personas que aún pareciendo dudosas en sus afirmaciones, es simplemente su manera de mostrarse a si mismas lo seguras que están de aquello que están diciendo. Por eso, elimina cualquier juicio de valor. El juicio y la observación terminan siendo incompatibles.

Cuando pones en práctica la observación durante largo tiempo, se convertirá en un instrumento indispensable siempre que necesites echar un cable a quien te lo pida. A QUIEN TE LO PIDA!  Que tener desarrollada esta capacidad, no quiere decir que fuerces a todo el mundo a ser ayudado por huevos! Que de estos, haberlos, hailos.

Observa y aprende. Practica contigo mismo. Y llegará un momento en el que ya no sabrás solo mirar.


Oscar Montejo Rodriguez 1/10/2016 · #15

#12 Gracias @Rafael Núñez! Aqui no hay postureo que valga. En BeBee si algo te gusta, te gusta.... Y si se dice, muuuuuucho mejor. Y por la parte que me toca, mil gracias...😀

+1 +1
Oscar Montejo Rodriguez 1/10/2016 · #14

#11 Muy de acuerdo. En cualquier tipo de juego, el rival da muchisimas pistas que pueden hacer que decidas modificar el tuyo. Que buena idea para un post.... Te atreves?

0
Oscar Montejo Rodriguez 1/10/2016 · #13

#10 Eso nunca @Maria Paz Hueso Luque ! Que si no la vida seria un coñazo!

0
Rafael Núñez 30/9/2016 · #12

Me ha encantado tu post. Sin que suene a postureo ni nada parecido, algunos nos sentimos identificados!

+1 +1
Serafin Garcia nache 30/9/2016 · #11

A mí que me gusta el ajedrez,me cuesta màs ganarle a la máquina,y creo que la razón màs importante es la falta de observancia del contrincante.

+1 +1
María Paz Hueso Luque 30/9/2016 · #10

#9 Cuantas cosas hemos aprendido!Y lo importante es que no dejemos de hacerlo, Oscar!

+1 +1

#8 Es cierto. Nunca se sabe quien te puede sorprender. En mi caso, aunque parte me vino de serie, tuve que trabajar y comprender aquello que tanto observaba y era incapaz de trasladarlo a un idioma comprensible para mi. Ese fue el trabajo duro. Pero cuando comprendi la dinamica, me ha resultado muy provechoso. ¿Intuicion? La hago caso siempre, aunque antes la ignoraba por completo. Otra cisa mas que tuve que aprender....

+2 +2
María Paz Hueso Luque 30/9/2016 · #8

#5 Hay veces que sí, Oscar, pero en general no me cuesta demasiado. Doy votos de confianza generalmente, y en algunas ocasiones, es cierto, dejo que trabaje la intuición (que no consideró prejuicio sino precaución). Pero me encanta observar. Ya dije en una ocasión que puedes aprender de quien menos esperas!

+2 +2