Ramon Bermudez en Comerciales y Vendedores, Oficios y profesiones, Comercio y Consumo Redactor de cotenidos • Reaccionamarketing.com y GrupDigital.net 7/11/2016 · 1 min de lectura · 1,1K

Todo está cambiando. En algunas cosas para bien.

Todo está cambiando. En algunas cosas para bien.

Afortunadamente, todo cambia.

Años atrás esta famosa carta en la que se sobrentiende que debemos apoyar al comercio local (COSA QUE REAFIRMO Y APOYO DE MANERA TOTALITARIA), se hizo viral entre los pequeños y, no tan pequeños comerciantes. Todos nos quejábamos de que los comercios de comerciantes (que lo son) extranjeros, perjudicaban al pequeño comercio rebajando precios, haciendo horarios intempestivos, etc.

Como sugiero, afortunadamente todo cambia. Hoy en día vemos comercios cuyos propietarios son gente extranjera en los que tienen contratada gente de nuestro país, lo cual creo que demuestra que la situación está cambiando PARA BIEN.

Teniendo esta conversación con algún que otro comerciante, siempre sale las típicas frases
  •  "es que los extranjeros no pagan impuestos..." 
  • "es que los extranjeros no cierran nunca..."
  • "es que os extranjeros estafan al cliente..."
Podría seguir "hasta el infinito y más allá", con frases y comentarios de este tipo pero todos sabemos que esto no es cierto. Lo que si es cierto es que esta gente trabaja al 100% para que su negocio siga adelante y en prosperar hacia adelante. 
Todos sabemos,supongo, que todos, absolutamente todos, pagamos impuestos (Alguno se escapa...) pero eso es otro tema. Con respecto a los otra dos cuestiones estamos en lo mismo: ¿Horarios? ¿Creéis que no  es posible adaptar el horario de un comercio local para dar un mejor servicio al usuario (En mi caso, conozco varios establecimientos que si se organizaran en el horario de atención a sus clientes "otro gallo les cantaría...".) Pero no. Esto no entra en su "política de empresa", según ellos. ¿Estafa...? No entrare a  debatir a fondo este tema, ya que es una palabra un tanto comprometida. Un comercio que tiene sus puertas abiertas varias horas al día en el cual encuentras productos de primerísima calidad (en ocasiones al mismo precio que en cualquier sitio), que te ofrecen bebidas frescas y un sinfín de productos e lógico que tengan unos precios algo más elevados. Esto para mí no es ninguna estafa, al contrario, es un VALOR AÑADIDO. 

¡CUIDADO! No me interpretéis de manera errónea. No estoy en contra del comercio local digamos "nativo", no faltaría más. los apoyo encarecidamente.


Mi opinión se centra en que todos, absolutamente todos debemos renovarnos o morir, entendiendo como morir las pocas ganas de hacer cambios que y de mantenerse como hace años atrás, ya que desafortunadamente, eso no volverá.

Espero que mi reflexión sirva como debate.
Un cordial saludo a todos!