SANDRA CORREA VASQUEZ en Hogarmania DIGITADORA 23/11/2016 · 1 min de lectura · +100

Este test de la casa, el árbol y la persona reflejará tu personalidad

Cada persona es única e irrepetible, por lo que, tal como sucede con nuestra firma, no existe un dibujo igual a otro. Cuando dibujamos, proyectamos sobre el papel características de nosotros mismos, que podemos conocer o no, ya que esta proyección es inconsciente e involuntaria.

Conoce un poco más con este test de la casa, el árbol y la persona.

El test de la casa, el árbol y la figura humana es una técnica proyectiva orientada a conocer rasgos puntuales de la persona que lo realiza. Suele utilizarse en las evaluaciones de las entrevistas laborales.

Dibuja una casa, un árbol y una persona y descubre qué aspectos de tu personalidad Este test de la casa, el árbol y la persona reflejará tu personalidadrevela el dibujo.

a una casa, un árbol y una persona y descubre qué aspectos de tu personalidad revela el dibujo.

¿Qué aspectos se analizan en el dibujo?

  • Dimensión del dibujo: representa el nivel de expansión, la autoestima y la confianza.
  • Trazo: según la firmeza, representa la seguridad en la toma de decisiones y la determinación. Por ejemplo, si el trazo se repasa, significa inseguridad, insatisfacción y una necesidad de perfeccionismo
  • Claridad: representa la armonía y la fluidez.

1. Dibujo de la casa

Representa las relaciones interfamiliares. Cómo interpretas la vida hogareña y familiar. Te permite tener una idea de cómo impacta el mundo familiar en tu vida.

  • Techo: representa lo intelectual, la fantasía y lo espiritual.
  • Chimenea: lo afectivo y sexual. Una chimenea con mucho humo representa gran tensión interna.
  • Paredes: la firmeza y sostén en tu personalidad.
  • Puerta y ventanas: relación con aquello que te rodea, contexto social, nivel de integración. Por ejemplo, una puerta muy grande significa que eres muy dependiente.
  • Camino: apertura, acceso a tu vida íntima familiar.
  • Suelo: estabilidad y contacto con la realidad.

2. Dibujo del árbol

Representa lo más profundo e inconsciente de tu personalidad, habla de aquello que guardas para ti mismo.

  • Copa: ideas, pensamiento, autoconcepto. Por ejemplo, si es tupida, implica una intensa productividad mental.
  • Ramas: contacto social, aspiraciones y nivel de satisfacción o frustración.
  • Tronco: es el sostén de tu personalidad, al igual que en la casa. Si es curvo de ambos lados, significa flexibilidad y capacidad de adaptarse.
  • Raíces: está vinculado con tu mundo instintivo, inconsciente y necesidad de arraigo.
  • Suelo: contacto con la realidad y la estabilidad. Por ejemplo, su ausencia representa dificultades de contacto con la realidad.

3. Dibujo de la persona

Representa el autoconcepto, el ideal del yo. Muestra cómo te relacionas con el mundo, cómo es tu mundo social y cómo te vinculas con éste.

  • Cabeza: inteligencia, comunicación, imaginación, sociabilidad. Por ejemplo, si la cabeza es más grande que el cuerpo representa tu amplia capacidad intelectual.
  • Pelo: sexualidad, virilidad y sensualidad.
  • Ojos: comunicación social y percepción del mundo.
  • Boca: sensualidad, sexualidad, comunicación verbal y nutrición. Una boca dibujada con una línea recta representa agresividad verbal.
  • Nariz: símbolo fálico.
  • Manos: mundo afectivo, agresividad.
  • Cuello: control de los impulsos.
  • Brazos: adaptación e integración con el mundo social.
  • Piernas: contacto con la realidad, sostén, estabilidad y seguridad.
  • Pies: sexualidad y agresividad