Qué es la escucha activa y cómo te ayudará en tu negocio

Qué es la escucha activa y cómo te ayudará en tu negocio

    Sin lugar a dudas, la forma en la que nos comunicamos con los demás define las relaciones que tendremos con ellos. En cuanto a los negocios, la escucha activa es una técnica que permite establecer un diálogo en el que el receptor asimila e interpreta lo que realmente expresa el emisor; incluso puede ir más allá de las palabras y abarcar el lenguaje no verbal, ofreciendo una mejor interpretación de las intenciones y sentimientos de las personas.

    Si bien la escucha activa es necesaria en todas las relaciones interpersonales, en las de trabajo son fundamentales para evitar malentendidos entre empleados, mejorar los resultados en las reuniones y feedbacks, pero también para “leer” mejor a los clientes y mejorar su experiencia en el negocio. Este concepto se basa en el interés genuino en la conversación, evitando las distracciones, interrupciones o la falta de interés.En un taller de integración es frecuente comenzar con las actividades de comunicación asertiva, en donde además las personas detectan cómo pierden la atención durante algunos diálogos, pensando en otras cosas, sacando el celular a escondidas para revisar las redes sociales, o simplemente “oyendo sin escuchar” e interrumpir a quien habla pensando que se tiene algo más importante que decir.

    Dentro de las ventajas de la escucha activa, encontramos:

    * Promueve una mejor relación entre equipos de trabajo, clientes y prospectos

    * Genera confianza, indispensable en los negocios, y más específicamente, en las ventas, pues los clientes necesitan compran conceptos, crean alianzas con empresas o relaciones comerciales, más que un producto o servicio.

    * Desarrolla empatía, esa capacidad de ponerse en el lugar del otro para comprenderlo y crear lazos de amistad.

    * Incremento en ventas, ya que los clientes se sienten valorados y comprendidos, se identifican con las marcas y es muy probable que vuelvan a comprar.

    * Menos conflictos entre empleados, al tener una comunicación efectiva, transparente y en la que realmente se ponga atención en lo que dicen los jefes y compañeros.

    * Abre áreas de oportunidad. Tal vez tu prospecto no pueda comprar tu producto en este momento, por falta de dinero, porque aún no lo necesita o cualquier otra situación; pero en el diálogo te indica que en tres meses se solucionará su problema, por lo que podrás volver a contactarlo y se sentirá satisfecho de saber que realmente lo escuchaste y te interesa apoyarlo.

    Si estás pensando en la mejor forma de aplicar estos conceptos en tu negocio, acércate a un profesional o busca talleres vivenciales para que tus colaboradores acudan y aprendan a escuchar activamente y mejoren muchas áreas de su vida.