Sonia Karina Aguilar en Las Reflexiones de hacen pensar, Oficios y profesiones, Coaching terapeuta • Terapias de Desarrollo humano y psicoterapía 12/2/2018 · 2 min de lectura · 1,7K

CAMBIOS Y NUEVOS COMIENZOS

CAMBIOS Y NUEVOS COMIENZOS

Mientras caminamos en la vida, vamos conociendo nuestro espacio, a las personas con quien compartimos nuestra vida (así sea un pequeño instante o nuestra intimidad), los problemas cotidianos y demás situaciones que, en suma, resulta en nuestra vida. Todo esto, por “incómodo” que sea, es parte de nuestra zona de confort, porque lo conocemos y sabemos cómo actuar ante determinada circunstancia. Pero ¿qué pasa cuando nos enfrentamos a algo nuevo, o cuando tenemos un nuevo comienzo?... ¿por qué nos intimida o nos da temor? ¿Por qué algunas personas se adaptan más rápido que otras? O incluso ¿por qué hay gente que disfruta de los cambios, de lo nuevo y otros lo sufren? Este artículo busca, aportar herramientas que puedan ser útiles para el entendimiento a estas incógnitas, a la adaptación y emprendimiento a los nuevos comienzos.

Hace poco más de un mes, iniciamos el 2018… es muy común que al iniciar el año nos planteemos nuevos proyectos o propósitos que difícilmente logramos concretarlos; en realidad, es un logro personal el cumplirlos y, si no los cumplimos, no pasa nada, los replantearemos el próximo año, como el año anterior o el anterior a ese. Sin embargo hay cambios o nuevos comienzos que no podemos postergar, que representan un duro reto y que, aunque sabemos que obtendremos un gran aprendizaje y una satisfacción personal, no deja de ser difícil. Hablo de iniciar un nuevo empleo, emprender tu propio negocio, cambiar de escuela, iniciar una nueva relación, cambiar de estado civil, convertirte en padre o madre, cambiar de residencia, independizarte, etc. etc.

Ante estas situaciones se puede responder de dos maneras:

Podemos hacer esta experiencia algo dramático y difícil, podemos vivir añorando y extrañando nuestra antigua vida. Dicho de otra manera podemos vivir en el pasado, estas emociones pueden ejercer tanta fuerza sobre nosotros que nos pueden provocar claudicar y no lograr nuestro objetivo… Muchísimas veces me ha tocado ver como estudiantes dejan sus estudios porque su familia está lejos y los extraña mucho, así que vuelven a su zona de confort abandonando su sueño y oportunidad para estudiar. O cuantos recién casados viven en casa de sus papás o sus suegros porque se sienten incapaces de poder sostener un hogar por ellos mismos. Lo mismo sucede cuando el nuevo empleado, insiste en hacer las cosas que hacía en su antiguo trabajo y no logra adaptarse a los nuevos procesos de este. O cuando nos dan la noticia de que vamos a tener un bebé, el pánico nos paraliza y dudamos de nuestra capacidad. También cuando no podemos superar la ruptura con nuestra pareja y nos cerramos a la posibilidad de encontrar a alguien más...  Así puedo continuar exponiendo ejemplos pero no terminaría.

La segunda postura, que es la más saludable, es emocionarte, entusiasmarte por lo nuevo. Tomar todos tus conocimientos, valores, vivencias, raíces y con ello enfrentar el nuevo reto que tienes en frente.

Para lograr esto, es necesario tener en cuenta la “zona de confort” que ya he mencionado. Evidentemente al salirte de esta zona, será un gran reto, te exigirá entusiasmo, energía, positivismo y mucha valentía, porque es normal sentir temor a lo desconocido debido a que no sabes a que te enfrentaras; sin embargo, ten por seguro que todo esto al paso del tiempo será parte de tu nueva zona de confort, y en esta nueva zona dominaras cosas antes desconocidas, situaciones distintas, tal vez nuevas habilidades, nuevos conocimientos. Esto es Desarrollo.

Entonces, yo te propongo las siguientes herramientas para que tú mismo impulses tu desarrollo:

š No dejes que te invadan los pensamientos pesimistas.

š Se consciente de que todos los nuevos comienzos son oportunidades para el crecimiento.

š No temas al fracaso… ten en cuenta que cuando no salen las cosas como las planeaste, aprenderás de los errores para intentarlo una vez más, es decir, al obtener conocimientos de crecimiento no existe el fracaso.

š Analiza que estás haciendo bien y que estás haciendo mal.

š Vive en el aquí y el ahora. Que el pasado no te distraiga.

š Agradece por lo que tienes y por la gente que te apoya.

š No te enganches de los errores.

š No pidas, ofrece.

š Avanza y busca tu aprendizaje. Como dice el dicho, “si eres la persona más inteligente de la habitación, estás en la habitación equivocada”.


Busca entusiasmarte ante los nuevos comienzos o los cambios, por muy difícil que pueda ser, será una nueva oportunidad para desarrollarte, aprender y enseñar. El cambio es bueno, aunque de primera instancia no podamos verlo, al paso del tiempo podrás notarlo.

Deseo de corazón, que todos sus proyectos y nuevos comienzos caminen a paso firme, que les impulse alcanzar su desarrollo y los motiven a emprender cosas nuevas. Que su imaginación supere sus expectativas sin límite y los lleve al lugar donde quieran estar.

Siempre confía en tus capacidades, saca la mejor versión de ti mismo y da lo que quieras recibir.

¡¡Suerte y adelante!!


Con cariño para Juan Carlos Arce y Víctor Becerra.

L.D.H. Karina Aguilar.


Sonia Karina Aguilar 13/2/2018 · #6

#1 La emoción es el gran motivador. Gracias José. Saludos.

+1 +1
Sonia Karina Aguilar 13/2/2018 · #5

#2 @Francisco Jose 🐝 Paredes Pérez Global Brand Ambassador muchas gracias por leerme. Saludos cordiales.

0
Sonia Karina Aguilar 13/2/2018 · #4

#3 exactamente Enrique, nuestra zona de confort se amplía. De ahí la importancia de tener conciencia y seguir buscando cosas nuevas. A veces el sentirte cómodo no es la mejor opción si buscamos desarrollo. Saludos y gracias por leerme.

+1 +1
Enrique González 13/2/2018 · #3

Gran artículo Sonia. Mira que precisamente ahora me encuentro en un momento de gran cambio, y es indispensable estar preparados para salir de zona de confort. Aunque a mi parecer al salir de nuestra zona de confort mencionas que al aprender cosas nuevas adquirimos un nuevo confort, yo digo que si hemos logrado dejar nuestra zona de confort atrás no debemos estancarnos en otra... por nueva que llegase a ser, si no siempre estar buscando escalar a un pico más alto. Saludos 🐝

+1 +1

Sí... sí... sí emocionarse es la clave!!!! Gracias Sonia. Lo hago Zumbarrr!!!!

+1 +1