Gabriel Bazzolo en Emprendedores y Empresarios, Ingenieros y Técnicos, Oficios y profesiones Owner / Dueño • quDron Inc. 5/6/2018 · 1 min de lectura · 7,7K

Game of Drones: El dron de Flygildi que ve y vuela como un pájaro

Game of Drones: El dron de Flygildi que ve y vuela como un pájaro


El dispositivo autónomo similar a un pájaro que Flygildi está desarrollando en cooperación con la Universidad de Reikiavik utiliza un vuelo de aleteo para levantarse y propulsarse en lugar de una hélice. El exclusivo diseño del ala permite el control independiente en tiempo real de las alas para aletear, inclinar o mover las alas hacia delante, hacia atrás, hacia dentro y hacia fuera. Las alas también se pueden doblar al cuerpo del ave para facilitar el transporte. El dispositivo busca combinar las capacidades de un multi-rotor con un avión de ala fija, sus creadores Egill Hardarson, Hjalti Hardarson, Leifur Thor Leifsson lo bautizaron como Viajero Silencioso, y su compañía Flygildi, con base en Islandia ha estado recaudando fondos de sitios de lanzamiento de start ups como techcrunch. Si bien ya hay otros modelos que se basan en los diseños de pájaros esta en particular fue diseñado desde el principio para operar con inteligencia artificial, lo que lo convierte en un potencial producto para el mercado de defensa y seguridad, ya que segús sus creadores, “es tan parecido a los pájaros que los observadores no pueden diferencialo de las aves reales”.


“Primero, diseñamos y construimos un dispositivo similar a un ave. En segundo lugar, usamos métodos de aprendizaje automático y computacional para enseñar al dispositivo a volar como un pájaro”, explicó Hardarson. El dron tiene dos partes principales, el cuerpo con las alas y la cabeza. El movimiento del ala se puede producir en cualquier valor dentro de los cuatro límites de los grados de libertad. La cabeza dispone de un espacio para la colocación de una cámara. Además dispone de un servomotor que le permite moverse hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados. Aparte de la Universidad de Reykiavik, Flygildi también está en colaboración con la Universidad Tecnológica Chalmers de Suecia, donde están trabajando en la aplicación de equipos de robótica para su mejora.


El dron de Flygildi puede perfectamente ser una ayuda en la vigilancia. Cualquier escenario que podamos imaginar, un gran grupo de personas, un concierto, un partido de fútbol, ahora podrá ser vigilado sin que sus asistentes se percaten, asimismo será un valioso elemento en los aeropuertos que necesiten tener su espacio libre de la presencia de aves. Sus creadores tienen pensado lanzar un piloto el proximo año y disponer de un producto final para 2020. Su precio estará entorno a los USD $70.000 y $80.000.


Gabriel Bazzolo

quDron