Vega 🐝 Gómez Hernández in Recursos Humanos Docente - formadora • Varias Aug 12, 2018 · 2 min read · 6.4K

Paternidad y maternidad ¿compartimos prestaciones?

Paternidad y maternidad ¿compartimos prestaciones?Aunque no siempre es así, en la mayoría de los casos la paternidad y la maternidad es una decisión de dos. La vida de ambos miembros de la pareja da un vuelco. Y el cuidado y la crianza del recién llegado a la familia es una cuestión en la que afortunadamente cada vez hay más corresponsabilidad entre ambos progenitores.

Es conocido por todas y todos que la maternidad y paternidad biológicas (así como la adopción, la convivencia preadoptiva, el acogimiento y la tutela de menores) son legalmente causas de suspensión de los contratos de trabajo con derecho a reserva del puesto de trabajo durante unos periodos determinados.

Y que para que durante dichos periodos los progenitores no se preocupen por la ausencia de ingresos, ni las empresas tengan un sobrecoste que les empuje a disuadirles de hacer uso de esos derechos, la propia Seguridad Social establece una prestación de pago directo a los progenitores (es decir, la empresa suspende el pago del salario y se encarga el Instituto Nacional de la Seguridad Social de pagar al padre o la madre) del 100% de su base reguladora mientras el contrato de trabajo esté en suspenso.

Desde numerosos foros se pide a los gobiernos que las prestaciones por paternidad y maternidad se igualen en duración y sean intransferibles para fomentar la corresponsabilidad de padres y madres en el cuidado de los hijos precisamente en sus primeros meses de vida o convivencia con la familia.

Actualmente la prestación por paternidad tiene una duración estándar de cinco semanas (desde el pasado mes de julio) y la de maternidad una duración estándar de dieciséis semanas, ampliables ambas en caso de ser múltiples o de discapacidad del hijo.

Pero probablemente no es tan conocido el hecho de que hay una parte de la prestación por maternidad que puede ser cedida al otro progenitor por la madre, de la que únicamente se excluyen las seis semanas inmediatamente posteriores al parto (en el caso de la maternidad biológica, naturalmente) que se reservan, también, para la recuperación física de la madre.

De esta manera, el padre disfrutaría de dos días de permiso retribuido a cargo de la empresa con motivo del nacimiento de un hijo (ampliables si necesita desplazarse, o si el convenio colectivo así lo establece), y digo disfrutar porque este sí es un permiso recogido en el Estatuto de los Trabajadores, y a continuación acogerse a la suspensión de contrato por paternidad con una duración mínima de cuatro semanas. Porque otra de las novedades de la nueva normativa es que la quinta y última semana puede fijarse en cualquier momento de los nueve meses siguientes.

Si, por acuerdo entre ambos progenitores, la madre cediera al padre parte de su derecho a suspender el contrato de trabajo encontraríamos que dispondría de un máximo de 10 semanas adicionales (salvo los casos de ampliación ya comentados) descontando las seis semanas inmediatamente posteriores al parto que son intransferibles.

El derecho a la suspensión del contrato asimismo puede ejercerse a tiempo parcial, por lo que ninguno de los progenitores tendría que desvincularse completamente del trabajo si no lo desea, y también se pueden combinar de manera que se desarrollen simultánea o sucesivamente, para poder compartir el cuidado y la crianza del hijo o la hija y ¿por qué no? disfrutar de sus primeros meses de vida.

Por último, y mientras el menor tenga menos de nueve meses, de nuevo existe la posibilidad de disfrutar de la conocida como “hora de lactancia”, que es otro permiso retribuido a cargo de la empresa reconocido por igual para hombres que para mujeres pues no exige que se produzca la lactancia natural, sino que se trata de un tiempo destinado a los cuidados intensos y frecuentes que un bebé necesita y que no se limitan a la lactancia materna.

Del mismo modo, los derechos a reducción de jornada y excedencia por cuidado de hijos menores pueden ser ejercidos indistintamente por hombres y mujeres con muy pocas limitaciones por parte de las empresas.

Las empresas, por otra parte, pueden bonificarse de incentivos a la contratación si durante los periodos de paternidad y maternidad sustituyen a quienes están en casa con sus hijos por personas desempleadas, pero como diría Michael Ende en “La historia interminable”, esa es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión.

Sé que no he descubierto América, precisamente, pero me pareció que el día de hoy era apropiado para resaltar esta información y quizá tenerla en cuenta ayude a alguna pareja a organizar el principio de esa nueva vida llena de pañales, visitas al pediatra y sueños interrumpidos.

Aprovecho para felicitar a todos los padres, por más que se trate de una fecha muy comercial, y también a todas y todos aquellos que hoy celebráis vuestro santo. Me encantaría celebrar ambas cosas con mi padre, que se llamaba José Agustín y ya no está, aunque no necesito una fecha para pensar en él.

Mil gracias como siempre por vuestro tiempo y disfrutad de la semana.


Si queréis saber más, la página web de la Seguridad Social es una mina de información...


http://www.seg-social.es/Internet_1/Trabajadores/PrestacionesPension10935/Paternidad/RegimenGeneral/index.htm


http://www.seg-social.es/Internet_1/Trabajadores/PrestacionesPension10935/Maternidad/RegimenGeneral/index.htm


Y lo cierto es que hay novedades que pueden cambiar la perspectiva y la planificación para las parejas, como que por primera vez no es imprescindible utilizar todo el tiempo de suspensión del contrato seguido, pudiendo partirse en dos periodos de 4 semanas y una semana, respectivamente 😄

+5 +5
Marta 🐝 García Quijada Aug 12, 2018 · #2

#1 Pues lo compartimos otra vez!! esto es algo que siempre interesa y está de actualidad. ;-)

+4 +4

Ya sé que este post lo publiqué en marzo, pero queriendo actualizarlo a la nueva normativa que entró en vigor en julio y dado que tengo un dedito inquieto, lo eliminé de mi blog así que lo he vuelto a escribir y compartir actualizado, como quería.
Lo que más lamento es haber eliminado vuestros comentarios y que la fecha de publicación ya no se corresponde con los últimos párrafos en los que mencionaba a mi padre.
Pido mil disculpas por mi torpeza ;-)

+2 +2