Rosa María Rodríguez Sabucedo en Espiritualidad, Motivación, Coaching Escritor • ESCRITOR. 4/12/2017 · 1 min de lectura · +500

Vuela alto y en libertad...

Vuela alto y en libertad...

Hoy termina la onda encantada de la Noche, trece días que invitaron a la introspección, a  aprender a interpretar las señales que llegan en sueños y a dejarte guiar por tu divina presencia "yo soy". Se te estuvo retando a salir del confort, a decidir qué semilla plantar, dónde y qué proceso llevar acabo para verla germinar.

Hoy en su conjunto, la "Noche" y el "Águila" te proporcionan una conexión interna más profunda para que amplíes tu percepción.

Se trata de que durante esta trayectoria te vayas despojando de la venda que cubre tus ojos, para que puedas contemplar los eventos desde una nueva perspectiva, y descubras lo que antes te parecía imposible, y así, puedas transformarlo en positivo, salir de tu confort, de tal forma que se revelen ante ti las infinitas posibilidades que tienes. Solo entonces podrás transcender y elevar el vuelo con libertad para generar la abundancia que tanto anhelas.

Es de vital importancia considerar que la abundancia, además de lo material, también está presente en: la familia, la pareja, los hijos, los amigos, en el amor que das y recibes de cada uno de ellos: una sonrisa, la salud, una puesta de sol, un río, los árboles, un arcoiris, en el agua que bebes, los alimentos que consumes, en tus actividades diarias, en el trabajo, en la salud…

Disfruta y agradece toda la riqueza que tienes, confía en ti, y en tus creencias, para que evoluciones y te sientas feliz de estar generando tu propia realidad.

Sigue este enlace si quieres más información relacionada con la onda encantada.