Pedro Molleda Muñoz en Leadership, Directivos y Ejecutivos, Coaching Vice President, Business Intelligence • NH Hotel Group 18/10/2016 · 1 min de lectura · 2,4K

La importancia de la gestión del talento en las empresas

Planes estratégicos, líderes, engagement, motivación y todo lo que puedas escuchar que son las bases del éxito de cualquier organización no son nada sin las personas.

Las personas y solo las personas son quienes explican el éxito o fracaso de una empresa, y parece mentira como hay comités de dirección que gastan tiempo y dinero en todo tipo de iniciativas rimbombantes que -sobre el papel que todo lo aguanta- asegurarán el éxito de las organizaciones en los próximos años.

Pero sin embargo lo que en mi opinión garantiza el éxito son las personas, y raramente veo en las empresas un plan de atracción y retención del talento. Elegir a los profesionales que quieres que trabajen en tu empresa, y no dejar este aspecto a decisiones individuales de muchos miembros de la organización que utilizan a los departamentos de recursos humanos como meros ejecutores de selección a perfiles pre-seleccionados.

En otras palabras, muchos departamentos de recursos humanos de las empresas en las que he trabajado terminan convirtiéndose en "paga-nóminas" o en "liquida-finiquitos". Y poco más. Y la culpa no es exclusivamente suya (que parte de culpa tienen), sino de lo poco permeable que son en las grandes empresas la cultura y estrategias de gestión del talento..

La importancia de la gestión del talento en las empresas
Solo con atender a un curso de gestión del talento humano nos damos cuenta de lo importante que es tener una visión y un pensamiento de altura (si queréis evitemos la palabra estratégico, si bien en mi opinión es la que mejor expresa lo que debería ser) a la hora de tener claro qué tipo de profesionales queremos en nuestra organización, cuáles son los drivers que usar para retenerlos y mantenerlos motivados, etc, etc.

El salario no puede ser la principal motivación de un empleado para cambiar de empresa, ni tampoco para quedarse en ella. Al menos en el plano personal he estado -y estoy- dispuesto a renunciar a salario, responsabilidad y "títulos" (que tan poco aportan) para conseguir ganar en calidad de vida y en motivación personal.

Con frecuencia las empresas recurren a los euros para retenerte a corto plazo... sin darse cuenta que tan solo es dar una patada hacia delante. Si no estás comprometido con la cultura y filosofía de tu empresa, el dinero solo conseguirá que aletargues tu periodo de búsqueda y cambio... pero no conseguirá retenerte... o al menos no lo hará con todas tus neuronas al 100%.


Elena Bermejo Cruzado 18/10/2016 · #2

Tienes toda la razón @Pedro Molleda Muñoz. Las empresas se han quedado anticuadas y no abarcan todo lo que los departamentos de recursos humanos pueden o deberían ofrecer: un buen ambiente laboral, escucha y entendimiento de las motivaciones personales y posibilidad de crecimiento en la empresa. Solo a través de una buena gestión de esto conseguiremos que los trabajadores estén satisfechos y, gracias a eso, que la empresa alcance sus objetivos.

+2 +2
Michele Williams 18/10/2016 · #1

This looks very interesting. I will translate it tonight, then respond.

+2 +2