Alfombras lavables para hogares con mascotas

Cualquiera que tenga una mascota sabe cuánto puede alegrar su vida diaria dando siempre mucho cariño. 

Si bien las mascotas son excelentes compañeros de vida, conlleva la necesidad de realizar una limpieza más a fondo en el hogar, especialmente en lo que respecta a las alfombras ¡también adoradas por los animales! Por lo tanto, es importante mantener una buena higiene para tener la casa limpia y ordenada, y elegir siempre alfombras lavables, es decir esas que se meten en la lavadora y ¡listo!


En primer lugar, es necesario eliminar el pelo y la suciedad acumulados por tu mascota todos los días con el uso de una aspiradora, cambiando cada vez de dirección para aspirar mejor todo el polvo presente. En otros casos es útil golpear ligeramente la alfombra para quitar el polvo que se ha acumulado internamente, preferiblemente boca abajo y golpeando suavemente. Al pasar un paño de algodón con agua y vinagre blanco sobre la superficie, la alfombra quedará desinfectada y sus colores se recuperarán de forma natural y delicada.


A diferencia del mantenimiento habitual, ante la presencia de mascotas es necesario adoptar técnicas de limpieza más específicas debido, por ejemplo, a la presencia de manchas de orina dejadas por tu perro o gato.


Mantenimiento de alfombras en hogares con mascotas

A diferencia de otras manchas, las manchas provocadas por la orina de animales requieren más atención ya que contienen ácidos que, además de manchar la alfombra, arruinan las fibras de qué está hecha. En estos casos es necesario absorber el líquido en la mayor medida posible utilizando un trapo, toalla o papel absorbente añadiendo un peso externo (como libros y objetos pesados) durante unos diez minutos, con el fin de permitir la completa absorción del líquido no deseado. Además, puedes usar agua fría y sal sobre la mancha y posteriormente aspirar la zona afectada varias veces para diluir y quitar la mancha en la mayor medida posible.


Como alternativa a esta última solución, también es posible utilizar con cuidado un poco de detergente para platos (que es un excelente desengrasante delicado ya presente en el hogar) y enjuagar el área repetidamente con agua fría para eliminar los residuos. De esta forma será posible desengrasar eficazmente la suciedad y el olor provocado por la orina de la mascota. Este tipo de mancha es bastante rebelde y, por lo tanto, particularmente difícil de eliminar, con el consiguiente riesgo de que se dañen las fibras de la alfombra o de que el halo permanezca incluso después de una limpieza específica.


Para ello es fundamental preservar las características estéticas de la alfombra con las debidas precauciones y un correcto mantenimiento. Si una alfombra no se cuida, más aún en presencia de mascotas, podría dañarse irreversiblemente y por tanto comprometer también la belleza del entorno en su conjunto.


Cuidar tu alfombra en presencia de mascotas no es difícil gracias a unos sencillos pasos para conservar sus características en el tiempo. También tienes que tener cuidado de no utilizar productos químicos agresivos para quitar las manchas más hostiles, porque corre el riesgo de dañar aún más las fibras. Es más efectivo usar un paño húmedo y agua para diluir y eliminar la sustancia no deseada presente. La orina de las mascotas puede dañar las fibras, manchar permanentemente la alfombra y dejar un olor desagradable y difícil de eliminar.


Cuanto más rápido actúe, más óptimo será el resultado. Por el contrario, cuanto más espere, más difícil será eliminar la mancha y el olor. Por tanto, bastará con tener algunas precauciones tanto para la limpieza de los animales que habitan en la casa como para las alfombras de las distintas estancias, que inevitablemente serán usadas y por tanto sucias por las mascotas.


Además de limpiar la alfombra, también es importante prestar atención a la limpieza de su mascota, que inevitablemente perderá su cabello y traerá suciedad a la casa. Bastará con cepillar al animal con regularidad y lavarlo (especialmente las patas) simplemente con toallitas húmedas especialmente diseñadas para la limpieza de mascotas.


En cuanto a las alfombras sólo será necesario aspirarlas con frecuencia para eliminar el pelo y la suciedad diaria mediante el uso de una aspiradora común (no a máxima potencia para no dañar la textura a largo plazo) o un aspirador a vapor para mayor efectividad.


Por último, si se trata de alfombras baratas específicamente dedicadas al uso de la mascota, es posible lavarlas periódicamente en la lavadora con un programa corto y frío, sin el uso de suavizantes (que podrían arruinar la base antideslizante de la alfombra) y doblando el alfombra dentro de la lavadora siempre con la base antideslizante hacia adentro. 


Con estos sencillos consejos será fácil y rápido conservar las características de tus alfombras incluso con la presencia de mascotas.

Alfombras lavables para hogares con mascotas