3 principios de la ecología sentimental

3 principios de la ecología sentimental

Primero unas pocas palabras sobre los principios. Usamos muchas veces la palabra principio pero le damos un sentido poco menos que misterioso y confuso.

Principio viene del latín principium que esta está formada por primus (el primero), capere (capturar, agarrar) y el sufijo -ium (efecto o resultado en sustantivos, relación en adjetivos). Así principio es el resultado de abordar lo primero, lo más importante.

En otras palabras, principio es aquello con lo que empezamos, que da origen a ciertas acciones ordenadas y lleva a cierto resultado deseado. En este post hablaré de tres principios de la ecología sentimental.

¿Por qué hablo de la ecología sentimental y no emocional? Sencillamente porque prefiero usar este término, sentimental, en lugar del otro, emocional. Es cuestión de preferencias personales y además me parece que cuando hablamos de sentimientos estamos más cerca de la realidad: hablamos de nuestro sentir. 

Cuando hablamos sobre las emociones tendemos a caer en un discurso que no comprendemos y que está muy contaminado por una visión reduccionista, muy fisiológica. Emoción es un término demasiado oscuro a pesar de ser muy utilizado por todo el mundo.

Detrás de la idea de la ecología sentimental está la visión de que el mundo sentimental que creamos es el mundo que habitamos. Es el espacio vital que construimos siendo conscientes de ello o no. Puesto que es algo que se construye, en nuestras manos está la creación de un mundo sentimental más amoroso, limpio, cómodo, un mundo que nos permite crecer y ser mejores.

Para vivir mejor, para vivir feliz no hace falta hacer grandes esfuerzos, viajar lejos, conseguir algo difícil o subir a las cimas más altas del mundo. Para vivir mejor hemos de dar unos pasos hacia la creación de un mundo sentimental que comprendemos y que nos ayuda a vivir mejor. Es crear apoyos sentimentales, nuestros propios apoyos.

1.- Descubre tus sentimientos

Antes de hacer nada, antes de intentar mejorar nuestro clima sentimental es necesario literalmente descubrir nuestros sentimientos. Te puede parecer que tus sentimientos son evidentes para ti. Que los vives todos los días y no hay nada nuevo en ellos, no hay nada que descubrir. Es verdad hasta cierto punto.

Sigue leyendo AQUÍ