Esthefanny Yague Páez en Negociación y Manejo de Conflictos, defensores de derechos humanos, Ing. Petroleos_Colombia Promotora de DDHH enfoque ambiental 6/1/2019 · 15 min de lectura · ~10

Histórico PARO AGRARIO: Las exigencias del movimiento agrario y étnico (CAEP) y la respuesta (oferta) del gobierno. El balance del “Pacto Agrario”

Histórico PARO AGRARIO: Las exigencias del movimiento agrario y étnico (CAEP) y la respuesta (oferta) del gobierno. El balance del “Pacto Agrario”

Después de haber analizado las manifestaciones y los reclamos de las dignidades dentro del contexto en el capítulo anterior, ahora se abordaran las exigencia realizadas por el CAEP (Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular) y la respuestas emitidas por el gobierno frete a estas, en búsqueda de una visión más real sobre las dinámicas y condiciones actuales del pacto agrario.

Pero no es posible realizar un análisis sin antes situarse en el contexto y entenderlo, para ello es necesario realizar una breve contextualización sobre las premisas principales que comprende el pacto agrario y que permitirán entender de forma mucho más clara las situaciones y condiciones que dieron lugar, así como las implicaciones inmersas dentro de este importante tema de discusión, para lo cual se requiere abordar en que consiste el pacto, quienes participan, con qué recursos cuenta, como se defiende, los actores implicados, el contenido que aborda sobre temas de agro, minería e hidrocarburos y las situación actual, todos estos como factores influyentes en las exigencias del movimiento agrario, étnico y popular que se expondrá a continuación.

¿Qué es el pacto agrario?

Según el Ministerio de Agricultura el Pacto agrario “es un proceso de construcción participativa impulsado por el Gobierno Nacional de la mano de las entidades territoriales, los actores del sector agropecuario y demás organizaciones, con el fin de reformular la política pública de desarrollo rural. El Pacto operará bajo los principios de inclusión y transparencia en todas sus etapas”

(Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural)

Este pacto se crea a partir del Decreto 1989 de 2013 con un enfoque de trabajo en dos frentes principales, uno orientado a la creación de insumos para la construcción de una política agropecuaria y de desarrollo rural y el segundo orientado a proyectos para la generación de competitividad, dichos frentes se explicaran con detalle más adelante.

Ahora bien según la definición que proporciona el Ministerio de cultura este es un proceso que pretende ser incluyente en la construcción colectiva, para la identificación de necesidades, prioridades y propuestas desde todas las partes de campo del país, incluyendo veredas, municipio y departamentos

(Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural)

, con el fin de generar cambios positivos en las políticas públicas sobre el tema agropecuario y el desarrollo rural.

En vista de la importancia de los resultados del pacto agrario se esperaba que estos resultados fueran tenidos en cuenta para El Plan Nacional de Desarrollo que comprende un tiempo de 4 años de 2014 a 2018. Al realizar una revisión sobre las premisas bases del Plan de Desarrollo Nacional se puede evidenciar claramente que en la Visión se pretende tener en cuenta los insumos de los procesos participativos en el pacto agrario y las mesas de negociación en los dos años anteriores.

En el texto se menciona la garantía de los derechos, generación de actividades económicas competitivas y sostenibles, potenciación de oportunidades, evitación de la repetición del conflicto, la creación de políticas más eficientes, programas de vivienda rural, formalización de tierras, fondo de micro finanzas rurales

(Gaviria, 2014)

entre muchos otros aspectos que serían abordados en las mesas de negociación .

¿En qué consiste el Pacto Agrario?

Según su razón de ser el pacto agrario consistiría en un ejercicio de participación incluyente como ya se ha mencionado antes, en el que se busca la construcción de políticas de estado para el sector agropecuario y rural, e implica necesariamente mecanismos de discusión y consulta sobre todos los aspectos relacionados con el campo colombiano y el desarrollo rural. Comprende dos fuentes principales de trabajo:

La primera de ellas está referida a los lineamientos de políticas para el sector agropecuario y rural, que incluye la participación directa de los consejos municipales de desarrollo rural (CMRD) y los consejos seccionales de desarrollo agropecuario (CONSEA), tomando también en cuenta las propuestas sobre el desarrollo rural a partir de las alcaldías y gobernaciones.

