¿Cual es el momento para hacer terapia de pareja?

Tienes sentimientos como “él no coincide con mi ideal de pareja” y te preguntas ¿por qué permanezco en la relación?, estos son los casos como las personas que hablan mal de sus parejas, la comunicación es con insultos y denigraciones, hay sentimientos de miedo, el no poder cortar sanamente con una relación tóxica, muchas personas llegan a pensar que es mejor ese infierno a lo desconocido.

¿Cual es el momento para hacer terapia de pareja?

¿Cómo hacer terapia de pareja? Acude a cualquier centro de psicologia en Madrid

La primera entrevista es importante para que el terapeuta pueda situarse en el caso.

Se ponen de manifiesto las luchas entre hombre y mujer, entre familias cual es mejor, en la relación de pareja se concentra toda esta lucha, discusiones sin razones aparentes

“discutimos por tonterías frente a cosas importantes, nos enfadamos por cosas mínimas del día a día”, estas cosas señalan un conflicto muy importante, son la punta del iceberg, parecen pequeñas pero la queja es otra de algo muy importante para esa pareja.

La mujer es capaz de dejarlo todo por amor, con el correr de los años, inconscientemente, comienza a darse cuenta que ha renunciado a todo, donde empieza la renuncia, empieza la venganza, hay que salir de ese ideal de amor como sacrificio, “me sacrifico por el otro”, ese comportamiento es causal de un sentimiento de depresión.

El psicoanalista permite que la persona logre ver su problemática, y así lograr la aceptación. 

Las sesiones de pareja pueden complementarse con sesiones individuales, en el psicoanálisis personal se puede ver lo que le pasa a cada uno de los miembros de la pareja,  el auto conocimiento y la auto transformación es parte de la terapia.

A nivel social, la cultura en la que vivimos impone ciertas reglas como la de vivir en pareja como una obligación o necesidad donde no existen alternativas. Es importante desmitificar estas imposiciones, históricamente el hombre ha buscado la felicidad a través del amor de la pareja, pero la realidad es que el amor es una parte de la vida que nos hace feliz pero no puedes jugarte todo a esa carta.

Algunos de los disparadores y conflictos que se presentan en la pareja son:

En caso de hijos recién nacidos, se modifica la dinámica de la pareja, esto puede afectar el día a día de la pareja.

Cuando sientes que tu pareja te aleja de tu familia.

Si tu pareja te subestima.

No tienen un proyecto de vida, lo han perdido o bien se la pareja necesita modificar los acuerdos que no se cumplen.

La familia del otro se convierten en un problema.

Celos.

Tu pareja es amable con otras personas pero no contigo.

No compartes tiempo con tu pareja.

Te das cuenta que gastas demasiado tiempo y energía quejándote de tu pareja.

Si aún teniendo pareja te sientes en soledad.

Se van a dormir molestos con frecuencia.

Si sientes que has empezado a dejar de ser tú.

Si comienzas a mentirle a tu pareja o descubres que te mienten.

Si prefieres pasar tiempo con otras personas para evadir a tu pareja.

Cuando dejas de admirar a tu pareja.

Cuando el trabajo se convierte en un pretexto para evadir la vida en pareja.

Cuando hay falta de respeto, con o sin violencia.

Si la solución aparente es darse un tiempo.

Si sientes que la única manera de ser feliz con tu pareja es volviendo a los viejos tiempos en que se enamoraron.

Si estos sentimientos son repetidos e insostenibles, si sientes que no encuentras una solución, la terapia de pareja es una opción para que alguien externo pueda ayudar.