Rudolf Helmbrecht 🐝 en Habilidades Sociales, Construyendo Relaciones Radio & TV Barcelona, Coaching Director de Comunicación - Miembro del Patronato • Fundación Inceptum 21/8/2016 · 1 min de lectura · +700

El Saludable Habito de Saludar


El Saludable Habito de Saludar Un saludo es mucho más que una expresión de respeto y cordialidad asociado al ritual de la convivencia humana desde tiempos inmemoriales. Efectuando un gesto de saludo no perdemos nada y podemos obtener réditos muy positivos en nuestras relaciones sociales: enviamos una señal inequívoca de que somos educados y de que estamos dispuestos a facilitar la comunicación incluso iniciando una conversación, si ésta viene al caso.



Mirar a la otra persona a los ojos y pronunciar un escueto “hola”, con un gesto relajado y afable, denota agrado y sociabilidad. En buena lógica, siempre saludamos al llegar a un sitio y nos despedimos al marcharnos. Según el grado de relación entre personas (de mayor a menor cercanía) acompañamos el saludo con un beso, un abrazo, un apretón de manos, una leve inclinación de cabeza o una simple sonrisa. Sin llegar a cumplir un ritual reglado de normas de protocolo y etiqueta, conviene caer en la cuenta de la vital importancia de ser corteses y demostrar que sabemos estar a la altura de cualquier circunstancia, saludando adecuadamente en cada ocasión.


En sentido totalmente contrario a lo expuesto anteriormente, rechazar o negar el saludo es un signo inequívoco de animosidad e incluso, llegado el caso, de malos modales. Vivir en sociedad es estar expuesto permanentemente en un escaparate en el juzgamos y somos juzgados por nuestra apariencia exterior y por la educación que demostramos a todos los niveles (familia, amistad, trabajo o mera cortesía).
Conclusión: Si somos tan corteses como cordiales ¿Por qué no demostrarlo siempre en tiempo y forma?
Sonrisa en ristre ¡Ahí va un saludo muy cordial para todos vosotros!
Equipo de Construyendo Relaciones Radio - con Rudolf Helmbrecht