La segunda fuente incluye proyectos para mejorar la competitividad en la producción agropecuaria y la calidad de vida de los habitantes de todas las zonas rurales, podrán ser municipales o departamentales y debe corresponder a un objetivo principal que es el de financiar proyectos productivos bajo normatividad del decreto 1567 de 2014 y los cuales deben tener como característica un eje principal que corresponda al sector rural. Estos proyecto. Para la asignación de los recursos una de las principales acciones fue la expedición de decreto para para dictar los lineamiento generales para la cofinanciación a través de unos criterios de evaluación y posteriormente se les realiza una calificación técnica y económica para verificar su viabilidad.

En este proceso se marca una hoja de ruta para garantizar un proceso transparente y una eficiente distribución de los recursos, para ello se diseña una metodología con criterios de evaluación técnica, financiera y jurídica de acuerdo a lo que plantea la resolución mediante un comité evaluador y posteriormente se realizan las visitas en las que se hace la revisión de todos los elementos del proyecto productivo para pasar a firmar el convenio con los proyectos departamentales y municipales.

Actores Participantes Implicados

El pacto agrario cuenta con la participación de entidades gubernamentales y consejos creados a partir de la intervención de la población del área rural a nivel municipal y rural, se encuentran entonces entre los actores del pacto agrario:

El Ministerio de Agricultura que es el encargado de diseñar los ejes temáticos, para discusión de las comunidades, junto con el diseño de la metodología del dialogo, correspondiendo también a la capacitación de alcaldes, gobernadores y secretarios de agricultura para garantizar que los temas más importantes se analicen en profundidad, con el fin de identificar las necesidades, sistematizarlas y priorizarlas en el diseño de una política de estado para el sector rural.

El ministerio de Trabajo que tiene como objetivo promover la activación de los consejos municipales de desarrollo rural y los consejos departamentales, también incentivar a la conformación de organizaciones sociales que asegure un participación muy dinámica de la comunidad.

Mediante el establecimiento del decreto 1897 del 2013 se establecen tres espacios de participación el primero son los Consejos Municipales de Desarrollo Rural CMDR que están compuestos por el alcalde, representantes del consejo municipal, entidades públicas, regionales o nacionales, organizaciones de campesinos o gremios, centrales obreras y federaciones sindicales agrarias, organizaciones de víctimas, de mujeres, indígenas afro descendientes y comunidades rurales del municipio.

El segundo, son los Consejos Municipales de Desarrollo Rural COSEA que lo conforman el gobernador, el secretario de agricultura, el secretario o director de planeación departamental, directores o gerentes regionales de entidades vinculadas al ministerio de agricultura, director regional del Sena, representantes de universidades con programas relacionados con el sector, representantes de CORPOICA que es la corporación colombiana de investigación agropecuaria, representantes de gremios y organizaciones campesinas, representantes de CMDR centros provinciales de gestión empresarial, las centrales de abastos, presidentes de asociaciones profesionales del sector en el orden departamental y secretarios de cadenas productivas a nivel departamental y regional.

Finalmente el tercero y último se constituye por el Consejo Nacional Agropecuario y Agroindustrial CNNA que lo integran organismos productores y empresas de los sectores agrícola, pecuario, agroindustrial de financiamiento y de servicios al campo.

