Paola IP en Escritores, Libros, Diseño Editorial Spanish Teacher • Freelancer 7/11/2016 · 2 min de lectura · +200

Albacete - Granada ¿agonía? ¿o persiguiendo un amor?

Si no fuera porque me he aficionado a la lectura, estos viajes en tren se me harían interminables. Dos meses haciendo el mismo recorrido... Albacete - Granada, 7 horas ida y 7 horas vuelta... tanto esfuerzo para pasar un fin de semana cada 15 días, es el precio que tengo que pagar por ocurrirse me la idea de salir con Michel, natural de Ceuta. 


Mitad de camino entre Albacete y Ceuta (Granada) según él, y así acordamos, aunque para ser exactos, la mitad de camino es Madrid, tardaría 2 horas y media en llegar en tren, y el 30 min en helicóptero hasta Málaga y allí un avión directo a Madrid de 1 hora y media, nos ahorraríamos 10 horas de viaje para estar juntos, pero la lógica aplastante no funciona con este hombre, así así que viajo durante  7 horas + parada obligatoria en Linares de 1 hora para que le de tiempo a cruzar la vía al pastor con sus 415 ovejas (ya las tengo contadas), con la delicadeza del maquinista de apagar luces y calefacción en mitad de la Sierra, en pleno mes de febrero. 


Albacete - Granada ¿agonía? ¿o persiguiendo un amor?


Es cuando, en ese instante te das cuenta, de que el ruido del traqueteo oscilante por las vías más primitivas de España, ni el desenlace dramático de tu novela de bolsillo, del cual gozabas tranquilamente en tu asiento sin molestar a nadie, y ajena a toda vida propia que respira en el vagón, se ven totalmente desconcentrados por el ruidillo de decenas de papel albal desplegándose sobre los bocadillos de patatas, chorizos y patatas fritas que las mujeres setentonas prepararon a primera hora de la mañana en Barcelona, Tarragona o mucho más cercano, en Valencia.  Andaluces y andaluzas que cada fin de semana regresan a sus orígenes para ver a sus hijos y nietos; en ese momento en que estamos aislados del mundo, en plena sierra, eres consciente por primera vez en 4 horas, que has estado pendiente de las batallitas de cuando Pepe se enamoró de la Juani, pasando por todos los embarazos de Ernesta contados con pelos y señales, 

Hasta que nació Angelito, el sexto, "ahí ya paramos, la televisión en color es lo que tiene que engancha mucho por las noches"
La boda de Isabelita, que "nunca creíamos que se fuera a casar y mira tú por donde, estaba de interina en Talavera de la Reina y chass... amor a primera vista con el camarero que le servía los cafés a las 8 de la mañana"

(Si se quedara ahí la cosa....) pero la señora que está escuchando en el asiento de enfrente y lleva callada, asintiendo con la caebza y sin pronunciar ni un sólo comentario, no por falta de ganas, sino porque su compañera de viaje que seguramente se la encuentre todas las semanas en el mismo trayecto, parafraseando las mismas historias de corrillo, una y otra vez, una y otra semana... roja ya de ganas, de aguantarse, de apretarse los labios, de moderse la lengua, de moversele la dentadura al rechinar de rabia que la está matando, de repente chasquea los labios con un meneo de cabeza, deshaciéndose los bucles del pelo que tanto esfuerzo le ha costado mantener intactos a base de dormir con rulos y kilos de laca Noly, suelta con un gritito estridente: "Pues mi nieta es más rica... cuando nació pesaba 4 kilos y 55 cm" ¡Qué poder de atención puede acaparar la historia, que todas las decenas de bocadillos en papel albal dejaron de hacer ruido de repente para soltar un sonoro gemido ..."Oooohhhh que preciosidad, seguro que ha salido a su madre"

"Pues eso no es nada, mi nieto pesaba 7 kilos y el médico cuando le cogió por los talones para darle las palmaditas en el culo, le llegaba la cabeza al suelo"

¡Eso es, sí señor! Ya entiendo por qué paramos en mitad de la sierra durante 1 hora, no es porque el tren tenga que dividirse para dirigirse a varios puntos de Andalucía... ni para que el pobre pastor no corra riesgo de ser arrollado, es para que los pobres pasajeros con la desgracia de acompañar a esa mujer desde Barcelona, puedan bajar del tren para airear la menta y evitar jaquecas crónicas, sino fuera así, creo que no llegaría a Granada con vida...


Paola IP 7/11/2016 · #2

Gracias Aitor!! esta noche subiré otra parte jajaja

0
Aitor Vacas Carrillo 7/11/2016 · #1

Me he quedado con ganas de más, la historia es muy buena y tiene ritmo.

0