Víctor Hugo Herrera Colorado solo con mis seguidores Teacher ( English Second Language) • International Language Institute. 13/2/2018 · 4 min de lectura · ~100

Un armario chico para un éxito grande

Un armario chico para un éxito grande

Desde niño, el comprar ropa ha sido una de mis actividades menos preferidas. Tardaba horas para elegir la ropa adecuada y en ocasiones las escogía no las llegaba a utilizar.

Actualmente, sigue sin gustarme mucho.

Pero algo que no me imaginaba era que esa actitud no estaba del todo mal, y que hasta puede ser una clave de éxito.


Un reflejo de nuestro ser.

La manera de vestir es tu carta de presentación ante el mundo. Pero al ser así, también puede reflejar algo que quizá no seas.

Una prueba de esto son los casos muy conocidos de dos emprendedores tecnológicos exitosos: Mark Zuckerberg y Steve Jobs.

Su clásico estilo clásico y sencillo es inconfundible:


¿Por qué sucede así?

“Dime que de que presumes y te diré de qué careces”, es un dicho que nos da una idea de la situación.

Y es que, el ser humano, tiende a presumir (aunque sea de lo que carezca) para recibir aceptación.

Recientemente conocí el caso del líder del movimiento Becoming minimalist (Volviéndose minimalista), Joshua Becker. Él ha escrito diversos posts sobre el tema aportando razones por las cuales ser minimalista en cuanto a la vestimenta no es precisamente un motivo para sentirse humillado, sino al contrario puede ser beneficioso.


La experiencia de Joshua Becker.


Joshua llevó a cabo un experimento: usar un mismo outfit todos los días. Llegó a un punto en el cual inevitablemente se preguntaba cuando escucharía a las personas quejarse de verlo usar la misma ropa (además de imaginarse que lo estaban juzgando dentro de sí mismas).

Pero para su sorpresa no sucedió así.

Y esto es porque existe algo que los psicólogos llaman “spotlight effect”. Es algo así como tener una sensación de ser el centro de atención (cuando quizá ni han notado nuestra presencia, tristemente).


Razones por las que volverte minimalista puede ser una clave al éxito.

Joshua Becker ha escrito diversos artículos acerca de las ventajas de volverse minimalista.

De entre todas sus razones, encontré algunas que llamaron mucho mi atención, incluso llegándome a identificar con una que otra.

¡Ojo! No digo que se trate de utilizar la misma ropa todos los días como lo hizo Joshua, sino que nuestro ropero contenga lo que en verdad nos gusta y utilizamos.

Reflexionando entre las razones de Joshua e incluso algunas mías, pude concluir en 6 puntos principales:

1) ¡No te canses decidiendo!

Entre más ropa, más difícil será decidir que usar. Está es una de las actividades en que, aunque no lo parezca, se gasta más energía, incluso conduciendo a momentos de estrés.

Procura tener una colección más simple y el proceso será más sencillo.




2) Porta lo que más te agrada y siéntete bien el resto del día.

Después de un largo y complicado proceso de selección finalmente decides que ropa ponerte para salir… tan solo unas horas (a veces minutos) después comienza el remordimiento y te preguntas: ¿realmente me veo bien?

Al tener una selección de ropa más concisa puedes asegurarte de que el outfit que portarás será el que más te agrada y te hará sentir a gusto el resto del día.



4) Tu tiempo es valioso.

Ya sea para comprar ropa, ya sea cuando vas a decidirte que ponerte en el día. ¡Incluso a la hora de lavar! Todo ese tiempo ahorrado podrás invertirlo en otras actividades: Tiempo con la familia, leer un libro, salir con amigos, proyectos personales, etc.







4) Refleja tu “yo” con mayor firmeza.

Al disminuir tus combinaciones de ropa, aunque no lo parezca, puedes dar a conocer un mensaje más conciso de tu propio “yo”.

En uno de sus artículos de Joshua Becker, la escritora, Alice Gregory, lo llama “Icónico”.

Alice dice que esta es una de las razones por las que, en el mundo de las caricaturas, los personajes portan casi siempre la mismo look; es una cuestión de personalidad y protagonismo.




5) Ahorra dinero.

Cuántas veces no te ha pasado que compras mucha ropa, que al final la utilizas muy poco o prácticamente queda intacta.

¿Cuánto dinero pudiste haber ahorrado evitando eso?

Este es uno de los errores que más se cometen. Una buena idea puede ser el pensar en que “situaciones” te serán útiles tus nuevas adquisiciones y si esas mismas “situaciones” son suficientes como para ocupar un poco más de espacio en tu armario.




6) Hay decisiones más importantes que requieren mucho tiempo y energía.

La mayoría de los emprendedores, personajes famosos de la vida pública y hasta de la política que han adoptado una moda minimalista concluyen en lo mismo: Decidir que ponerse cada día no es lo que más les preocupe en realidad.

Necesitan ese tiempo y energía para muchas otras decisiones que deben tomar a lo largo de su día y de su vida.





En cuanto a mí…

No soy el ejemplo más exitoso de alguien que haya adoptado una moda minimalista (la cual creo que he adoptado sin darme cuenta), pero he vivido y comprobado algunos de los puntos anteriores.

Mucho tiempo, energía y dinero ahorrado en decidir que ponerme lo he podido invertir en lo que para mí son mis prioridades y disfruto mucho.

Al final, es cuestión de gustos, y tú tendrás tus motivos para estar de acuerdo o en desacuerdo con todo lo anterior.

Y por lo mismo, me gustaría leer tu opinión: ¿consideras que la moda minimalista sea realmente efectiva para un “éxito”? ¿o será simplemente un caso de conformismo? ¿Adoptarías un estilo así? Espero con gusto leer tus comentarios.



--

¿Te gustó lo que has leído? ¡De ser así, no olvides compartirlo en tus redes sociales y dejar tu comentario! 

Sígueme en mis redes sociales: Twitter, Instagram.

También puedes seguirme en beBee y LinkedIn para leer más de mis artículos.

Gracias por tu tiempo. ¡Espero que lo hayas disfrutado!