Estar sereno...

Estar sereno...

Estar sereno... es un estado realmente maravilloso.

Estos días que nos vemos literalmente agitados por las pasiones avivadas por la prensa a raíz de elecciones en un país de cuyo nombre no quiero acordarme, creo que viene muy bien serenarse...

Podemos vivir la alegría serena y la tristeza serena, podemos vivir cualquier acontecimiento vital con serenidad.

El movimiento no está reñido con la serenidad. Incluso el movimiento muy rápido puede ser a la vez muy sereno.

Es una vivencia armónica, no equilibrada, pero armónica porque mantiene el dinamismo de nuestro sentir a la vez que nos hace sentirnos bien ubicados, bien asentados sin perder el movimiento.

La serenidad elimina agitación, excitación sobrante, eso que en el lenguaje coloquial se llama "nerviosismo".

¿Sabías que los nervios no tienen nada que ver con lo que tu llamas "estar nervioso"? Sospecho que no lo sabías.

Pues te lo digo: cuando uno "está nervioso" los nervios siguen su marcha ajenos a semejante estupidez. Siguen su marcha igual, la misma marcha de siempre, tanto si estas sereno, como si dices que estás "nervioso".

Serénate, haz todo con serenidad, es posible, es recomendable, es agradable, es increíble, palabra de profesor de yoga :).

Para saber un poco más sobre cómo serenarte sigue leyendo AQUÍ