Angel Ureña Martin en Abogados y Letrados, Administrativos, Derecho Laboral Letrado • Avantis legal 13/6/2018 · 1 min de lectura · 13,5K

Las claves para que no te pierdas con la prestación por desempleo

BREVE RESUMEN

Hoy os traemos un tema muy interesante de un colaborador que ha querido participar en nuestra web mediante un artículo de su autoría. Su autor es Rubén Folgado y nos trae un artículo sobre las claves para que no nos perdamos con la prestación de desempleo. En estos momentos cobrar la prestación por desempleo puede suponer un alivio hasta que se encuentra un nuevo empleo con el que seguir desarrollándose profesionalmente. Lo que comúnmente se entiende por cobrar el paro es una prestación contributiva por desempleo que viene determinada en función del nivel de cotización que ha tenido una persona en los distintos puestos de trabajo que ha ocupado. 

INTRODUCCIÓN

La aspiración de todo trabajador pasa por tener un empleo estable que le brinde un sueldo con el que pueda cubrir sus principales necesidades. Sin embargo, es habitual que la vida laboral de una persona se vea interrumpida en algunas ocasiones y el paro aparezca como opción obligada. En estos momentos cobrar la prestación por desempleo puede suponer un alivio hasta que se encuentra un nuevo empleo con el que seguir desarrollándose profesionalmente. 

Lo que comúnmente se entiende por cobrar el paro es una prestación contributiva por desempleo que viene determinada en función del nivel de cotización que ha tenido una persona en los distintos puestos de trabajo que ha ocupado. Además, existen unos límites máximos y mínimos que vienen fijados por un índice anual y el tipo de jornada laboral que tuviera el profesional. 

¿Quién decide la cuantía del paro?

El Servicio Público de Empleo Estatal es el organismo que se encarga de calcular la cuantía por prestación por desempleo que debe abonar la administración en cada caso. El tiempo que ha estado trabajando la persona es un aspecto básico a la hora de determinar el montante que se cobrará en el paro. 

A partir del año trabajando dado de alta en la Seguridad Social, se genera automáticamente el derecho a percibir un subsidio por desempleo. Sin embargo, aquellos que hayan tenido un empleo por un periodo inferior al año también tienen ocasión de cobrar el paro. Lo podrán hacer si tienen responsabilidades familiares y han estado en un puesto durante al menos 3 meses.

Este plazo pasa a ser de 6 meses para los que no tengan cargas familiares y no tengan satisfecho el periodo mínimo de cotización, que se sitúa en 360 días para generar el derecho a tener a tener una prestación contributiva.

¿Cuánto se cobra?

La prestación por desempleo que cobra un trabajador que ha quedado en paro es lo equivalente al 80 por ciento del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Este indicador se sitúa en la actualidad en España en los 537,84 euros. Aquellos que tuvieran un contrato a media jornada o tiempo parcial recibirán la cantidad proporcional en función de las horas que estuviera dado de alto por la empresa. A su vez, la duración que presente la prestación vendrá determinada por el número de meses que haya cotizado el trabajador y de si este tiene responsabilidades familiares. A partir del sexto mes cotizado el parado tiene derecho a hasta 21 meses de subsidio cuando tenga cargas familiares.

Para leer el resto del artículo pinche en el siguiente ENLACE.

Las claves para que no te pierdas con la prestación por desempleo