Patricia Rivera in Pofesionales de cine ,televisión y audiovisuales, Creative Writers, Cine y Música Colaboradora • EL Mercurio 7 d ago · 1 min read · ~100

Cosas atesorables

Texto recuperado del lunes, 18 de marzo de 2013

Durante una reunión de pauta  estuve hablando de aquellos sitios (físicos y virtuales) a los cuales uno necesita volver. De las revistas que uno no puede sino a acumular en una bodega prestada, porque no hay respaldo preciso en la memoria para textos tan bien escritos. De fotografías que son balas de plata de la infancia. Música que nos hace mejores personas. De todo aquello que en rigor nos hace más estáticos, pero paradójicamente son motores de grandes movimientos. “Lo atesorable” me llevó de regreso a “El libro de Almohada” (枕草子Makura no Sōshi) diario personal escrito por Sei Shōnagon, japonesa del siglo X. Ella describe la vida de la corte y crea catálogos completos de situaciones, objetos, plantas, poemas y cuanto cupiera dentro de palacio (ya sea por placer o por rechazo) que la hizo sentir viva.


  Cosas atesorables

Atesora fragmentos igual  que partículas de polvo en suspensión a contraluz,  perpetuamente en movimiento:

“Cosas que emocionan”

- Encender un incienso muy bueno, y acostarme sola.

- Lavarme el cabello, maquillarme y vestir un kimono perfumado. En este caso me siento feliz y noble, aun cuando nadie me observe.

- Una noche que espero a mi amante, al escuchar el ruido de la lluvia en mi puerta y el golpeteo del viento, sin motivo y de repente me sobresalto.“

Sei Shōnagon  hoy poblaría Dropbox, Grooveshark, Blogger. Veríamos en su Instagram ”El rostro de un niño dibujado en un melón" o “La flor de clavel silvestre”.

Entonces XI siglos después, en honor a ella (con mucho menos talento, pero más tecnología) aparece el tag atesorable.

Para inaugurar el tag elijo esta imagen de “Dos mulas para la hermana Sara”

Por un tiempo pasado mejor, por Clint, por el Western, por Shirley, por la comedia romántica, por el humor, por el futuro mejor, porque me explota en la cabeza y me hace escribir de vuelta…

Y el clip clip clip del teclado, cuando sólo el refrigerador interrumpe el silencio del horario AM, es uno de los sonidos más atesorables para mi. Heartbeat (Tainai Kaiki II) by David Sylvian on Grooveshark