Ronald Huari en Profesores y educadores, Gestión Administrativa, Técnicos de RRHH Technical Recruiter • Avantica 16/11/2016 · 2 min de lectura · 1,5K

Pero eso fue lo que me pediste.

Pero eso fue lo que me pediste.

-Mamá, el día de mañana me han dicho en el colegio que debo ir disfrazado de castor -¿de qué? pregunta la mamá -de castor- responde el hijo. La mamá pasa todo el día diseñando y elaborando el disfraz y el resultado le queda hermoso. El hijo en el auto rumbo al colegio vestido con el disfraz termina de rascarse la cabeza con su mano izquierda como si estuviese confundido y empieza a cantar "¡vamos a Belén! ¡vamos castores vamos! ¡vamos a Belén! ¡vamos castores vamos! La mamá frena el auto en seco.

Hace poco vi este video (mira el video):


Pero eso fue lo que me pediste.


y me llamó la atención, porque si extrapolamos esta situación a nuestra vida laboral nos daremos cuenta que suele suceder y no en pocas ocasiones.

Imaginemos el siguiente escenario. Un trabajador en su oficina es interrumpido por su jefe en horas de la mañana y le dice lo siguiente -Por favor Santiago, agradecería que me apoyes en esto, lo necesito para pasado mañana- ante esta petición Santiago decide tomarlo como prioridad dejando de lado otras tareas. Pasa un día y el requerimiento en vez de estar avanzado, le genera dudas a Santiago y se empieza a preguntar ¿esto será lo que quiere?, ¿se habrá dado cuenta de est