Osvaldo Roncayolo in ingenieria mecanica automotriz, sector automotriz, mecanico automotriz CEO • Concesionaria Ardama Aug 14, 2020 · 3 min read · ~10

Osvaldo Roncayolo- Industria automotriz

Osvaldo Roncayolo- Todo sobre la industria automotriz 

Osvaldo Roncayolo - Hay una increíble cultura del automóvil en todo el mundo, y la industria automotriz atiende las necesidades de esta cultura de una manera brillante.

 La industria no solo se trata de la venta de automóviles y otros vehículos de motor, sino que también implica el diseño, la fabricación y la reparación de los mismos. El paraguas de la industria automotriz también incluye servicios tales como la venta de varios accesorios y autopartes que son importantes para mantener un funcionamiento eficiente dentro de los sistemas de un automóvil. A partir de esto, definimos la industria automotriz como que abarca todas las empresas y actividades involucradas con los automóviles como se indicó anteriormente.

Osvaldo Roncayolo- Industria automotriz


Osvaldo Roncayolo menciona que algunos de los principales actores clave de la industria incluyen al fabricante con sede en Alemania Volkswagen, dos grandes compañías automotrices de Japón (es decir, Toyota Motor Corporation y Nissan Motor Corporation), los rivales de General Motors y Ford Motor Company en los Estados Unidos, y Empresa italiana Fiat.

Ubicación

Actualmente, la industria automotriz no se limita a ninguna región geográfica específica, y de hecho abarca la totalidad del planeta. Sin embargo, en términos de destreza en la fabricación de automóviles, la industria automotriz de EE. UU. Disfruta de la posición más alta y tiene una de las industrias automotrices más grandes del mundo.

Por ejemplo, las principales empresas de fabricación de automóviles como Honda, Ford, Toyota, Chrysler y Mercedes-Benz, todas tienen numerosas plantas de ensamblaje dentro de las fronteras de los Estados Unidos de América.

A nivel mundial, con respecto a una base de consumidores en rápido crecimiento, India y China son las más notables por experimentar el crecimiento más rápido en los márgenes de ganancias. También vale la pena mencionar aquí las industrias automotrices japonesa y surcoreana, ya que el sudeste asiático en su conjunto se ha convertido recientemente en el mercado de productos automotrices de más rápido crecimiento.


Proceso

Los métodos reales detrás de la producción de automóviles a menudo varían entre compañías, tipos de vehículos y modelos de automóviles. Además de estas muchas variaciones, hay algunos puntos en común básicos que definen cómo se construyen los automóviles.

Osvaldo Roncayolo nos cuenta que la industria automotriz fue el sello distintivo del método de producción de la línea de ensamblaje de Henry Ford, y esto sigue siendo cierto hoy en día. Los automóviles se construyen en grandes fábricas donde las actividades humanas y la automatización de máquinas se combinan para ensamblar el vehículo lo más rápido posible. Cada parte del vehículo generalmente se construye por separado, con todo ensamblado en un chasis principal a medida que avanza por la línea de producción. El objetivo de estas fábricas suele ser la eficiencia de la producción, aunque nuevamente los detalles sobre qué piezas se unen, qué equilibrio de mano de obra humana y mecánica se emplea, y exactamente qué tan eficiente es el proceso general dependerá de la empresa y el vehículo.

Historia

La historia de la industria automotriz comenzó con la invención revolucionaria de un motor de combustión interna factible. Con eso, las máquinas comenzaron a facilitar la quema de combustible dentro de espacios confinados en el siglo XIX. En 1823, la primera máquina de combustión interna fue patentada por un ingeniero con sede en Londres llamado Samuel Brown.

Más tarde, los esfuerzos sostenidos realizados por los fabricantes estadounidenses, especialmente Henry Ford y su línea de montaje, allanaron el camino para la producción en masa de automóviles. Tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial, un renacimiento del crecimiento económico, el aumento de los canales publicitarios a través de la nueva tecnología de la televisión y una expansión de los sistemas de carreteras del mundo dieron como resultado un marcado crecimiento dentro de la industria automotriz en todo el mundo. Lo que comenzó como un artículo novedoso a principios de 1900 pronto se convirtió en un artículo esencial para el consumidor.

 A comienzos de la década de 2000, se podían encontrar automóviles en prácticamente todos los rincones del mundo, con más compañías de fabricación de automóviles que satisfacen las demandas y expectativas de su base de consumidores mucho más grande, a pesar de los altos precios del combustible y las estrictas regulaciones que a menudo atormentan los esfuerzos de los fabricantes de automóviles.

Según las tendencias más recientes, las inversiones en la fabricación de automóviles "inteligentes" y "ecológicos" están en un fuerte aumento en todo el mundo, ya que los vehículos ofrecen mayores niveles de conveniencia, seguridad y sostenibilidad que nunca antes.


Reglamento

Al igual que otras industrias, la industria automotriz también está sujeta a numerosas regulaciones gubernamentales en prácticamente todos los países. La mayoría de estas regulaciones están relacionadas con la seguridad del vehículo, los niveles de emisión, el ahorro de combustible, las importaciones de vehículos y la protección del consumidor. También hay una serie de barreras comerciales, impuestos, aranceles y estándares de importación, y aranceles que afectan las transacciones automotrices internacionales. Por ejemplo, algunas de las regulaciones que los fabricantes de automóviles móviles deben seguir en los EE.UU.

Osvaldo Roncayolo nos informa que actualmente los autos también Incluyen las normas federales de seguridad para vehículos motorizados (FMVSS) y las regulaciones corporativas de economía promedio de combustible. La estricta implementación de estas regulaciones y otras por parte del gobierno de los Estados Unidos ha resultado en costos iniciales más altos para los propietarios de automóviles estadounidenses. Esta es una consecuencia obvia del uso de más