Prof. Mg. Rodrigo Ariel PRADIER en Estudiantes y Universitarios, Profesores y educadores, Oficios y profesiones Auxiliar Judicial • Servicio Penitenciario Federal 4/11/2016 · 2 min de lectura · +300

No tengo habilidades sociales… ¿qué hago?

No tengo habilidades sociales… ¿qué hago?

Si bien no cuentan con una definición determinada, todos hablamos sobre ellas. Las habilidades sociales son el conjunto de conductas que nos ayudan a relacionarnos con los demás y que solemos aprender por imitación. Configuran nuestra forma de ser frente a los demás y se ponen de manifiesto, por ejemplo, en la forma en la que nos desenvolvemos en una reunión o al empezar una conversación con un desconocido.

Las habilidades sociales se encuentran muy relacionadas con la psicología y por esta razón se pueden atender en la consulta con un terapeuta. Vale la pena como primera medida saber bien qué son antes de determinar que no se posee ninguna. ¡No hay que ser tan pesimista en la vida!

¿Cuáles son las habilidades sociales?

Las habilidades sociales han sido estudiadas y analizadas desde la psicología durante varias décadas. De hecho la primera investigación al respecto data de 1949. Precisamente gracias a estos años de investigación podemos clasificar a las habilidades sociales en distintos grupos, que quedarían configurados de la siguiente manera:

  • Primer grupo. Aquí se encuentran las más básicas como escuchar, iniciar y mantener una charla, dar las gracias, formular una pregunta, presentarse y presentar a una persona, dialogar, tener empatía o hacer un cumplido.
  • Segundo grupo. Están las habilidades sociales avanzadas, como por ejemplo dar y seguir instrucciones, pedir ayuda, disculparse, participar, dar una opinión y convencer a los demás.
  • Tercer grupo. Son las habilidades que están relacionadas con lo que sentimos. Por ello se distinguen conocer y expresar sentimientos, comprender las sensaciones de los demás, expresar el afecto, enfrentarse al enojo de los otros, autorecompensarse y resolver los miedos.
  • Cuarto grupo. Están las que se identifican con el autocontrol, como pedir permiso, ayudar, compartir, querer, negociar, tener autocontrol, responder a las bromas, defender los derechos propios, evitar problemas con terceros y no pelear.
  • Quinto grupo. En este último se encuentran las habilidades que permiten hacerle frente al estrés. Es decir, formular y responder una queja, resolver la vergüenza, a la persuasión, a la acusación y al fracaso, defender a alguien, enfrentarse a un mensaje contradictorio, prepararse para una conversación complicada y hacerle frente a las presiones.

La empatía y las habilidades sociales

Nuevamente nos enfrentamos a una palabra que quizás no usamos muy a menudo pero que la ex