Oscar Montejo Rodriguez en Profesores y educadores, beBee en Español, Coaching Mozo de almacén 5/10/2016 · 1 min de lectura · +700

RESPETO

RESPETO


Pongo la televisión,  y ahí está. RESPETO. Todos piden respeto. Los políticos piden respeto. Los futbolistas piden respeto. Los pandilleros piden respeto. Periodistas, empresarios, corruptos, incorruptos, cristianos, musulmanes, policías, ladrones,..... Todos quieren respeto.

Ésto me lleva a pensar que hemos integrado tanto esta palabra en nuestro vocabulario que no solo no sabemos ya que significa, sino que ha terminado por convertirse en palabra comodín, como "chisme", "cosa" o "esto".

Respeto es una gran palabra. Yo la defino como el modo de aceptación del otro sin trabas, sin peros. Tal vez no comulgues con su forma de ver la vida o su manera de pensar. Pero aún así, lo aceptas como es. No tienes porque admirarle. Ni siquiera ha de caerte bien. Pero lo aceptas tal cual es. Lo respetas.

Y ahora viene la gran pregunta. ¿Y como se puede conseguir ese respeto tan ansiado por muchos?. Por medio del miedo, seguro que no. Muchos confunden respetar con temer, y no es lo mismo. Cuando hay respeto hacia alguien,  entran en juego los valores del otro, sus actitudes, aquello que ofrecen al mundo. Si tu no eres capaz de aceptar a otros, si no concibes más verdades que las tuyas propias, si no ves en los demás valores que engrandecen su entorno y por aproximación, el tuyo,  será difícil que puedas ser respetado y por mucho que pidas que te respeten, no pasará.

Porque pides algo que eres incapaz de ofrecer. "Quiero que me quieran, pero no quiero a nadie más que a mi mismo". Absurdo, ¿verdad?.

Una actitud respetuosa implica apertura mental. Implica comprender que hay muchas maneras diferentes de ver la vida. Y en todas ellas, la vida es lo primero. Cuando atentas contra la vida en cualquiera de sus formas, no puede existir el respeto. Eso es miedo. Cuando buscas una situación de control sobre los demás, tanto social como emocional, no hay respeto. Es poder. Cuando exiges que los demás alaben continuamente lo que haces por ellos, no hay respeto, hay ego.

El respeto es una consecuencia de un largo camino. De un camino en el que aportas al mundo tanto o más de lo que el mundo te aporta a ti.  Y lo haces porque para ti es lo correcto, sin esperar que el mundo te lo devuelva del mismo modo. El respeto a tus padres, ellos se lo han ganado. No te han pedido que les devuelvas todo lo que han hecho por ti. El respeto a un artista se debe a cuanto han ofrecido al mundo. No me imagino a Van Gogh llamando a un poseedor de su obra discutiendo por las horas que le costó realizar un cuadro y echando cuentas con el.

¿Quieres respeto? Estupendo. ¿Respetas?.


Adela Garcia 6/10/2016 · #3

#2 Si, es posible que aquellos que se le llena la boca pidiéndolo, lo hacen por......¿Personalidad ambigua? ¿Incierta? ¿Confusa? o ¿Dudosa? ....

0

#1 No se pide. Por supuesto. O no debería pedirse. Pero analiza aquellos a los que se les llena la boca pidiendolo y porque lo hacen. Tal vez sea porque el significado de RESPETO se ha convertido en algo ambiguo. ¿No crees?

0
Adela Garcia 5/10/2016 · #1

El respeto, NO se pide, hay que ganárselo, actuando con criterio y sentido común. Mal vamos, si necesitamos pedir respeto, mal, muy mal!!!

+2 +2