Principales problemáticas a las que atiende el pacto

La reformulación de la política pública, temas estructurales que aqueja la presencia del estado en su conjunto, con una visión del campesino como sujeto de atención de todos los sectores de provisión de bienes y servicios por parte del estado, en el orden nacional como en el orden regional. La reformulación es trasversal a todos los ejes y problemáticas que presenta el agro en el país y el sector rural, se busca entonces una apolítica pública de largo plazo en la que se reconozcan las particularidades de las diferentes regiones del país

(Vargas, 2014)

Un punto muy importante para poder participar dentro del proceso establece que es necesario organizarse a la hora de platear la necesidades específicas, para lo cual inicialmente se hace una identificación de la actividad a la que pertenece la persona que quiere participar, y en consecuencia de ello deben agruparse o asociarse a agremiaciones, juntas de acción comunal ya existentes para poder ser representados en el consejo municipal de desarrollo rural, si no se encuentran agrupados se hace la invitación a que se conformen cooperativas, asociaciones o sindicatos agropecuarios, que les permitirá dar asiento en el consejo municipal

(Vargas, 2014)

.

Pliego de Peticiones, Acuerdos Firmados en 2014 y Posición de la Cumbre Nacional Agraria Campesina Étnica y Popular frente al Pacto Agrario

Es importante tener en cuenta la posición de las diferentes colectividades que están compuestas por una multiplicidad de actores dinamizadores dentro del contexto del campo en el país. Uno de ellos es la cumbre Agraria Étnica y Popular CAEP que la integran los pueblos indígenas, afrocolombianos, campesinos, pescadores, pequeños mineros y demás sectores populares, que confluyen en el sector rural.

Surge como resultado de la unión de la mayor parte de las organizaciones campesinas, indígenas y afrocolombianas en espacios de organización popular del país y se conforma a partir de los paros regionales el Paro Cafetero y el Paro Nacional Agrario que fueron convocados por los diferentes sectores agrarios en año 2013. En dicho periodo cada sector y movilización presento sus pliegos de peticiones generándose dispersión y dificultado que se cumplieran los acuerdos pactados por parte del gobierno, tales circunstancias dieron lugar a que se gestaran nuevos encuentros para la convocatoria a la cumbre nacional que se realizó en Bogotá del 15 al 17 marzo del 2014 con el fin de avanzar en la construcción de procesos dignos en el campo, que dio como resultado lugar a la Cumbre Nacional Agraria, Étnica y Popular. Se realizó un pliego de peticiones con las principales propuestas de los campesinos  campesinas, indígenas, Afro descendientes, pobladores urbanos y movimientos sociales.

(Bedoya, 2015)

Los principales temas a tatar fueron:

  • Tierras, territorios colectivos y ordenamiento territorial.
  • La economía propia contra el modelo de despojo.
  • Minería, energía y ruralidad.
  • Cultivos de coca, marihuana y amapola.
  • Derechos políticos, garantías, víctimas y justicia.
  • Derechos sociales.
  • Relación campo-ciudad.
  • Paz, justicia social y solución política.

“De la Cumbre Agraria Étnica y Popular no se incluyeron los ocho puntos del pliego y solo se firmaron 3 puntos que para el momento de la negociación se consideraron con más posibilidades para ir avanzando en la propuesta integral”

(Bedoya, 2015)

Como resultado de esta cumbre se firmaron los siguientes acuerdos el 13 de mayo de 2014 que se expone textualmente a continuación:

Acta de acuerdos firmados entre la Cumbre Agraria y el Gobierno nacional

[1]Con la asistencia de los delegados de la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular (en adelante la Cumbre) y delegados del Gobierno Nacional, se alcanzaron los siguientes acuerdos:

I. Sobre el Decreto de creación de la Mesa Única Nacional

El Gobierno expidió el Decreto 870 de 2014 mediante el cual se crea la Mesa Única Nacional.

II. Sobre Derechos Humanos y Garantías

Se crea una Comisión conjunta de análisis y estudio de alternativas penales, adscrita a la sub-comisión de garantías y derechos humanos, ésta estaría conformada por:

  Fiscalía General de la Nación en cabeza del Director Nacional de Fiscalías del Sistema Acusatorio de la coordinación interinstitucional en materia penal, o su delegado.

  Delegado del Ministerio de Justicia.

  Invitado del Consejo Superior de la Judicatura.

