Paola IP en Abogados y Letrados, Estudiantes y Universitarios, Recursos Humanos staff recruiter • P&D Internacional 7/12/2017 · 1 min de lectura · 7,6K

Transcripciones, ¿todo el mundo vale para transcribir?

www.transcriptiontoday.com

Transcripciones, ¿todo el mundo vale para transcribir?

A menudo nos llegan cv a nuestra web site ofreciendo los servicios para transcribir este tipo de especialización dentro de la rama de las traducciones. 

Las transcripciones de audio a texto a menudo son solicitadas como medio de vida, ya que es un trabajo cómodo que se puede hacer desde la comodidad del hogar, sin tener que acudir diariamente a una oficina o puesto de trabajo.

La mayoría de esos cv para realizar transcripciones son rechazados, ¿por qué?

En primer lugar realizar transcripciones no es una tarea fácil. Mucha gente que postula se piensa que no hay que estar especializado y/o que cualquier persona puede hacerlo. Esto es completamente FALSO. En primer lugar, las transcripciones es una materia muy específica, ya que muchas de ellas son encargadas por estudios de mercado en los que es imprescindible plasmar la realidad de lo que está ocurriendo en la sala. Encuestas, estadísticas, en las que no se puede obviar ningún detalle en estas transcripciones. Para ello, no sólo hay que tener muy buen oído, sino también paciencia. Cambiar un plural, el modo del verbo, o no prestar atención al final de la frase del interlocutor interrumpido por el siguiente orador, puede hacer que el cliente eche para atrás estas transcripciones. Eso, además de crear mala imagen, creamos la desconfianza del cliente, por lo que no le volveremos a ver el pelo.


Luego están las transcripciones judiciales, este tipo de transcripciones se caracterizan por el mal sonido en la sala, no todos los micrófonos funcionan, y los interlocutores están muy separados uno del otro, por lo que la calidad de sonido, los nervios de los testigos, y la rapidez del abogado porque se le agota el turno, hacen que haya que ser un auténtico profesional en este campo. Además, casi todas las transcripciones judiciales que necesitan ser transcritas, suelen ser por áreas financieras o bancarias. Por lo que hay que tener muy buen dominio de las siglas y abreviaturas referentes al mundo financiero.
Autor en www.transcriptiontoday.com

Ni cabe mencionar la necesidad de una correcta mecanografía y una ortografía del idioma español sin excepciones.

Cuesta mucho confiar en alguien para tales tareas, las transcripciones no son menos serias ni menos valoradas que las traducciones. Tienen mucho futuro todavía por delante, aunque existan programas que puedan transcribir, todavía queda mucho hasta que se puedan poner a nivel de un humano y saber desbloquear los conflictos auditivos que provocan interferencias en el audio. Tenemos mucho trabajo, y desde aquí quiero hacer un llamamiento a que sí, se puede trabajar de transcriptor, con transcripciones audio a texto desde la comodidad de tu casa, pero siendo un profesional. No pensando que lo puedes hacer porque hablas español, porque probablemente en cuanto te pongas los cascos te empiecen a entrar los sudores y arrepintiéndote de haberte metido en tal berenjenales. 


Ignacio Orna (Nacho) 8/12/2017 · #1

Advertencia para barcos pequeños. No todo el mundo vale para transcribir, ni para emprender.

+1 +1