Carta de recomendación: La herramienta más usada para encontrar trabajo

Con la gran cantidad de personas desempleadas que podemos ver a diario encontrar un trabajo puede ser un desafio demasiado grande, que muchos no puedan lograr en un corto plazo, y deban esperar meses o años hasta encontrarse con una buena oportunidad. Esto se debe a la gran demanda que suelen tener las ofertas de trabajo.

Carta de recomendación: La herramienta más usada para encontrar trabajo

Cualquier oportunidad mínima que se pueda obtener en estos casos siempre hay que aprovecharla. Por ejemplo, tener un conocido trabajando en una empresa donde se encuentren buscando empleados que concuerden con tu perfil profesional podría ser una excelente oportunidad para poder aplicar a la oferta mediante una recomendación laboral. Para poder efectuar esto es clave que el trabajador escriba una carta de recomendación sobre tu persona y la presente ante un jefe o el departamento de recursos humanos. La carta no es difícil de hacer, pero debe tener cierta estructura para que pueda ser efectiva. En el portal web https://cartasdepresentacion.net/recomendaciones/ se disponen de varios modelos y ejemplos gratis, que incluso incluyen datos reales como ejemplos para guiar una correcta escritura.

Qué información se debe poner en la carta de recomendación laboral

Si te estás haciendo esa pregunta, aquí te diremos todos los datos que debes incluir. Siempre se debe comenzar incluyendo los datos personales de la persona que va a escribir la carta (no del recomendado), que deben ser el nombre y apellido, edad, puesto actual de trabajo en la organización y un correo electrónico por si desean ponerse en contacto pasa solicitar más información del referido.

Luego, el mensaje se debe iniciar con un saludo formal. Siempre respetando al lector. En el cuerpo se debe dejar en claro las intenciones de recomendación, incluyendo el nombre y apellido del recomendado, además de resumir los motivos por los cuales es conveniente que deba trabajar en la empresa. Al final es importante despedirse con un saludo formal e incluir una firma personal.

Cuando es conveniente recomendar a una persona para un trabajo

El hecho de tener una amistad o ser familiar de alguien no es motivo suficiente para que pueda ser recomendado en una empresa. El recomendado debe tener la capacidad de cumplir con la labor requerida en el empleo, por eso es clave que esa persona sea un profesional y responsable con sus obligaciones. En caso contrario, si uno recomienda a cualquier individuo, este último podría dejarte mal parado ante tus jefes en el momento de la entrevista o pero aún, cuando el misma sea contratado y se encuentre trabajando en la empresa. Por ese motivo no nunca debes recomendar a cualquier persona.

Además de presentar la carta de recomendación también es posible incluir junto el currículum vitae del recomendado. Para que los empleadores puedan conocer más fácilmente las cualidades y aptitudes que tiene el candidato en cuestión.

Cómo medir la efectividad de la recomendación

Cuanto más influencia tenga la persona que realice la recomendación en la empresa, las posibilidades de que el recomendado sea citado para una entrevista van a ser mayores. En caso contrario, si la persona que efectúe la recomendación es nueva en la empresa o no tiene un puesto fuerte, es muy probable que la solicitud de empleo sea rechazada o ignorada por los empleados de recursos humanos.

Recomendación vs búsqueda de forma tradicional

Las dos formas de búsqueda pueden ser un complemento, pero de seguro que la recomendación va a ser más efectiva mientras que la persona que la emita sea de confianza y tenga jerarquía en la empresa. La forma de búsqueda tradicional mediante portales de bolsa de empleos también puede ser efectiva si se aplica a varias ofertas de trabajo.

Cómo hacer una carta de recomendación

Con todos los recursos que te dimos en esta página y los tips mencionados, agregamos un vídeo muy simple donde se explica de forma más gráfica como escribir una en Word.

Qué sucede si no me puede recomendar nadie

También puede estar la posibilidad de querer trabajar en una empresa que en la actualidad no se encuentre en una búsqueda activa de empleados, y que además no tengas ningún contacto interno para que te pueda recomendar. Es estos casos lo mejor es redactar una carta de presentación y presentarla junto al currículum vitae. En la carta laboral se debe incluir los motivos que te llevan a presentarte ante la empresa y por los cuales deseas trabajar ahí.