  Oficina Jurídica del INPEC y de Director de Custodia y Vigilancia.

  Defensoría Pública (delegada de asuntos para política criminal trabajando en conjunto con la delegada para indígenas y minorías étnicas)

  Procuraduría General de la Nación (delegada para Ministerio Público).

  Oficina de Derechos Humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas representada por el delegado para asuntos penitenciarios y carcelarios.

  Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario – Área de Lucha contra la Impunidad.

  Delegados de la Cumbre.

  Delegado Ministerio de Defensa.

  Delegado Ministerio del Interior.

El Gobierno Nacional invitará al Consejo Superior de la Judicatura para estudiar la posibilidad de crear nuevos jueces de descongestión que se ocupen de los casos de las personas condenadas por las conductas punibles objeto de discusión

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

.

Las organizaciones e instituciones se comprometen a proveer la información de la que disponga siempre y cuando no tengan carácter de reserva legal con relación a los casos que serán objeto de estudio, con el fin de analizar cada caso en concreto para precisar su situación jurídica, y discutir la misma y la viabilidad de aplicar las alternativas penales previstas en la ley. Del mismo modo las organizaciones presentarán los casos que consideren prioritarios

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

.

Se acuerda una primera reunión de esta comisión para el lunes 19 de mayo de 2014 a las 10:00 am en las instalaciones del Ministerio del Interior; dicha reunión convocada por el Ministerio del Interior tendrá por fin fijar el funcionamiento, la metodología y la ruta de trabajo de la Comisión conjunta de análisis y estudio de alternativas penales. El 15 de Mayo la Cumbre entregará un documento de insumo para la discusión

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

.

Se acordó discutir en Mesa Única Nacional la propuesta de creación de un fondo para sufragar los gastos de la Comisión conjunta de análisis y estudio de alternativas penales. Del mismo modo se acordó que en el marco de la Mesa Única Nacional se identifiquen las debilidades y problemáticas de fondo de la política criminal y penitenciaria del Estado Colombiano, y se discutan alternativas y procedimientos con las entidades correspondientes

El Gobierno Nacional mediante acto administrativo creará el Comité de Evaluación y Reglamentación de Riesgo (CERREM) Campesino. La Cumbre designará cuatro delegados a esta instancia. El día lunes 12 de mayo de 2014 el Ministerio expedirá el acto administrativo que crea el CERREM campesino.

Como parte del protocolo básico de funcionamiento del CERREM se acuerda que los estudios de riesgo deben ser realizados por personal civil y que los escoltas deben ser propuestos por los beneficiarios de las mediadas cumpliendo requisitos establecidos por la Unidad.

La primera sesión del CERREM se realizará el martes 20 de mayo y tendrá como propósito definir su protocolo. Se tendrá en cuenta los elementos aportados por la comisión DDHH en el marco de la cumbre. Se acuerda un pronunciamiento del Ministerio del Interior donde se respalda el papel de la Cumbre y la importancia de las organizaciones sociales que la conforman.

El ministerio del interior recomendará a la fiscalía que las denuncias hechas por la cumbre, las recopile la Unidad de Análisis de Contexto y la Unidad de DDHH y DIH.

El CERREM campesino, debe tener en cuenta que los contextos territoriales de las comunidades que privilegien medidas colectivas con enfoque diferencial.

En relación con las movilizaciones en curso se acuerda que la Defensoría del Pueblo y Naciones Unidas acompañaran las caravanas de retorno; Naciones Unidas se compromete a coordinar con la Policía. Los manifestantes indicarán los puntos de salida y puntos de llegada. Se aclara que las caravanas no estarán acompañadas ni por Policía ni por Ejército.

La Defensoría del Pueblo y el Alto Comisionado de Naciones Unidas, el Ministerio del Interior, la Procuraduría y las organizaciones de la Cumbre recogerán en terreno la información de las quejas recibidas por parte de las comunidades movilizadas. La ONU presentará, este informe de “manera notarial” a la sub-comisión de garantías y derechos humanos de la mesa. Naciones Unidas, adicionalmente se compromete a dar trámite a las quejas recibidas

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

.

