CONSEJOS PARA LOS JÓVENES DE AYER HOY Y SIEMPRE

Prof. Tomás R Coronado Farfán

Estimados amigos, a lo largo de cuatro décadas en el diario contacto con los estudiantes de todos los niveles educativos del país, considero que he adquirido la suficiente experiencia, modestia aparte, para considerar poder dar consejos a padres, tutores, profesores sobre la enseñanza a los niños adolescentes y jóvenes de nuestro país. “El cuco de los cucos”, dentro de la gama de cursos difíciles, es el curso de matemáticas ¿Por qué?, vamos a ver por qué sucede eso y a tratar de convertirlo en el curso más deseado por todos los estudiantes.CONSEJOS PARA LOS JÓVENES DE AYER HOY Y SIEMPRE

Para enseñar matemáticas, primeramente debemos motivar a nuestros alumnos para que ellos deseen aprender. Si no existe este deseo, no habrá un aprendizaje significativo. Por esto es importante que tengamos confianza y mostremos alegría de trabajar la matemática con nuestros alumnos.Hay Diferentes maneras de enseñar Matemáticas. Para decidir cómo enseñar matemáticas debemos recordar que el método que usemos depende del objetivo que deseemos lograr. En nuestras clases de matemáticas generalmente tratamos de lograr algunos de los siguientes:

1. Conocimiento de hechos, conceptos o procesos matemáticos tales como la obtención de la raíz cuadrada de un número.

2. Habilidad en el cálculo numérico, en la resolución de problemas, como por ejemplo la solución de ecuaciones.

3. Aplicaciones de conceptos y procesos en la solución de teoremas.

4. Formación de cualidades mentales como actitudes, imaginación o un espíritu creador.

5. Desarrollo de hábitos de estudio personales basados en la curiosidad, la confianza e intereses vocacionales.

Cuando llega la hora de resolver problemas matemáticos los alumnos leen el ejercicio, comienzan a hacer sumas y restas y más de uno se queda a mitad del proceso, debido a que el estudiante desconoce el arte de la matemática, pues primero les voy a poner bases teóricas para que puedan llevar a la práctica con su dirigido, lo que va a hacer más fácil la enseñanza y el aprendizaje de tan importante curso. Hay que tener en cuenta que a través de la enseñanza de las matemáticas, al estudiante le proporcionará aquellas situaciones y recursos que les ayuden a construir sus esquemas mentales, los cuales a su vez servirán para entender el mundo e interactuar con él. La introducción a las relaciones lógico-matemáticas también cumple una función de base para la enseñanza de nociones de número y posteriormente de la aritmética. Las habilidades básicas con las que se empieza a trabajar con los pequeños son tres: La clasificación, la seriación y el conteo.

La clasificación es la agrupación de elementos de acuerdo a sus semejanzas, es decir, de los atributos que los caracterizan. En la seriación se guía al niño para que ordene de manera creciente o decreciente los elementos. Y en el conteo no sólo es importante que el niño aprenda a contar hasta 10 o 20, sino que llegue a comprender la relación de cada uno con las cantidades que representan.

En todo caso, es recomendable seguir algunos principios metodológicos para la enseñanza de las matemáticas, entre los cuales tenemos:

Al trabajar las propiedades de los objetos se debe ver una cada vez (ejemplo: vemos asociación de números solo nos dedicamos a ella)

Todas las nociones deben enseñarse con un referente concreto (DOS: dos árboles, dos cosas, dos manzanas etc.)

Se deben emplear palabras que estén en el vocabulario del niño (no emplear términos que a veces ni nosotros entendemos decir adicionar en vez de sumar, por ejemplo)

Utilizar el error del alumno siempre de manera constructiva (dos más dos: cinco, “claro que puede resultar siendo cinco si agregamos una unidad más ¿no crees?”)

Los conceptos no se construyen automáticamente, es necesario retomarlos (ayer hasta cuanto contamos, a ver………….hoy contaremos hasta20)

Tener en cuenta la capacidad y disponibilidad receptiva de los niños(a un niño de 4 años no le vamos enseñar multiplicaciones, salvo que sea un niño precoz comprobado)

Lo importante no son los resultados, sino los procesos (Aprende a reunir, pero sabe aún sumar: ya tiene en claro el concepto de reunión)

Las tareas deben diseñarse con orden y claridad (conocer los números, ordenar los números….y así sucesivamente)

Basar el desarrollo de las actividades en el método globalizado (motivación, observación, experimentación, asociación, expresión, aplicación y evaluación)

Como elemento indispensable de las aplicaciones metodológicas está el juego. A través de él se estimula la competencia, la participación y se desarrollan las competencias básicas para la evolución del pensamiento lógico-matemático. El establecimiento de rutinas y tareas en el aula y el planteamiento de problemas para que los niños les den una solución, son también recursos muy valiosos de enseñanza.

