Prof. Mg. Rodrigo Ariel PRADIER en Estudiantes y Universitarios, Profesores y educadores, Oficios y profesiones Auxiliar Judicial • Servicio Penitenciario Federal 25/9/2016 · 1 min de lectura · 1,3K

Familia y crianza: cómo lidiar con las huellas del pasado

Familia y crianza: cómo lidiar con las huellas del pasado

Escaparse de los orígenes es tan imposible como mirar para otro lado y olvidar quién es uno mismo. La historia familiar constituye, alimenta, forma y abriga el desamparo con el que cada persona deberá afrontar la vida. Su vida.

"Aquel que busque desprenderse de su pasado quedará envuelto en una misión imposible y tendrá asegurado el fracaso. Nuestra historia camina, vive y respira en nosotros. De cierta forma, tomar alguna de sus costumbres, copiar sus gestos, emular a quienes nos precedieron en la vida es una manera de serles fieles, de mantenerlos vivos, de seguir la tradición familiar y de vivir en ella".

Los seres humanos se ven envueltos constantemente en problemas y situaciones adversas que deben resolver. Amenazan la tranquilidad y se disponen a arruinar los pequeños y grandes momentos de bienestar.

"Creo firmemente que si alguien tiene una situación no resuelta con la madre o el padre arrastra ese malestar sin poder deshacerse de ello por el resto de su vida. Lo arrastra y es arrastrado por él. Cuando alguien piensa en sus padres y encuentra en el recuerdo o en la presencia de ellos una sensación displacentera, un enojo interno, una tensión o un dolor dentro de sí, esa persona tiene un problema importante que resolver".


“La aceptación familiar es la aceptación que tengamos sobre nosotros mismos”
Someone famous in Source Title

Sin embargo, muchas personas son capaces de vivir con esa sensación durante años y salir adelante. Se mienten a sí mismos y tratan de restarle importancia. Estoy convencida de que se escudan en frases hechas para demostrar que continuar su camino sin inconvenientes es posible. El hecho de no reconocer el peso no les va a quitar el dolor que sienten.


La familia determina el futuro de sus integrantes (Getty)
Someone famous in Source Title

El objetivo es claro, aunque resolver el conflicto interna sea el primer eslabón en contra a superar. "No conozco persona alguna que se sienta bien y tenga -a su vez- conflictos con sus padres. Por el contrario, aquellos que se sienten en paz con la familia que les ha tocado pueden enfrentar las vicisitudes de la vida sin grandes dificultades y tienen posibilidades ciertas de alcanzar el bienestar".

A estas "exigencias" se le agrega una mochila cargada de traumas, fantasmas y dolores que van sucediendo a lo largo de la vida. Y todo se vuelve cuesta arriba. "Llevar los conflictos con mamá o papá colgados en nuestras espaldas nos quita movimiento, nos agrega peso y nos impide caminar con soltura. Impide sentirnos bien con nosotros mismos".


El mandato familiar y sus costumbres son claves para el futuro de sus integrantes (Shutterstock)
Someone famous in Source Title

Asomamos a la vida poco a poco y nos lleva el primer tercio de nuestra existencia empezar a vislumbrar el mundo tal como se lo ve en la adultez. Al momento del nacimiento, todo lo que se conoce se circunscribe a la casa propia, al país en el que se vive, al idioma y a las costumbres, entre tantas cosas.

"Todas las experiencias que incorporamos para llegar a la vida adulta han sido acompañadas por papá o mamá. En las presencias o en sus ausencias. Con padres cariñosos y comprensivos o con otros desamorados. Exigentes e irresponsables. No importa la clase social, el nivel económico, ni siquiera las características particulares de cada padre. Ellos están ahí. Su ausencia pesa tanto como la presencia".


colaboración: Camila Hadad