Propuesta de la ONU:

Se abre la posibilidad para que se hagan diálogos regionales entre las organizaciones de la Cumbre y las autoridades de Policía y Militares. Estos diálogos tendrán un carácter privado y servirán para presentar las quejas de las organizaciones, previa presentación de éstas a la Oficina de Naciones Unidas. Las organizaciones de la Cumbre evaluarán la pertinencia o no de esta propuesta y la presentarán a la subcomisión de garantías y derechos humanos.

III. Sobre el Bloque Económico

Mediante una Línea de Financiación a través del Fondo de Fomento Agropecuario, el Gobierno Nacional destinará $250 mil millones durante la vigencia 2014; se buscará garantizar que estos recursos respondan al principio de anualidad y en todo caso, dada la naturaleza de las organizaciones que conforman la Cumbre, no se les exigirá cofinanciación.

Esta línea deberá realizarse a través de una modificación de la Resolución 055 de 2014, con el fin de desarrollar los objetivos, criterios, lineamientos y demás particularidades correspondientes al tipo de iniciativas que serán objeto de financiación y que se han definido como prioritarias en conjunto por los miembros de la Cumbre. Para tal efecto la mesa elaborará los insumos y principios que serán la base para esta modificación. En todo caso los recursos buscarán fomentar la economía campesina, indígena y afro. .

Conjuntamente el Gobierno Nacional y los delegados de la Cumbre, revisarán el avance en la ejecución de estos recursos en el mes de septiembre de 2014, si la ejecución corresponde a la planificación, se adicionarán más recursos para la vigencia 2014.

Con la aprobación del Gobierno Nacional se acuerda la creación de un mecanismo mediante el cual el DNP priorizara 30 proyectos presentados por la Cumbre, de acuerdo a los criterios de priorización establecidos por la Mesa Única Nacional. Estos proyectos deben ser financiados con recursos adicionales a los anteriores y provenientes del Presupuesto General de la Nación. El mecanismo se creará a más tardar el 31 de Julio

Las Naciones Unidas a través del PNUD apoyara técnicamente este proceso.

Los proyectos podrán ser presentados en las siguientes áreas:

  Agua Potable y Alcantarillado

  Educación

  Salud

  Vías terciarias

  Infraestructura agropecuaria

El Ministerio del Interior financiará Foros regionales para la Paz, que alimentarán la realización de una Cumbre Nacional de Paz el marco de las competencias y atribuciones del Ministerio del Interior. Estos foros los realizarán las organizaciones de la Cumbre.

El Ministerio del Interior se compromete a promover y financiar iniciativas para el fortalecimiento de las organizaciones que componen la Cumbre Agraria, en el marco de las competencias y atribuciones del Ministerio del Interior

El Gobierno se compromete a convocar a la instancia de interlocución de las comunidades negras, afrocolombianas y raizales – ANAFRO - que surgió del congreso realizado en Quibdó en agosto del 2013

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

.

Se constituirá una comisión de seguimiento a los acuerdos que sesionará una vez al mes y estará constituida por un representante de cada uno de los procesos y organizaciones que hacen parte de la Cumbre, y la delegación del Gobierno Nacional. Esta comisión hará un reporte mensual a la plenaria.

(Cumbre Agraria & Nacional, 2014)

Estado del Actual del Cuerdo

Después de un periodo de dos años de la movilización de las comunidades rurales denuncian que no se han cumplido satisfactoriamente los compromisos pactados manifestando las siguientes declaraciones en la carta dirigida al señor Presidente de la Republica el 30 de Noviembre de 2015.

“Su gobierno no cumple satisfactoriamente los compromisos entorno a la concertación de policía pública rural, el funcionamiento de la subcomisión de derechos humanos y garantías, el financiamiento de proyectos productivos del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y apoyo de proyectos de infraestructura con el Departamento Nacional de Planeación”

(Comisión Politica Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular, 2015)

.