El estilo propio del que enseña pondrá el toque final. Su dominio del tema, adaptándolo a su grupo de niños y siendo protagonista -además de guía- motivará aún más a los aprendices, que con alegría y como jugando internalizarán y aprenderán fácilmente su lección. La letra con cariño entra; y el número también.

Partiendo del hecho que a muchos niños, se les hace difícil entender las matemáticas y sabiendo esto, es deber de nosotros los padres o acompañantes, crear los mecanismos de entendimiento para que puedan asimilar exitosamente la enseñanza impartida respecto a esta materia.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que:

1) Las matemáticas de por sí, son miradas como una materia abstracta y si al niño también se la explicamos de esta manera, sin duda alguna tendremos poco éxito.

2) La educación actual está cambiando y cada vez debemos ser más creativos para poderle llegar a la mente del niño actual. No es mismo el niño de ahora, que el niño de hace 20 años.

3) En muchos países se utiliza métodos, que vienen de países como Japón, esto está bien, pero hay que tener en cuenta que nuestra forma de pensar es diferente a los japoneses.

La capacidad de aprender matemáticas, y el aprendizaje en general a través de cursos, talleres, etc., algunas veces se nos muestran como una tarea muy complicada y tortuosa. Si bien es cierto que manejar los números y sus operaciones, NO es una tarea fácil. Comparándola con otras tares que hace el ser humano, como caminar erguidos en dos piernas o hablar y entender un idioma, por lo general antes de cumplir 2 años de edad, nos muestran lo fácil que debería ser aprender matemáticas. (Tengamos en cuenta que estas dos últimas habilidades no las ha podido realizar NINGUNA máquina y las matemáticas las dominan a la perfección hasta una calculadora de S/.1)¿Porque entonces nos cuesta tanto trabajo aprender matemáticas? comparando nuevamente esta habilidad con las anteriores (caminar, hablar e interpretar un idioma) vemos varias diferencias:

Tiempo: Aprendemos matemáticas a la edad de más o menos seis años, desaprovechando el momento de mayor capacidad de aprendizaje tenemos de aprender. Gracias a que los adultos subestimamos las habilidades de los niños. Las personas que hablan perfectamente un idioma lo hacen gracias a que lo aprendieron en sus primeros años de vida. Las matemáticas son un idioma con solo 10 palabras (0-9)

Frecuencia: Escuchamos e intentamos hablar y caminar desde el primer día de nacidos. El contacto con el lenguaje matemático es ajeno a nosotros o mínimo, hasta que ingresamos al sistema escolar, pasaría lo mismo con el lenguaje hablado si los adultos habláramos todo el tiempo en voz baja.

Forma: Cada logro que obtenemos por más insignificante que sea es admirado y apreciado, casi NUNCA nos corrigen (NO de la manera como se corrige a un niño cuando aprende matemáticas). Tarde o temprano todos alcanzamos a hacerlo, gracias a que sabemos que podemos hacerlo mejor día a día, SIN necesidad de que nos lo digan. Nos apasionamos por hacerlo bien y rápido

Velocidad. Nadie se detiene en la labor de enseñarnos a hablar o a caminar (porque nadie sabe que nos está enseñando) sino que somos estimulados muy rápidamente lo que hace nuestro aprendizaje divertido, en comparación con el excesivo tiempo que se toman para enseñarnos matemáticas convirtiéndolas en monótonas, otra vez por subestimar las capacidades de los niños.

Todo esto gracias a que somos los únicos animales del planeta tierra dotados genéticamente de las habilidades que TODOS los seres humanos tenemos, en LA CORTEZA CEREBRAL HUMANA Saber matemáticas, no es una materia, es una habilidad del cerebro humano y como todas las habilidades, dependen más de la manera como las percibimos, que de las propias capacidades, ya que está científicamente comprobado que NINGÚN ser humano ha explotado ni siquiera el 1/1000 de las capacidades, esta no es una idea es el porcentaje de neuronas que se interconectan en SINAPSIS, en comparación con los miles de millones de neuronas que producimos, y que mueren por NO ser utilizadas en interconexiones

El entorno es el que moldea nuestras actitudes, aptitudes y habilidades, conozca cómo crear un entorno rico de estímulos adecuados, utilizando nuestros cursos y el juego E-cerebral para que formen una estructura cerebral sana y fuerte utilizando datos útiles para su vida.

Finalmente: Lo más importante en la enseñanza de las matemáticas es que los niños usen materiales concretos al resolver un problema, tales como reglas, cuentas y bloques de colores Por ejemplo: cuando se aprende de medidas de volumen, en vez de darles una fórmula para que los niños lo aprendan y apliquen a un problema, es mejor tener varias tazas de medir o cilindros graduados para que los estudiantes midan el volumen de agua en varios envases.



Samira de Jesús Reyes Sep 8, 2020 · #2

Hola buenas tardes necesito ayuda con matemáticas

0