Gabriel Bazzolo en GOD Games of Drones, Ingenieros y Técnicos, Oficios y profesiones Owner / Dueño • quDron Inc. 14/6/2018 · 1 min de lectura · 4,5K

Game of Drones: Dron ayuda a una valiente periodista a revelar que grandes compañias estan drenando los recursos acuíferos en Perú y Colombia.

Game of Drones: Dron ayuda a una valiente periodista a revelar que grandes compañias estan drenando los recursos acuíferos en Perú y Colombia.

En la reseca provincia peruana de Ica, donde el estado de emergencia hídrica ha estado en vigencia desde 2005, un negocio improbable está en auge: el cultivo de espárragos para la exportación. Los florecientes tallos verdes en el medio del desierto levantaron las sospechas de Fabiola Torres, periodista y miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Sospechaba que las grandes empresas agrícolas peruanas estaban violando las normas de la provincia sobre el uso del agua y ganando millones de dólares exportando los preciados espárragos de Perú al agotar los escasos suministros de agua para las familias locales y los pequeños agricultores. Pero cuando viajó a Ica, a unas doscientas millas al sur de Lima, al borde del desierto de Atacama, descubrió que las propiedades de los agronegocios estaban amuralladas, y nadie estaba dispuesto a hablar. "Fue una zona hostil", dijo Torres, editora del sitio web de investigación Ojo Publico, que se ha asociado con ICIJ en las investigaciones denominadas Paradise Papers y Panama Papers.



Al no poder recabar información de manera normal, Torres decidió un enfoque novedoso: lanzó un dron. Remontándose a cien metros sobre el desierto, piloteado remotamente por reporteros de Ojo Publico, el dron recogió imágenes que rápidamente confirmaron las sospechas de Torres. Mostraba las propiedades de las compañías salpicadas de pozos ilegales que extraían agua subterránea de debajo del desierto, a veces camuflada bajo esteras verdes. El resultado fue un sistema que permitió a las compañías agrícolas agotar los suministros de agua subterránea con impunidad a medida que Ica luchaba contra la sequía. Primero en Perú y en Colombia, los reporteros llegaron a la misma conclusión sorprendente: las grandes compañías podían aprovisionarse de agua porque el estado estaba dando luz verde a su conducta. Los periodistas habían descubierto un tipo diferente de abuso de agua en Colombia: apropiación vinculada al largo y mortal conflicto civil del país y cuando los residentes originales regresaron a casa, se encontraron con una sorpresa no deseada: el sistema público de riego se había desviado para servir a una gran empresa de aceite de palma, llamada Oleoflores. El gobierno había llegado a la “conclusión” de que la reforma agraria que otorgaba los derechos sobre la tierra a los agricultores había fracasado. Oleoflores comenzó sus operaciones en la región en 2000 y ha conservado su control sobre el sistema de riego. En Ica, la escasez de agua ha provocado conflictos entre los agricultores locales y las empresas que cultivan espárragos y otros cultivos de exportación que resultaron en agresiones físicas contra los agricultores, según un informe de 2015 de Desert Sun, un periódico del sur de California y USA Today. Los agricultores dijeron que el agotamiento de los acuíferos subterráneos por parte de las empresas había dañado sus cultivos y provocado escasez de agua potable. Mientras tanto, los espárragos se han convertido en un gran negocio, ya que representaron $ 420 millones en exportaciones en 2016 y convirtieron a Perú en el principal exportador mundial de espárragos. La mayor parte del espárrago del Perú se envía a los Estados Unidos, seguido de las exportaciones a España y el Reino Unido. El poder de las empresas ricas para tomar agua con la aprobación del estado es un tema crítico.


El agua es el conflicto de este siglo.


Gabriel Bazzolo

quDron