“Tres meses después de la semana de la indignación en la que comunidades indígenas, negras y campesinas nos movilizamos nuevamente para llamar la atención sobre los incumplimientos y trabas en la implementación de los acuerdos; no han habido avances significativos; por el contrario, vemos con preocupación el rumbo que está adoptando la política rural de su gobierno”

(Comisión Politica Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular, 2015)

.

“Mientras las comunidades agrarias demandamos una reforma agraria integral que supere la desigualdad histórica en la propiedad de la tierra, y como elemento fundamental para superar el conflicto social y armado, el gobierno sigue empeñado en sacar adelante la iniciativa legislativa que pretende crear las "Zonas de Interés de Desarrollo Rural y Económico (Zidres)", figura que permite que los baldíos de la nación pasen a manos no sólo de campesinos desposeídos, como lo contempla la Ley 160 de 1994, sino también y principalmente a grandes inversionistas agroindustriales”

(Comisión Politica Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular, 2015)

.

“Mientras las comunidades agrarias no logramos luego de dos años de negociación acceder a nuestros derechos territoriales, los grandes inversionistas en menos de un año han logrado la atención prioritaria con todas las prerrogativas de su gobierno”

(Comisión Politica Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular, 2015)

“También, nos preocupa sobremanera que mientras el gobierno anuncia nuevos planes agrarios de gran impacto como “Colombia Siembra” en la que pretenden ampliar la producción con un millón de hectáreas sembradas; llevamos un año tratando de concretar el acuerdo de apoyo a la economía propia (Economía campesina, indígena y negra) y no hemos podido sembrar una sola hectárea de tierra con apoyo del gobierno. Por el contrario, lo que si se ha ampliado es el cultivo de coca, marihuana y amapola que hoy sigue constituyendo una opción para muchas comunidades que a pesar de saber de la ilicitud y recibir la persecución de la ley, sigue siendo su única opción ante la pobre atención del gobierno para fomentar la producción de alimentos para la soberanía alimentaria. Lo único que han recibido las comunidades rurales es una política de erradicación forzada acompañada de la militarización de los territorios, rompiendo la confianza de las comunidades en las instituciones del Estado y poniendo en peligro la voluntad de diálogo que se ha manifestado, abriendo la posibilidad a nuevos ciclos de violencia”.

“Usted señor presidente, manifestó de manera pública que la Cumbre Agraria era un sujeto importante para el postconflicto, para superar la desigualdad histórica del campo colombiano, y la conflictividad social fruto de la exclusión y desatención del estado y la guerra. Confiando en su palabra, reconociendo su disposición de diálogo, las organizaciones agrarias nos hemos comprometido a seguir sentados en la mesa, buscando salidas negociadas a la crisis, pero es un hecho que nos enfrentamos al hambre, la persecución y el maltrato recibido por el Estado, y a una institucionalidad sorda, ciega y muda ante nuestra realidad”.

“Por estas razones exigimos de usted Señor Presidente, honre su palabra y cumpla sus compromisos en materia de desjudialización y garantías de derechos humanos a líderes y liderezas, se cumplan los acuerdos para la discusión, elaboración e implementación de una nueva política pública de desarrollo rural, además de la aprobación y desarrollo de los proyectos productivos del Fondo de Fomento Agropecuario”.

“Demandamos del gobierno nacional voluntad política, manifiesta a través de la presencia de su equipo de alto nivel ministerial, para que con su carácter decisorio examinen y resuelvan las  actuales dificultades, y asuman compromisos claros sobre rutas de agenda de negociación que honren los compromisos gubernamentales en la próxima reunión de Mesa Única Nacional que sesionará el próximo 1 y 2 de diciembre de 2015”.

