Descuida, es seguro usar productos con parabenos

    Muchos son los artículos de uso diario que incluyen en su composición un conservante llamado nipasol o propilparabeno, cuya función de alargar su vida útil, mantenerlos libres de hongos, malos olores y suciedad y con ello, en última instancia, da sentido a nuestra inversión.

    Productos de la industria cosmética, farmacéutica y alimentaria acceden a los múltiples beneficios de este compuesto durante su fabricación. Te preguntarás, entonces, cuál es el origen de las controversias que en torno a su uso se han generado en los últimos años.

    Más adelante aclararemos esta cuestión, pero lo primero que debes saber es que su uso es totalmente seguro: así lo han avalado autoridades internacionales y en el caso mexicano, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

    Dicho lo anterior, podemos hablar sobre el motivo de la especulación: erróneamente se pensó que estas sustancias causaban el cáncer, y su desarrollo histórico: una gran preocupación colectiva y una serie de pruebas que terminaron por descartar la sospecha inicial.

    Sin embargo, aún existe un sector que desconfía y ha preferido desterrar los parabenos de su vida, no sin las dificultades que esta decisión supone. Por ello, en seguida te contamos punto por punto cuáles fueron las etapas de esta discusión y cómo se llegó a una resolución final:

    • 1998: La farmacóloga inglesa Philippa Darbre inició una investigación para estudiar la manera en que el metil, etil, propil y butilparabeno repercutían en la salud de los usuarios de productos que los contenían. Como resultado de este análisis se encontró una relación entre tales compuestos y la producción de hormonas sexuales femeninas, que en ciertas concentraciones podrían contribuir al desarrollo de cáncer de mama.
    • 2002: La citada investigación desató la inquietud de la comunidad científica al sugerir la posible relación entre el cáncer y los compuestos de la familia de los parabenos.
    • 2004: Tan pronto se difundió la noticia, la inquietud aumentó debido a que como parte de la misma investigación se realizaron pruebas en las que se encontraron muestras de estas sustancias en 20 tumores de mama en animales. No obstante, nunca se comprobó que ello pudiera implicar una relación directa con este tipo de cáncer.
    • 2010: El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores publicó un comunicado donde se daba a conocer que nuevos estudios en animales habían comprobado que la toxicidad de estas sustancias era mínima y no tenía relación alguna con el cáncer.
    • Actualidad: Los consumidores pueden sentirse seguros en cuanto al consumo de productos con parabenos, e incluso, pueden adquirirlos sin riesgo en la tienda de químicos de su preferencia para fines de fabricación artesanal.

    Descuida, es seguro usar productos con parabenos