Virginia Velert en Emprendedores y Empresarios, Directivos y Ejecutivos, Human Resources Professionals Socia Fundadora • Talent & Value SL 29/9/2016 · 1 min de lectura · +700

Datos curiosos: emprender USA vs España

Hace un tiempo, como telón de fondo del lanzamiento de nuestro nuevo Blog unalimosnitaporfavor.com, publicamos un resumen acerca del perfil del emprendedor español. 

Ahora, hemos elaborado este resumen acerca de la situación de los pequeños negocios en USA.

Datos curiosos: emprender USA vs España

Como se puede observar, las diferencias son notables y dan que pensar. 

A nivel social, es evidente que la cultura emprendedora está mucho más arraigada en USA que en España. Existe un precedente antropológico nada despreciable. No podemos olvidar que Estados Unidos es el resultado de la migración de aventureros de todas las procedencias. 

Sin embargo, tal vez en ese "todas las procedencias" tengamos la semilla del que es hoy el emprendedor en España. En general, la cultura europea es mucho más conservadora y proteccionista, siendo sólo un pequeño porcentaje quienes disponen de ese espíritú de riesgo que cualquier iniciativa requiere. 

La crisis económica, que ha afectado muy duramente al colectivo de directivos por cuenta ajena, ha traído un importante crecimiento del autoempleo como solución  y, por tanto, del número de pequeños negocios que salen al mercado continuamente. Pero las estadísticas son crueles: un 80% de la iniciativas españolas morirán en los primeros cinco años, mientras que en USA esa cifra se reduce al 50%. ¿Dónde están las causas de esa diferencia?

Datos curiosos: emprender USA vs España


Empecemos por las políticas proteccionistas (al empleo por cuenta ajena) a las que estamos acostumbrados: es difícil generar espíritu de riesgo en un pueblo que sabe que puede disfrutar de dos años de colchón financiero a través del paro. Por otro lado, la política de apoyo al emprendimiento es únicamente publicitaria. La realidad es que el autónomo español es el más perseguido y peor tratado del mundo: las cuotas más caras, inflexibilidad total ante las situaciones de tensión de tesorería, falta de crédito, y un largo etcétera. 

Más allá del entorno geo-socio-político, encontramos las razones relacionadas con el perfil profesional del emprendedor español. El 83% afirma necesitar formación y/o apoyo en cuestiones de gestión empresarial. Pero sólo un 15% aprovecha los fondos europeos a la formación empresarial. Lo cual denota cierta falta de coherencia entre lo que necesitamos y lo que hacemos para conseguirlo. 

Por tanto, podemos concluir que invertir en nuestro propio desarrollo personal y profesional puede ser la llave que nos abra el baúl del tesoro para incrementar nuestras posibilidades de éxito. 





Javier beBee 29/9/2016 · #1

At least three important factors separate the best from the rest.

1- Idea First, Money (An Extremely Important) Second.

While starting a business doesn’t require money, often scaling a great idea does. The U.S. ranks second overall in venture-backed capital as a percentage of GDP. It’s no surprise that we are wedged right between two other innovative powerhouses: Israel at No. 1 and Sweden at No. 3. And both have a higher start-up rate than the U.S., according to the Organization for Economic Co-operation and Development (OECD).

2.- Innovation Requires Empathy.

Many new companies start with a “big idea” or an innovation. The difference between invention and innovation is insight. Inventors start with an idea and then look for someone (anyone!) who needs it. Innovators start with a large, unmet need and then, and only then, search for a unique solution to that need.

Americans are naturally empathetic. The World Giving Index lists America as the fifth most generous when it comes to donating to organizations, volunteering time and helping a stranger.

A second advantage of this generosity is financial support. Many small businesses are built on the backs of the three F’s: Friends, Family and Fools.

3.- Culture

Show of hands, how many of you have seen a friend try and fail at starting a new business? Now think for a second, how do you feel about that friend? Chances are you admire their courage, creativity and inventiveness.

No surprise there. Americans relish risk-taking and often celebrate the underdog who persists at all costs. This isn’t true in many other cultures where failure is seen as an embarrassment to yourself and family—a fact that keeps many from taking the painful and necessary risks new businesses require.

0