Estado Actual

En el presupuesto que presentado por el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Agricultura pasa de tener 3,9 billones en 2015 a 2,4 para el 2016 lo que significa una reducción del 38,2% menos, tal disminución en el presupuesto para este sector conllevaría a implicaciones importantes para la ejecución de los proyectos a pequeños medianos y grandes productores rurales, dicha reducción significaría una contradicción en la posición que afirmaba tener el gobierno frente a la importancia que se le da al campo.

Las nuevas condiciones presupuestales por supuesto repercuten de forma importante en las iniciativas que se venían articulando para el sector ganadero y los gremios productivos, por lo tanto es lógico deducir que con la baja en el presupuesto muchos proyectos deberán interrumpirse al no contar con los recursos necesarios y de forma paralela se generara una gran afectación para miles de familias que dependen económicamente de estos proyectos.

Esta situación se presenta en un contexto donde la agricultura siempre ha tenido que trabajarse en unas condiciones muy precarias, donde los campesinos de todas las regiones han tenido que luchar arduamente no solamente por obtener atención del gobierno sino también para la asignación de recursos que les permita ejecutar sus labores de forma más digna y que les permita incrementar la productividad con el anhelo de tener mejores condiciones y garantías para el desarrollo de su trabajo y la importancia que repercute dignificar esta noble labor, sin embargo y a pesar de los mucho esfuerzos que se han hecho el futuro cercano no se percibe promisorio, por la diferentes condiciones a las que deben enfrentarse las miles de familias campesinas que se ven obligadas a competir con los acuerdos pactado en los TLC con otras naciones bajo condiciones sumamente desiguales, el conflicto armado y el proceso de posconflicto.

Al respecto de la disminución del presupuesto para el agro el gerente de la Federación Colombiana de Productores de Papa Fedepapa José Manuel García pone de manifiesto que la reducción del presupuesto corresponde al 47% cifra que resulta ser sumamente preocupante debido a las consecuencias de gran impacto que no se harán esperar en todo el sector agrícola, los proyectos que se adelantan corren el riego de la no ejecución

(Contexto Ganadero, 2015)

. Esto significará también modificar el presupuesto de inversión y volver a direccionar los recursos en programas como Colombia Siembra.

Por su parte el presidente de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Asoporcicultores Carlos Alberto Maya Calle menciona que “la reducción se constituye en dramática debido a que los campesinos cuentan con esos recursos para la inversión en asistencia técnica, mejoramientos entre muchos otros”

(Contexto Ganadero, 2015)

La disminución del presupuesto de la Nación fue aprobada por el congreso debido a la baja de los precios del petróleo, por lo cual el monto aprobado para el 2016 en cuanto al agro tuvo una variación del -38,2% que resulta ser lamentable y deja ver que el crecimiento del campo no debe depender únicamente de los recursos asignados para el Ministerio de Agricultura según lo afirma la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC. Para ello se planten que se deben tener en cuenta otras carteras para la inversión en obras públicas y seguridad jurídica que contemple una reforma tributaria donde los recursos sean destinados al sector rural.

Es importante resaltar frente a esta situación los planteamientos realizados años anteriores en los que el gobierno buscaba apoyo para financiar una política agropecuaria de Estado, para poder competir en los mercados globalizados y que ahora parece ser que ha pasado a un segundo plano, por tales afirmaciones y compromisos que se habían adquirido resulta incoherente que se presente una reducción en el presupuesto de tales magnitudes, y si se le suma el escenario de posconflicto que también traerá grandes implicaciones resultara totalmente imposible pensar en la construcción de la prosperidad rural si se siguen desmejorando las condiciones presupuestales destinadas para el campo colombiano.

También se presentan otros factores importantes que requieren atención y necesitan mejoras en los sectores productivos del país esto tiene que ver con la infraestructura vial para que se facilite la comercialización de los productos, debido a que las vías terciarias se encuentra en malas condiciones que se constituye en una de las claras muestras de las dificultades del sector rural, también se necesita ayuda de maquinaria para la adecuación de las tierras que permita tener menores costos de producción y aumentar el rendimiento, trasferencia de tecnología y asistencia técnica, factores que al estar ausentes dejan en desventaja al campo colombiano para competir con las economías de otras naciones.

