Todos los edificios residenciales deberían ser accesibles... ¿y ahora qué?

Todos los edificios residenciales deberían ser accesibles... ¿y ahora qué?

La accesibilidad universal debería ser una realidad en todos los edificios residenciales desde el 4 de diciembre de 2017. Es lo que marcaba el RD 1/2013, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social. El plazo se ha cumplido y está lejos de ser una realidad. 

¿Qué dice la normativa exactamente?  Cuando hablamos de la Ley sobre discapacidad, nos referimos a la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. Aunque si hablamos de construcción,  las referencias precisas pueden encontrarse en el Código Técnico de la Edificación (CTE).

¿Qué adaptaciones deberían realizarse? Las intervenciones más frecuentes son la instalación de rampas, salvaescaleras, plataformas elevadoras, ascensores... Sin embargo, hay que tener en cuenta que no solo el patio, sino que todas las zonas comunes de un edificio deberán ser accesibles: terrazas, jardines, sala de reuniones, piscina...

En las comunidades de propietarios, si un vecino pide una intervención, en principio será obligatorio llevarla a cabo. Aunque hay algunas particularidades y excepciones que hay que conocer.

Si quieres saber más detalles, visita el artículo completo en el blog de Tecnicoo. Y ya sabes, esperamos tu opinión en los comentarios :)