Es evidente que el sector del campo en el país no es competitivo y el gobierno no ha cumplido las promesas que en varias oportunidades ha hecho sobre mejorar las políticas para el sector productivo, en lo que se refiere al riego, precios de insumos, lo suplementos agrícolas, y pecuarios, pues las políticas aún siguen siendo parciales y transitorias según Rafael Mejía presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC, para lo cual se necesita seguridad jurídica de inversión, entorno de bienes públicos que permita ser competitivos y reformas tributarias que incentive la inversión en el campo.

La disminución que se ha sufrido pone en grave riesgo el cumplimiento de los compromisos que le Ministerio se había planteado, teniendo en cuenta que el desarrollo rural es uno de los es uno de los puntos principales que se negocia en la habana como factor clave, y no pude haber desarrollo si no se cuenta con las fuentes de financiación que permita hacerlo, los principales programas que se han visto facetados son los vivienda rural, agricultura familiar y campesina, compra de tierras y sistemas de riego que son algunos de los principales elementos que se deben incentivar en el campo

(Contexto ganadero, 2015)

.

Es clara la percepción que se tiene del incumplimiento de los acuerdos pactados en la cumbre Agraria, Campesina y Étnica y el Gobierno Nacional, el malestar es evidente y las consecuencias de la falta inversión y presupuesto para el campo son evidentes en las difíciles condiciones que enfrentan las comunidades rurales frente a los tratados de Libre comercio y la ausencia de políticas públicas que respalden el agro colombiano bajo condiciones garantes que dignifiquen este importante sector.

Bibliografía

Bedoya, G. (1 de septiembre de 2015). cnagrario.org. Recuperado el 11 de Mayo de 2016, de CUMBRE AGRARIA ETNICA Y POPULAR: SU CONSTITUCIÓN, DEMANDAS HISTORICAS Y CONTEMPORANEAS: https://cnagrario.org/2015/09/01/cumbre-agraria-etnica-y-popular-su-constitucion-demandas-historicas-y-contemporaneas/

Comisión Politica Cumbre Agraria: Campesina, Étnica y Popular. (30 de Noviembre de 2015). Agencia Prensa Rural desde Colombia con las Comunidades Campesinas en Resistencia. Recuperado el 11 de Mayo de 2016, de http://prensarural.org/spip/spip.php?article18288

Contexto Ganadero. (31 de Julio de 2015). Gremios rechazan reducción del presupuesto para el agro en 2016. Contexto Ganadero.

Contexto ganadero. (16 de Julio de 2015). Recorte Presupuestal pone en Grves Riesgo cumplimiento de compromisos Minagricultura. Contexto Ganadero.

Cumbre Agraria, c. E., & Nacional, G. (13 de Mayo de 2014). Agencia Prensa Rural desde Colombia con la comunidades Campesinas en Resistencia. Recuperado el 11 de Mayo de 2016, de http://prensarural.org/spip/spip.php?article14156

Gaviria, S. (2014). Plan de Desarrollo Nacional. Bases del Plan Nacional de Desarrollo. Bogotá: Departamento Nacional de Planeación.

MinHacienda. Reducción de presupuesto para el agro es lamentable, según la SAC. Agropecuario. MinHacienda, Bogotá.

Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. (s.f.). Pacto Agrario Hay un campo para Todos. Recuperado el 8 de Mayo de 2016, de https://pactoagrario.minagricultura.gov.co/Paginas/Que-es-el-pacto.aspx

Vargas, J. C. (20 de Marzo de 2014). Todo lo que debes Saber Sobre el Pacto Nacional. (U. d. radio, Entrevistador)


[1] Tomado de: http://prensarural.org/spip/spip.php?article14156 Agencia Prensa Rural Acta de Acuerdos Firmados entre la Cumbre Agraria y el Gobierno Nacional




ricardo blanco 7/1/2019 · #1

muy interesante

+1 +1